FAO.org

Inicio > En acción > Plataforma de Territorios Inteligentes > Componentes > Sostenibilidad sistémica > Introducción
Plataforma de Territorios Inteligentes

Sostenibilidad sistémica

 

Apoyamos inversiones integradas que propicien el desarrollo a largo plazo del territorio, al abrir el foco estratégico desde la sostenibilidad económica hasta la sostenibilidad social y medioambiental.

Introducción

Tal como se definió en el Informe Brundtland de la ONU (1987), el desarrollo sostenible es aquél capaz de atender a las necesidades actuales sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer las suyas, y capaz de garantizar el equilibrio entre crecimiento económico, cuidado del medio ambiente y bienestar social. Ese triple equilibro del desarrollo sostenible (económico, ambiental y social) es lo que se conoce como la Triple Vertiente de la Sostenibilidad. Como principal pilar, la apuesta por la sostenibilidad en todas sus vertientes informa la arquitectura esencial de este modelo de desarrollo rural con enfoque territorial. Los territorios sostenibles y responsables socialmente, consideran bajo el término “competitividad” no sólo la competitividad privada o sectorial sino la competitividad de todos los actores y de todos los sectores del territorio, partiendo del principio de que una productividad social alta permite incrementar no sólo la calidad de vida de sus habitantes, sino, además, la posición estratégica del territorio en el actual marco global.

Este capítulo aborda brevemente el marco general y conceptual de la triple vertiente de sostenibilidad, y de la competitividad sistémica, desde la perspectiva del desarrollo rural. Este marco conceptual, se ilustran con experiencias concretas y buenas prácticas de países que constituyen verdaderos referentes. A continuación, a modo de ejemplo, se esboza el modelo desarrollo sostenible y de economía social de mercado que se ha propuesto la Unión Europea para la próxima década. 

En segundo lugar, se describen los desafíos para el desarrollo sostenible y competitivo de la región de América Latina y Caribe, y las grandes orientaciones y planes de inversión de las iniciativas regionales en marcha. Posteriormente, se profundiza en la importancia de incorporar en la planificación, gestión y evaluación de las inversiones en el territorio, metodologías que permitan evaluar ex - ante y ex - post la sostenibilidad económica, social y medioambiental de las actuaciones. Finalmente, con el objeto de medir los avances e informar mejor las decisiones para el desarrollo sostenible,  se concluye con una propuesta de indicadores tanto de impacto como de resultado a considerar, cuando se evalúa la sostenibilidad de las intervenciones en el territorio en términos económicos, ambientales y sociales. Se concluye con la definición del Índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial como posible referente para medir la competitividad sistémica que todo territorio puede alcanzar. 

Compartir esta página