Proteger el ganado de familias desplazadas internamente en Sudán

La FAO entrega piensos y vacunas a las personas desplazadas en Sudán occidental.

Datos clave

Financiada por el Fondo Central de Respuesta a Emergencias de las Naciones Unidas (CERF), la FAO colaboró con la Sociedad Protectora de Pequeños Pueblos de Kebkabiya (KSCS) y la organización no gubernamental local SAEKER para proporcionar vacunas, así como un total de 140 Mt de piensos para la protección de los bienes ganaderos de los recién desplazados que viven en campamentos en Sortony y Tawilla en el norte de Darfur.

Según la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), alrededor de 76 000 personas fueron desplazadas recientemente en Darfur durante los primeros seis meses de 2016. La gran mayoría de este desplazamiento fue provocado por el conflicto en el área de Jebel Marra Darfur, que comenzó en enero de 2016. Más de 52 000 desplazados internos de Jebel Marra han llegado a los campos de desplazados internos en Sortony y Tawila en Darfur septentrional desde el comienzo del conflicto.

Distribución de piensos y vacunas
En julio de 2016, la FAO y la Kebkabiya Smallholder Charitable Society (KSCS) iniciaron la distribución de 75 Mt de forraje y piensos suplementarios en Sortony. Además, la FAO y la ONG local SAEKER distribuyeron 65 Mt de forraje y pienso en el campamento de desplazados internos de Tawilla. La alimentación distribuida es suficiente para alimentar 9 500 cabras y burros.

Adam Ali, de 55 años, enfatizó la necesidad de intervenciones ganaderas, en lo que ha demostrado ser un momento difícil para él y su familia. "La comida llegó en el momento adecuado. Nuestros animales, especialmente nuestros burros, se han quedado muy delgados y enfermos debido a la mala calidad y poca cantidad de alimento. Debido a que no hay pastos y los residuos de cultivos son muy limitados, ya he perdido un burro y dos cabras. La alimentación animal proporcionada por la FAO mejorará las condiciones de nuestros animales y evitará que se mueran. También ayudará la pequeña cantidad de sorgo que proporcionamos a nuestros animales con algo de sal y paja", explicó.

La iniciativa fue posible gracias a una donación de 400 000 USD del Fondo Central de Respuesta a Emergencias de las Naciones Unidas (CERF), que permitió la provisión de piensos y vacunas complementarias para el ganado de los recién desplazados en Sortony y Tawilla. La distribución de los piensos fue supervisada por los miembros de los nuevos comités de campamento, formados por 10 beneficiarios de los dos campamentos de desplazados internos.

La importancia de un ganado sano
El ganado sano proporciona un apoyo esencial a los medios de subsistencia para los desplazados que llegan de Jebel Marra. "El ganado de los desplazados debe ser considerado entre sus activos más valiosos. Las familias desplazadas han arriesgado mucho para llevar a estos animales con ellos y su decisión de hacerlo se hizo en un intento de preservar sus activos más valiosos ", dice El Mardi Ibrhaim, Oficial Técnico de la FAO y especialista en ganadería. "Las necesidades de las familias relacionadas con la salud y la productividad de sus animales es una parte importante de una respuesta humanitaria efectiva y holística en Darfur del Norte".

Los burros son una forma importante de transporte y fuente de ingresos, ayudan a las familias a recolectar agua, leña, alimentos silvestres y otros productos forestales. Las cabras sanas producen hasta un 60 por ciento más de carne y leche, lo que garantiza el acceso de las familias a los alimentos, incluidas las proteínas y los micronutrientes. La producción de leche en particular es esencial para las familias más pobres de Jebel Marra para proteger a sus hijos de la desnutrición y para complementar sus dietas.

En las crisis actuales, el apoyo a la producción ganadera puede reducir el retraso del crecimiento, ya que el ganado proporciona a las familias vulnerables una fuente crítica de proteínas de alta calidad, alta biodisponibilidad y micronutrientes esenciales como el hierro, el calcio, la vitamina B12 y el zinc. Estas intervenciones también refuerzan y fortalecen las actividades del sector de la nutrición, aumentando el impacto y el alcance de la distribución general de alimentos.

El derecho a la alimentación y la protección de los medios de vida
Las poblaciones afectadas por desastres tienen derecho a proteger sus medios de subsistencia. La prestación de servicios de apoyo al ganado para las familias desplazadas se sustenta en un enfoque basado en los derechos. Estas intervenciones satisfacen el derecho a la alimentación y el derecho a un nivel de vida, de acuerdo con la Carta Humanitaria y las Normas Mínimas para la respuesta humanitaria.

Con el fin de evitar estrategias no reversibles (por ejemplo, las ventas de ganado productivo en situación de peligro), es esencial apoyar a la población afectada. Para la programación humanitaria en Sudán, la vulnerabilidad de los hogares y las personas que dependen del ganado para su sustento está directamente relacionada con los activos ganaderos. Cuanto mayor sea el valor de los activos ganaderos, mayor será la resiliencia de los hogares para hacer frente al choque de desplazamiento.

Alcanzar hitos importantes
La FAO ha alcanzado importantes hitos en el Estado de Darfur del Norte como resultado de las intervenciones anteriores: 

  • 9 500 asnos fueron vacunados, desparasitados y tratados contra enfermedades epizoóticas y enzoóticas.
  • 11 000 pequeños rumiantes fueron vacunados contra la peste de los pequeños rumiantes, la viruela ovina y la septicemia hemorrágica, desparasitados y tratados contra enfermedades enzoóticas.
  • Se adquirieron y distribuyeron 310 toneladas de alimentos concentrados para animales.
  • Se compraron y distribuyeron 6 toneladas sales minerales para el ganado; y 4 000 mujeres fueron capacitadas en la fabricación y uso de estufas eficientes en combustible.

La FAO sigue abogando por la expansión de las intervenciones sanitarias para asegurar que las necesidades de las familias pastorales en Darfur y el resto de Sudán sean atendidas por la comunidad humanitaria.

Compartir esta página