FAO.org

Home > In Action > Programa Brasil-FAO > Notícias > Ver
Programa de Cooperação Internacional Brasil-FAO

Desafíos para la equidad de género en la cadena de valor del algodón

Nuevo estudio visibiliza el rol que cumplen las mujeres rurales productoras de algodón, identifica factores de desigualdad y propone recomendaciones en términos de políticas públicas en la perspectiva de equidad en este rubro.

Foto: Max Toranzos/FAO

Santiago de Chile, 8 de marzo 2017 - Es un desafío asegurar la igualdad de género a lo largo de la cadena de valor del algodón y a la vez impedir que se reproduzcan los estereotipos de género, visibilizando el rol de las mujeres en los diferentes eslabones de esta cadena, señaló hoy la FAO. 

Un nuevo estudio publicado por la cooperación internacional entre FAO y Brasil presenta un mapeo de los roles de las mujeres algodoneras en cinco país (Argentina, Bolivia, Colombia, Paraguay y Perú) identificando las áreas de empoderamiento y desapoderamiento que, en mayor y menor medida, afectan su participación en este importante rubro. El estudio aborda el papel de estas mujeres en la cadena de valor del algodón y los factores que potencian las brechas de género, identificando los cuellos de botella que no permiten la plena participación de las mujeres a lo largo de la misma; paralelamente, el estudio integra el análisis sobre el grado de incorporación del enfoque de género en las políticas públicas de desarrollo rural de los países participantes del estudio. 

“Esta información se convierte entonces en una herramienta clave para dialogar con la institucionalidad pública de los países y aportar en la construcción de la agenda de políticas públicas para las mujeres rurales del sector algodonero”, analiza Adriana Gregolin, Coordinadora regional del Proyecto de fortalecimiento del sector algodonero por medio de la cooperación Sur-Sur. 

Según el estudio “Mujeres de Algodón: roles de género y participación en las cadenas de valor en Argentina, Bolivia, Colombia, Paraguay y Perú”, las mujeres rurales del sector participan a lo largo de toda la cadena de valor del algodón, principalmente en el eslabón productivo contando actividades como la preparación del terreno, la siembra, el monitoreo de la cosecha así como en la destrucción del rastrojo y en la elaboración y comercialización de artesanías. 

El documento propone recomendaciones, en particular, en términos de políticas públicas a nivel global y sectorial en cuatro temas: instrumentos y mecanismos para asegurar los derechos de las mujeres rurales; registros de datos estadísticos desagregados por sexo; articulación y capacidad de respuesta interinstitucional; y programas de regulación, subsidios y beneficios al sector algodonero. 

Desigualdades

Según la FAO, en America Latina y el Caribe, 59 millones de mujeres viven en zonas rurales. 20 millones son parte de la población económicamente activa y 4,5 millones son productoras agrícolas. A nivel mundial, estas mujeres trabajan más y ganan menos, un 24% menos que los hombres. 

El estudio identificó diversos factores de desigualdad que afectan directamente a las mujeres  tales como el acceso desigual a la propiedad; el limitado acceso a créditos y esquemas de ayuda financiera; la falta de control sobre las ganancias obtenidas y bajo poder de decisión sobre bienes productivos y de consumo; precaria asistencia técnica  y capacitación; el desarrollo de un doble patrón laboral (la economía del cultivo y la economía no remunerada en largas horas de trabajo en el hogar); la falta de educación formal e informal; baja participación a nivel personal o comunitario en espacios de representación; y las pocas oportunidades de aumentar el valor agregado en el procesamiento de productos de algodón (artesanías) y el a acceso a los mercados. 

Por otro lado, se identificaron buenas prácticas que permiten la participación de las mujeres a lo largo de la cadena, que incluyen desde la selección de variedades y la protección de la biodiversidad; la participación en esquemas de trabajo rural remunerado para suplementar sus entradas; su rol en la transformación del algodón en rama en artesanías y su posterior colocación en el mercado; el empleo de estrategias de producción de algodones orgánicos o algodones con “identidad” para obtener mejores valores en el mercado, entre otros. 

El estudio incluye una revisión bibliográfica sobre las cadenas de valor en el sector rural, el desarrollo de un diseño metodológico cualitativo y participativo y la visita a cada uno de los países donde el Proyecto está en vías de implementación. El estudio presenta un marco contextual de la agricultura familiar y el rol que desempeñan los/as pequeños/as productores/as, bajo los parámetros legales a nivel nacional e internacional que afectan a las mujeres rurales y reflejan su inserción en el sector algodonero.  

El estudio hace parte de las actividades del proyecto de Fortalecimiento del Sector Algodonero por medio de la Cooperación Sur-Sur, llevado a cabo por la FAO, la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC) y el Instituto Brasileño de Algodón (IBA).