FAO.org

Inicio > Themes_collector > Pueblos Indígenas > Nuestros pilares > Juventud indígena > Declaración de Roma
Pueblos Indígenas

DECLARACIÓN DE ROMA SOBRE LA CONTRIBUCIÓN DE LOS JÓVENES INDÍGENAS HACIA UN MUNDO SIN HAMBRE

Reunión preparatoria del Caucus Global de Jóvenes Indígenas hacia la 16º Período de Sesiones del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas y 10 años después de la adopción de la Declaración de Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas, de 5 al 8 de abril de 2017, Roma, Italia.

Los jóvenes indígenas de las siete regiones socioculturales de (i) África; (ii) Asia; (iii) América del Norte; (iv) Centroamérica, América del Sur y el Caribe; (v) El Ártico; (vi) El Pacífico; y (vii) Europa del Este, Rusia, Asia Central y Transcaucasia, nos reunimos en Roma el 8 de abril de 2017 en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). 

Acogemos con beneplácito la conmemoración del décimo aniversario de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (DNUDPI), que consideramos un importante momento en que los Pueblos Indígenas, los Estados Miembros, y las Agencias y Programas de Naciones Unidas evalúen los avances y desafíos que subsisten en su aplicación a todos los niveles, especialmente en la situación de la niñez y juventudes indígenas. 

Destacamos los avances a nivel nacional e internacional en el reconocimiento de los derechos individuales y colectivos de los Pueblos Indígenas, así como la generación de espacios de consulta y diálogo con los Estados y organismos de las Naciones Unidas, como son: Foro Permanente de Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas (FPCI), El Mecanismo de Expertos sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, y la Relatoría especial sobre los derechos de los pueblos indígenas.

Reafirmamos que los derechos de la juventud indígena están vinculados a los derechos colectivos de nuestros pueblos, incluyendo la profunda relación con nuestros territorios, la transmisión del conocimiento ancestral y la espiritualidad. 

Agradecemos el reconocimiento del Caucus Global de Jóvenes Indígena (CGJI) como instancia de participación, reunión y articulación de los procesos organizativos de la juventud indígena de las siete regiones socioculturales del mundo ante el sistema de las Naciones Unidas.

Reconocemos y agradecemos los esfuerzos de la FAO por su valioso apoyo en la realización de la exitosa reunión preparatoria del caucus de jóvenes indígenas previo a la 16ª sesión del FPCI. Agradecemos la oportunidad y la apertura para trabajar con la juventud indígena, felicitamos a la FAO y a su personal por estas iniciativas. Esta reunión fue la oportunidad para evaluar la implementación de la DNUDPI desde la perspectiva global de la juventud indígena a los 10 años de su adopción, y ha sido la oportunidad de reflexionar sobre los principios de la juventud indígena hacia un mundo sin hambre. 

Agradecemos al Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe – FILAC el apoyo  para la sistematización de la información a través de los representantes de la región de América Latina.  

A. Sobre la implementación de la DNUDPI, el CGIJ recomienda:

1. Instamos a los Estados Miembros a reconocer los derechos de los Pueblos Indígenas en el marco de los Derechos Humanos y obligaciones de la Carta de Naciones Unidas, independientemente del número poblacional de pueblo en cuestión. El criterio de auto-identificación a un Pueblo Indígena es el principal criterio para determinar la pertenencia al pueblo, los Estados Miembros deben reconocer el criterio de auto-identificación. 

2. Instamos a los Estados Miembros a reconocer el derecho consuetudinario de los pueblos indígenas sobre sus territorios y los lazos ancestrales con nuestras tierras y territorios; nosotros, los jóvenes indígenas, somos los actuales y futuros custodios de nuestras tierras y territorios.

3. Recomendamos que los jóvenes indígenas sean identificados como titulares de los derechos en relación con la consulta y el consentimiento libre previo e informado (CLPI). La implementación de la consulta y el CLPI debe ser realizada considerando cada generación indígena, para incluir todos los puntos de vista. Todas las prácticas y métodos para realizar la consulta y obtención del CLIP deben considerar las formas de participación generacional construidas por esos pueblos y sociedad en cuestión. Estos procedimientos deben incluir siempre la participación y mención de la juventud, para incluir la posición de la juventud indígena. 

4. Recomendamos establecer en el proceso de consulta, según la estructura de los pueblos indígenas en cuestión, mecanismos fraccionados e independientes que aseguren la participación de los jóvenes indígenas en las tomas de decisiones que afectan a los pueblos indígenas. Estas decisiones tienen un mayor efecto temporal en los jóvenes indígenas porque tienen efecto en el presente, como en el futuro cercano. 

5. Recomendamos a los Estados Miembros y Agencias de Naciones Unidas la generación de datos desagregados e indicadores específicos de la juventud indígena en temas de acceso a la tierra y al territorio, salud, alimentación, educación y participación. En esta tarea, recomendamos establecer mecanismos para que los jóvenes indígenas puedan monitorear el estado de la implementación de la DNUDPI.  

6. Instamos a los Estados Miembros y Organismos de las Naciones Unidas aseguren el derecho de los pueblos indígenas a mantener, controlar, proteger y desarrollar su patrimonio cultural, Conocimientos Tradicionales y las Expresiones Culturales Tradicionales, así también el derecho a controlar su propiedad intelectual sobre dicho patrimonio cultural. Los Estados Miembros deben desarrollar legislación y programas con el objetivo de proteger y asegurar el control de los Pueblos Indígenas sobre sus Conocimientos Tradicionales, en consulta con los mismos Pueblos Indígenas y sin causar conflicto con el derecho consuetudinario indígena. Esta protección debe asegurar la transmisión de Conocimientos Tradicionales a las nuevas generaciones.  

7. Instamos a los Estados Miembros a reconocer el importante valor entre la juventud indígena y los Conocimientos Tradicionales para preservar la identidad cultural de los Pueblos Indígenas. Instamos a los Estados Miembros y Organismo de Naciones Unidas garantizar el control de los Pueblos Indígenas sobre sus Conocimientos Tradicionales para lograr una efectiva transferencia intergeneracional de sus conocimientos, sin riesgo de apropiación o utilización indebida por parte de terceros. La utilización de la escritura, documentación, videos, audios, particularmente sobre la curación tradicional, recolección de plantas, producción de alimentos tradicionales, es vital para la preservación de los Conocimientos Tradicionales.   

8. Recomendamos a los Pueblos Indígenas establecer y elaborar protocolos locales que orienten el acceso a los Conocimientos Tradicionales.

9. Recomendamos a los Estados Miembros la creación de oportunidades en los territorios indígenas asegurando el derecho al desarrollo social, cultural y económico de los jóvenes indígenas. Los programas de creación de oportunidades deben asegurar las ocupaciones ancestrales propias de los Pueblos Indígenas. 

10. Instamos a los Estados Miembros garantizar la igualdad de oportunidades laborales dignas, que garanticen los derechos laborales, libres de discriminación y con protección social integral para los jóvenes indígenas que viven en zonas urbanas.  

11. Recomendamos a los Estados Miembros, los Organismos de las Naciones Unidas y las Organizaciones No Gubernamentales identificar, mediante un estudio, programas de empleo culturalmente apropiados para jóvenes indígenas de las siete regiones socioculturales. Los resultados y conclusiones del estudio deben comunicarse a los pueblos indígenas a través de sus redes. Los Estados Miembros, los Organismos de las Naciones Unidas y las Organizaciones No Gubernamentales deben crear programas de empleo culturalmente apropiados para la juventud indígena. 

12. Recomendamos a los Estados Miembros y los Organismos de las Naciones Unidas crear programas para el desarrollo de capacidades sobre los derechos de los pueblos indígenas y de los jóvenes indígenas particularmente para empoderar a la juventud indígena. 

13. Recomendamos que los Estados Miembros, los Organismos de las Naciones Unidas y las Organizaciones No Gubernamentales, en cooperación los medios indígenas, creen programas para el desarrollo de capacitación para el periodismo indígena. En este sentido, también desarrollar programas de capacitación y guías para medios no indígenas sobre las obligaciones y responsabilidad de no discriminación aseguradores en DNUDPI. 

B. Sobre la aplicación de la Agenda 2030, el CGIJ recomienda:

1. Recomendamos a los Estados Miembros y los Organismos de las Naciones Unidas que en la implementación de la Agenda 2030 a nivel nacional, sean consideradas las necesidades específicas de los jóvenes indígenas, mediante la creación de indicadores específicos para Pueblos Indígenas y jóvenes indígenas, recopilación de datos a través de la participación de la juventud indígena. Los indicadores y datos deben utilizarse para medir el impacto del Agenda 2030.

2. Recomendamos que los jóvenes indígenas reciban la igual oportunidad de participación efectivamente en la implementación y monitoreo de la Agenda 2030. La participación debe ser garantizada tanto a nivel local, nacional, regional e internacional. Además, instamos al FPCI alentar a los Estados Miembros garantizar que los jóvenes estén suficientemente involucrados en el proceso de la implementación de la Agenda 2030.

3. Recomendamos que los datos sobre la juventud indígena sean elaborados de forma desagregada. Los datos deben considerar y utilizar los indicadores específicos para la juventud indígena en todos los estudios y estadísticas sobre la implementación de la Agenda 2030. 

4. Recomendamos a los Estados Miembros y los Organismos de las Naciones Unidas establecer una metodología de implementación y monitoreo que asegurar la participación de los jóvenes indígenas en la implementación de la Agenda 2030. 

5. Recomendamos a los Estados Miembros y los Organismos de las Naciones Unidas que tomen medidas para asegurar que los pueblos indígenas tengan control sobre la transferencia y uso de sus Conocimientos Tradicionales. Mediante este reconocimiento, los pueblos indígenas aseguran sus derechos al desarrollo, salud y cultura, acabando con la pobreza y asegurando su rol como guardianes de la Madre Tierra en el marco de la Agenda 2030. 

6. Recomendamos a los Estados Miembros y los Pueblos Indígenas invertir en iniciativas de la juventud relacionadas empoderamiento económico basadas en la agricultura indígena, proporcionando capacitación para el desarrollo del emprendimiento sostenible. Estos proyectos aumentan la conciencia y la identidad cultural de los jóvenes, contribuyendo a la transferencia de conocimientos agrícolas tradicionales.

C. Sobre el trabajo de FAO, el CGIJ recomienda a FAO:

1. Recomendamos la creación de un Foro Consultivo Global de Jóvenes Indígenas en la FAO para Eliminar el Hambre (FCJI), en coordinación con el CGJI, el FCJI tendrá el mandato de:

A) presta asesoramiento especializado en la ejecución de los programas de la FAO que afectan a los derechos de los jóvenes indígenas,

B) promover la participación de los jóvenes indígenas en las actividades de la FAO desde el nivel nacional, regional e internacional,

C) crear conciencia sobre los derechos de los pueblos indígenas, en particular sobre los derechos de los jóvenes, hacia un mundo sin hambre.

2. Recomendamos que el FCJI tenga lugar en conexión con los Comités de Alto Nivel que tienen lugar en la FAO, con los Estados Miembros de las Naciones Unidas, en temas que les afectan a los jóvenes indígenas, para llevar a cabo debates sobre políticas en materia de seguridad alimentaria, agricultura, pesca, silvicultura y recursos genéticos de plantas.

3. Recomendamos que el FCJI establezca vínculos y participe en la labor del Comité Mundial sobre Seguridad Alimentaria (CMSA) y en el Tratado Internacional de Recursos Fitogenéticos (TIRF).

4. Recomendamos llevar a cabo un estudio, en colaboración con el CGJI, sobre la situación mundial de los sistemas alimentarios indígenas, la transmisión de Conocimientos Tradicionales y juventud indígena.

5. Recomendamos que, en colaboración con el CGJI, desarrollen de datos desagregados sobre la juventud indígena para evidenciar las necesidades, aspiraciones, desafíos y preocupaciones de la juventud indígena.

6. Recomendamos prestar asistencia técnica a la juventud indígena para la creación de sistemas de recolección de datos sobre los sistemas de alimentos indígenas, identificando los cambios e innovaciones en los sistemas alimentarios hacia la seguridad alimentaria.

7. Recomendamos iniciar el trabajo sobre la Inseguridad Alimentaria Indígena mediante la inclusión de una sección dedicada en la Publicación de Alto Nivel sobre el Estado de la Inseguridad Alimentaria (PEIA), sobre la inseguridad alimentaria de los jóvenes indígenas.

8. Recomendamos la creación de programas de capacitación para la juventud indígena sobre la Consulta y el Consentimiento Libre, Previo e Informado a nivel local, nacional, regional e internacional. 

9. Recomendamos la creación de programas de capacitación para jóvenes indígenas sobre las Directrices Voluntarias sobre la Gobernabilidad Responsable de la Tenencia de Tierras, Pesquerías y Bosques en el Contexto de la Seguridad Alimentaria Nacional, con la cooperación del CGJI. 

10. Felicitamos a la FAO por el establecimiento de un programa de pasantías para jóvenes indígenas. Destacamos la importancia de este programa que permite el desarrollo y fortalecimiento de habilidades de la juventud indígena. Recomendamos que el programa asegure: 

  • igualdad de género;
  • abarcando el trabajo en las siete regiones socio-culturales;
  • auto-identificación como miembro indígena; y 
  • participación del CGJI en el diseño del programa de pasantías en las oficinas regionales.

Las juventudes indígenas reconocemos las luchas y reivindicaciones históricas de nuestros pueblos. La lucha iniciada por nuestras abuelas y abuelos dieron como resultado la adopción de la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, la cual contiene las demandas y prioridades básicas para una vida digna. Hoy, nosotros, los jóvenes indígena, asumimos la tarea fundamental hacer reales y posible estos derechos en todos los niveles en la búsqueda de un mundo para todas y todos en vida armoniosa con la Madre Tierra.