FAO.org

Inicio > En acción > projects > Facilitar el desarrollo de capacidades para la innovación agrícola > Antecedentes
Facilitar el desarrollo de capacidades para la innovación agrícola

Promoviendo la innovación agrícola en los trópicos

Para alimentar una población en crecimiento y enfrentar el desafío del cambio climático, la producción agrícola debe intensificarse en una manera sostenible, y la innovación es la clave para que esto ocurra. Una intensificación sostenible de la agricultura es particularmente necesaria en los trópicos, donde la FAO está involucrada a través de la Plataforma de la Agricultura Tropical (TAP).

Iniciada por el G-20 y generosamente financiada por la Unión Europea, la TAP tiene como enfoque principal el desarrollo de capacidades a nivel de país para la innovación agrícola en los trópicos, donde se localizan la mayoría de los países en desarrollo y donde la brecha de capacidades es especialmente amplia. Para cerrar esta brecha, la TAP tiene como objetivo sentar las bases para las innovaciones agrícolas que cubran las demandas de sus usuarios principales – pequeños agricultores, agronegocios de pequeña y mediana escala y los consumidores.

Para alcanzar este objetivo, la TAP ha adoptado la llamada perspectiva sobre Sistemas de Innovación Agrícola (SIA), actuando como un mecanismo dinámico de facilitación multilateral que permita una mayor coherencia y mayor impacto de las intervenciones en el Desarrollo de Capacidades (DC) en los SIA.

El G-20 estable la TAP

Para consolidar los diferentes enfoques de los sistemas de innovación agrícola, los socios de la TAP han aprobado el Plan de Acción de la TAP, el cual incluyó en el 2015 el desarrollo de un Marco Común sobre DC para los SIA. En Enero del 2016, siguiendo un proceso minucioso y altamente participatorio, los socios de la TAP aprobaron el uso del Marco Común por sus socios y otros interesados.

Los conceptos y principios del Marco Común de la TAP están siendo ensayados en ocho países ubicados en África (Angola, Burkina Faso, Etiopía, Ruanda), Asia (Bangladesh, Laos) y América Central (Guatemala, Honduras), como parte de una iniciativa llamada Desarrollo de Capacidades para los Sistemas de Innovación Agrícola o CDAIS (por sus siglas en inglés).

La aplicación del Plan de Acción de la TAP y el trabajo llevado al cabo en ocho países se han hecho posibles gracias a la contribución financiera de la Unión Euroea al proyecto CDAIS, a la FAO mediante la participación de su personal, al Gobierno alemán mediante la participación de un Oficial Asociado y a los Socios de la TAP que han participado en el Comité Directivo y en los varios grupos de trabajo.