Gestión sostenible de la captura incidental en la pesca de arrastre de América Latina y el Caribe

Evaluación Socioeconómica de la pesquería de camarón fuera del sur y sudeste de Brasil

Como parte del proyecto REBYC II-LAC en Brasil, se realizó una evaluación socioeconómica de la pesquería artesanal e industrial de arrastre de camarón desde Espírito Santo hasta los estados de Rio Grande do Sul, incluyendo particularmente la identificación de descartes, el posible uso de la captura incidental y el papel de la mujer en la pesca local. El análisis se realizó por género (Figura 1) y se consideró tanto la especie objetivo como las especies de captura incidental. El trabajo se basó en información secundaria existente y en estudios de campo realizados en el Área Protegida Ambiental de Anhatomirim (APAA - Área de Proteção ambiental de Anhatomirim), en el estado de Santa Catarina, uno de los sitios piloto del REBYC. La recopilación de datos primarios tuvo como objetivo complementar los datos existentes y priorizó la investigación del papel de las mujeres en la pesquería de arrastre de camarón.

Click to enlarge
Figura 1. Número de Pescadores y pescadoras en el grupo de edad entre 18 y 39
y 40 y 64 años quienes son beneficiaries del camarón asegurado
por un seguro en el año 2015, por el estado. Fuente: la autora

La investigación evidenció una falta de datos sobre las dimensiones humanas de la pesca de arrastre de camarón en el sudeste-sur de Brasil, en comparación con la cantidad de datos bioecológicos disponibles para la misma región. Los datos son aún más escasos con respecto a la participación de las mujeres. No obstante, la investigación demostró que el papel de las mujeres en esta pesquería es fundamental, especialmente con respecto al uso de la captura incidental. La mayoría de las mujeres trabajan en el negocio de limpieza y procesamiento de pescado, ya que esta es una actividad que les permite participar en la pesca y cuidar del hogar así como criar a los niños al mismo tiempo. Por otro lado, las mujeres dedicadas a este tipo de actividad no tienen un empleo formal y se ven privadas de sus derechos laborales.

Click to enlarge
Figura 2. Pescadora Naca, residente de la comunidad de Canto dos Ganchos
en la municipalidad de Governador Celso Ramos (SC)
Fuente: la autora.

Entre las mujeres pescadoras entrevistadas que trabajan en tierra y en el mar, dos de ellas habían abandonado la pesquería de arrastre de camarón para pescar con redes de enmalle, para conciliar la pesca con el hogar y la atención familiar. Argumentaron que la pesca de arrastre requiere más tiempo en el mar y las rutinas de pesca nocturna, lo que dificulta la conciliación de este tipo de pesca con las actividades domésticas. Una residente de la APAA, la pescadora Nair (Figura 2), conocida como Naca, una líder local reconocida, declaró que se mudó de su ciudad natal para trabajar en la industria de procesamiento de pescado y criar a sus hijos. Diecinueve años más tarde, con sus hijos ya crecidos, regresó a su comunidad, Canto dos Ganchos, y a su ocupación original como pescadora, en tierra y en el mar. "Como la pesca es mi vocación, en las vacaciones siempre ando a pescar", dijo. Los resultados mostraron que cuando el procesamiento del pescado se lleva a cabo en una escala familiar, contribuye sustancialmente a la economía doméstica, aumentando los ingresos familiares y mejorando la seguridad alimentaria, así como la calidad y el precio del pescado vendido. Curiosamente, aunque los datos apuntan a un declive general en la productividad de los recursos (series históricas de rendimientos totales para camarón rosado, camarón siete barbas, camarón blanco, camarón argentino y rojo argentino, de 1965 a 2010), según los residentes de APAA, 2017 fue uno de los mejores años de pesca, "cuando el pescado era más abundante".

Estudios previos han demostrado que en algunos lugares la reducción de la captura incidental debido al uso de dispositivos de reducción de captura incidental (BRD) es percibida negativamente por los pescadores locales, ya que reduce el rendimiento económico del procesamiento de los peces, así como su disponibilidad para el consumo directo. Por lo tanto, comprender cómo la captura incidental funciona como un recurso para la subsistencia y el ingreso adicional, y combinar objetivos sociales con objetivos de conservación son desafíos clave para garantizar el éxito del proyecto REBYC II-LAC en Brasil. Asimismo, es necesario reconocer que la participación de las mujeres en la pesca puede aumentar la autonomía de las comunidades pesqueras para comercializar sus productos, al tiempo que les agrega valor. Además, la venta directa de los pescadores a los consumidores también es ecológicamente positiva, ya que el intermediario ya no puede controlar el precio de venta. Tal como se preconizó en las Directrices voluntarias para el desarrollo sostenible de la pesca artesanal, la investigación ha demostrado que la equidad de género es un principio fundamental para promover la pesca responsable y sostenible y garantizar la seguridad alimentaria y nutricional para las comunidades 

Escrita por: Giovanna C. Barreto, Consultora Ad-hoc

Click to enlarge
Figura 3. Pescadora y la estructura para el procesamiento del pescado construida
en una casa en la Fazenda da Armação, en la municipalidad
de Governador Celso Ramos (SC). Fuente: la autora.
24/05/2018

Compartir esta página