FAO.org

Inicio > En acción > El inventario forestal de Tanzanía genera datos de referencia esenciales

El inventario forestal de Tanzanía genera datos de referencia esenciales

Tanzanía dispone ahora de una rica información de referencia que puede utilizar para mejorar la ordenación forestal gracias a un nuevo inventario forestal.

Datos clave

A lo largo de dos años, 16 equipos multidisciplinarios recorrieron los bosques de la República Unida de Tanzanía, donde se detuvieron en 3 400 lugares de muestreo, midieron y cartografiaron la superficie forestal y hablaron con la población local. Estos equipos tomaron parte en una de las mayores tareas jamás emprendidas por un país en desarrollo con el objeto de topografiar sus terrenos forestales, llegando a estimar la cuantía de las existencias de carbono. Actualmente, los resultados de ese inventario, ideado y efectuado por la FAO y el Gobierno, ayudan a los científicos y las autoridades responsables a elaborar un plan forestal nacional que se basará en datos biofísicos estadísticamente sólidos, si bien también tendrá la ventaja de permitir entender mejor el uso socioeconómico que hacen las comunidades locales de sus bosques. La información permitirá al Gobierno elaborar políticas más coherentes sobre uso de la tierra y medios de vida basadas en la preparación de más planes de gestión participativa que sirvan para escuchar lo que piensa la población local sobre el cuidado y la protección de los recursos forestales de los que dependen.

La FAO colaboró con las instancias decisorias del país en el ámbito de los bosques y con expertos en recuento y teledetección para diseñar el inventario estableciendo una metodología e instrumentos estadísticamente sólidos para evaluar los resultados y aplicando modelos informáticos que permitan a la República Unida de Tanzanía vigilar las variaciones temporales de las existencias de carbono. Gracias a este estudio, el país dispone al día de hoy de copiosa información de referencia que puede emplear para seguir avanzando.

Los bosques ocupan un tercio de la superficie de la República Unida de Tanzanía. Sin embargo, la deforestación reduce cada año parte de esos recursos, lo cual no solo resta a la población local posibilidades de aprovechar los bosques, sino que eleva las emisiones de dióxido de carbono y, con ello, contribuye al cambio climático. La República Unida de Tanzanía es el primero de los cinco países piloto en emprender estos estudios exhaustivos, mediante los cuales se calcula también el efecto de la deforestación en el carbono almacenado en el suelo forestal. Más adelante se realizarán estudios en el Ecuador, el Perú, Viet Nam y Zambia.

Los equipos multidisciplinarios reúnen datos muy diversos
Los 16 equipos encargados de recopilar los datos del estudio pasaron dos años recorriendo hasta el último rincón del país, reuniendo información y tomando muestras de suelo y de árboles en 3 400 lugares determinados mediante imagines tomadas desde satélites. Los equipos multidisciplinarios estaban integrados por especialistas en especies arbóreas, suelos, cambio climático, medios de vida y género. Por ejemplo, el equipo se percató de que los hombres y las mujeres entienden las cosas de manera distinta, siendo así que las mujeres dan en realidad mayor importancia al papel de los bosques en su vida cotidiana. Este tipo de información es de importancia capital para las autoridades responsables que elaboran planes de ordenación en consulta con beneficiarios participantes en la ordenación y la protección de sus bosques.

Ampliación de la experiencia y los métodos a otros países
En vista de que la República Unida de Tanzanía es el primero de cinco países piloto en realizar este tipo de estudio, hace falta velar por que la información reunida se considere parte de un cuadro más amplio. En ese sentido, la FAO, en colaboración con los países, contribuyó a la elaboración de instrumentos encaminados a adaptar los métodos en función de las necesidades de cada país, pero también a normalizar y armonizar las metodologías a fin de que la información pueda analizarse en los distintos países.

NAFORMA también colabora con el Programa de colaboración de las Naciones Unidas para reducir las emisiones debidas a la deforestación y la degradación forestal (ONU-REDD). En lo que respecta al futuro, disponer de datos de referencia sobre las existencias de carbono en los bosques y el suelo facilitará la participación de la República Unida de Tanzanía en el mecanismo REDD+ propuesto por ONU REDD. REDD+ efectuará pagos a los países en función de sus avances en la disminución de la deforestación o la degradación forestal, lo cual a su vez aumentará su retención de carbono. La abundante información aportada por el estudio también contribuirá al establecimiento de programas más sostenibles de ordenación forestal que incorporen en los planes forestales nacionales el mantenimiento de los medios de vida rurale.