FAO.org

Inicio > En acción > projects > Facilitar el desarrollo de capacidades para la innovación agrícola > Antecedentes > Agricultura sostenible creciendo en los trópicos
Facilitar el desarrollo de capacidades para la innovación agrícola

Alcanzando una agricultura más sostenible y productiva

Para alimentar una población mundial en crecimiento, de la cual se predice que alcanzará 9 billones de personas para el 2050, la FAO estima que la producción agrícola debe incrementar en un 70 por ciento a nivel global, y casi en un 100 por ciento en los países en desarrollo. 

Pero nuestros recursos naturales son limitados, y los beneficios en la producción agrícola no pueden ser obtenidos de la misma forma que en el pasado, de lo contrario los efectos negativos pondrán en riesgo el potencial productivo de la agricultura. 

Para incrementar los rendimientos y proteger el medio ambiente, y a la vez afrontar una serie de retos de la agricultura del siglo 21, siendo el cambio climático el principal de ellos, debemos producir más con menos: un cambio mayor hacia una intensificación sostenible de la agricultura es necesario.

La innovación es la clave

Algunas de las tasas más altas de crecimiento poblacional a nivel mundial se predicen que ocurrirán en las áreas rurales de los países en desarrollo, los cuales dependen altamente de la agricultura y donde el hambre y la mal nutrición están ampliamente expandidas. 

Usualmente visto como parte del problema, estas áreas poseen un potencial importante para erradicar la pobreza y lograr la seguridad alimentaria: su población, la mayoría de la cual son agricultores familiares, especialmente pequeños agricultores.

Los agricultores familiares pueden rápidamente moverse hacia una agricultura más productiva y sostenible, siempre que los ingredientes correctos se apliquen, y si la agricultura puede proveer una nueva generación con una perspectiva de una agricultura rentable.

La innovación es la clave para ayudar a la agricultura a crecer de una manera sostenible y afrontar sus principales retos en el siglo 21.