FAO.org

Inicio > En acción > Restablecer de los medios de subsistencia de los agricultores tras graves inundaciones en Serbia

Restablecer de los medios de subsistencia de los agricultores tras graves inundaciones en Serbia

La FAO proporciona paquetes de asistencia agrícola a los agricultores afectados por los desastres en Serbia.

Datos clave

Poco después de las graves inundaciones que azotaron a Serbia en mayo de 2014, el Gobierno de la República de Serbia declaró el estado de emergencia: unas 32 000 personas fueron evacuadas de sus hogares, escuelas, instalaciones sanitarias y tierras agrícolas. La agricultura es la columna vertebral de la economía rural en Serbia, así como una importante fuente de ingresos para la mayoría de la población rural. Los daños y perjuicios al sector agrícola se estimaron en 228 millones de euros. En respuesta a las devastadoras inundaciones, la FAO se asoció con la Unión Europea, el Gobierno de la República de Serbia y otros asociados en la ejecución para lanzar el Programa de Ayuda de la Unión Europea para Alivio de Inundaciones. Por valor de 92 millones de euros, el programa, financiado por la Unión Europea, tiene como objetivo proporcionar una amplia asistencia para el alivio de las inundaciones en Serbia. Hasta la fecha, con 9,5 millones de euros asignados a la recuperación de la producción agrícola, la FAO ha apoyado a unas 34 500 familias campesinas afectadas por las inundaciones de 993 comunidades en 41 municipios de Serbia con paquetes de asistencia. Como resultado, las familias pudieron reiniciar sus actividades agrícolas y reconstruir sus medios de subsistencia.

Los paquetes de asistencia de la FAO a las familias de agricultores afectados por las inundaciones incluían la provisión de semillas de cultivos, árboles frutales, fertilizantes, ganado y piensos, equipos agrícolas y colmenas, así como la construcción de invernaderos y la organización de la reducción del riesgo de desastres y el cambio climático en talleres de agricultura.

"La donación de la UE significó mucho para todos los agricultores de la zona, independientemente del tipo de apoyo y paquete de asistencia que recibieron", afirma el beneficiario Jovan Petrovic.

En el otoño e invierno de 2014 y 2015, la FAO obtuvo y entregó plantones de fruta a unas 2 000 granjas en 30 municipios serbios. Más de 2 millones de plantones de ciruela, cereza, guindas, cañas de frambuesa y zarzamora fueron plantados en huertos de agricultores seleccionados en todo el país, por un valor total de 1,2 millones de euros.

La familia Petrovic – una de tantas beneficiarias
La FAO proporcionó a los productores de fruta en el municipio de Sabac un total de más de 450 000 variedades certificadas de alta calidad de caña de frambuesa, incluyendo Tulameen, Meeker y Polka.

La familia Petrovic es una de los 254 beneficiarios del municipio que solicitó un paquete de asistencia en caña de frambuesa después de que 11 hectáreas de su tierra fueron inundadas en Prnjavor, una ciudad cercana al municipio de Sabac. La familia –Jovan, su esposa Gordana y sus dos hijos Milan e Iván– ha cultivado frambuesas durante años.

Como resultado de los daños causados ​​por las inundaciones, sus cañas de frambuesa se habían secado o estaban completamente destruidas. La familia cría vacas y cerdos y cultiva maíz, soja, trigo y trébol. Sin embargo, su campo de frambuesas de media hectárea se ha convertido en una importante fuente de ingresos. Después de solicitar ayuda, la FAO entregó a la familia 1 800 cañas de frambuesa Tulameen certificados de alta calidad en el otoño de 2014.

Conocidos por sus grandes rendimientos y su sabor dulce, las cañas Tulameen de los Petrovic produjeron seis toneladas de frambuesas cultivadas en 50 acres de tierra. El padre de familia, Jovan Petrovic, dice estar muy satisfecho: "La calidad de las cañas de frambuesa que recibimos fue muy buena, al igual que nuestra producción. Como se trata de la primera cosecha, espero mejores rendimientos y mejores resultados de calidad para las siguientes temporadas. Estoy agradecido a todos los que ayudaron a restaurar nuestra producción de frambuesa después de las inundaciones."

Formación para el futuro
Con el fin de aprender del pasado y prepararse para el futuro y ayudar al desarrollo del programa nacional de gestión del riesgo de desastres, la FAO organizó talleres de capacitación sobre reducción y gestión del riesgo de desastres. Unos 30 participantes, entre ellos profesionales del Ministerio de Agricultura y Protección Ambiental de Serbia, el subdirector interino de la Oficina de Reconstrucción y Alivio de Inundaciones y expertos de la FAO, trabajaron para definir las actividades prioritarias para la reducción del riesgo de desastres y actividades de gestión en el sector agrícola.

"Este taller señala la necesidad de pasar a medidas de resiliencia relacionadas con la agricultura", dijo Olga Buto, responsable de cambio climático de la Oficina Regional para Europa y Asia Central de la FAO. "Ahora que el impacto inicial de la inundación ha pasado, todos miran hacia el futuro y están realmente comprometidos con la prevención, la mitigación y la preparación. Sabemos que cada dólar gastado en prevención y preparación ahorra entre tres y cinco dólares en respuesta a emergencias".

En el otoño de 2016 se lanzó una nueva serie de capacitaciones sobre adaptación al cambio climático en el este de Serbia. En 42 capacitaciones se formará a agricultores de siete municipios sobre cómo adaptar mejor sus cultivos de cereales y forrajes, producción de frutas, ganado y hortalizas, para aprovechar mejor su maquinaria agrícola y mejorar sus prácticas de manejo agrícola y estar más preparados y resilientes frente a las influencias negativas del cambio climático en la agricultura.

Acerca de la ayuda de la Unión Europea para el Programa de Alivio de Inundaciones
En respuesta a las devastadoras inundaciones de mayo de 2014, la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), en colaboración con la FAO, las organizaciones HELP y ABS, el Consejo Danés para los Refugiados (DRC), la Agencia Austríaca de Desarrollo (ADA) Banco Mundial y el Gobierno de Serbia, implementó el Programa de Asistencia de la Unión Europea para las Inundaciones.

La Unión Europea está prestando actualmente la mayor parte de la asistencia para la mitigación de las inundaciones en Serbia, con 92 millones de euros del Instrumento de Preadhesión (IPA) 2012 y el IPA 2014. Los fondos se utilizan para la construcción de nuevas viviendas, la rehabilitación de edificios públicos y la infraestructura, casas particulares y carreteras, así como para la recuperación económica y agrícola de los municipios más afectados por las inundaciones.

Compartir esta página