FAO.org

Inicio > Apoyo a las inversiones
Apoyo a las inversiones

Invertir en agricultura transforma vidas al reducir el hambre y la pobreza, crear empleos y aumentar la resiliencia de las personas frente los desastres y las crisis. Con el fin de mejorar los medios de subsistencia rurales, elevar los ingresos y proteger el medioambiente, la FAO ayuda a los países a promover un entorno propicio para más y mejores inversiones en  seguridad alimentaria, nutrición y desarrollo agrícola y rural. El apoyo de la FAO incluye la formulación, ejecución, supervisión y evaluación de planes, programas y proyectos de inversiones agrícolas. La FAO asesora a los gobiernos sobre políticas y legislación, facilita el diálogo sobre políticas entre el sector público y el privado, y realiza análisis sectoriales y estudios de cadenas  de valor para apoyar la toma de decisiones relativas a la inversión. Refuerza las capacidades nacionales de inversión agrícola, proporcionando directrices e instrumentos, fortalecimiento institucional y apoyo al aprendizaje. La FAO también recurre  a los mecanismos de financiación, como por ejemplo el Fondo para el Medioambiente Mundial (FMAM), para abordar problemas ambientales y realizar inversiones más sostenibles.

El papel de la FAO en el apoyo a la inversión

Áreas de trabajo


Apoyo a programas de inversión

Asesorar a los países en el diseño, ejecución y evaluación de planes, programas y proyectos de inversiones


Apoyo a políticas de inversión

Facilitar el diálogo sobre políticas entre diversos actores implicados, así como la experiencia técnica para la formulación de políticas


Promoción y Facilitation

Fortalecer las relaciones con los inversores, fomentar asociaciones estratégicas, promover el diálogo para ayudar a los países a tomar mejores decisiones en materia de inversiones


Difusión de conocimientos y aprendizaje

Difundir publicaciones, intrumentos e información estadistica, además de auspiciar redes y eventos de intercambio de conocimiento

Casos de éxito

Programa general para el desarrollo de la agricultura en África (CAADP)

Dentro de su asistencia global a África, el Centro de Inversiones de la FAO ha estado apoyando la implementación del CAADP (Comprehensive Africa Agriculture Development Programme, CAADP, en inglés), el marco agrícola estratégico de la Unión Africana y de la Nueva Alianza para el Desarrollo de África (NEPAD). El Centro de Inversiones ha ayudado a movilizar apoyo político y financiero internacional y local para el CAADP. Unos 30 países y tres comunidades económicas regionales se han beneficiado de la asistencia para las políticas, planificación de inversiones, desarrollo de capacidades y movilización de recursos. El Centro de Inversiones también ha ayudado a nueve países a obtener fondos del Programa Mundial para la Agricultura y la Seguridad Alimentaria (GAFSP).

Aprovechar al máximo el Programa General para el Desarrollo de la Agricultura en África (CAADP).Como parte de la asistencia general de la FAO a África, el Centro de Inversiones ha apoyado la planificación del Programa general para el desarrollo de la agricultura en África (CAADP), el marco estratégico agrícola de la Unión Africana y la Nueva Alianza para el Desarrollo de África (NEPAD). Treinta países y tres comunidades económicas regionales se han beneficiado de asistencia para formulación de políticas, planificación de inversiones y desarrollo de capacidades. El Centro de Inversiones también ha asesorado  a nueve países en la obtención de recursos del Programa Mundial de Agricultura y Seguridad Alimentaria (GAFSP), cinco países de África y el resto de la región de Asia y el Pacífico.

Diálogo sobre políticas público-privado. Cuando Ucrania introdujo cuotas de exportación de granos en 2008, la mayoría de los inversionistas comenzaron a retroceder o a limitar sus actividades de inversión en el país. Un grupo de trabajo en torno al grano, activo e influyente, establecido con el apoyo de la FAO y del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD), ayudó a aumentar la transparencia en el sector del grano a través de un mejor intercambio de información entre el Gobierno y los privados. Esto llevó a eliminar las barreras a la exportación. Se estima que la intervención generó 1 000 millones de dólares EEUU de inversión adicional en el sector del grano. Esta experiencia en facilitar la formulación de políticas se ha transferido a otros países y sectores.