Nuestro trabajo por países

Invirtiendo los conocimientos de la FAO en el terreno

El Centro de Inversiones reúne equipos multidisciplinarios para trabajar en nombre de los países y en colaboración con nuestros socios de inversión, donantes y otras partes interesadas. Los programas y proyectos en los que estamos participando actualmente tienen lugar en unos 100 países.

Los perfiles ilustrados a continuación muestran los tipos de inversión en agricultura y desarrollo rural que los gobiernos, donantes e instituciones financieras están realizando y la diversidad de nuestro trabajo. Los siguientes programas ilustran la diversidad del trabajo del Centro de Inversiones. 

Asia y Pacífico

Europa y Asia central

América Latina y el Caribe

Cercano Oriente y África del Norte

África subsahariana

 

Asia y Pacífico

©FAO/Joerg BoethlingIndia
Mientras el nivel económico general de India está creciendo rápidamente, el crecimiento del sector agrícola se encuentra en declive. La mayoría de los pobres de India siguen viviendo en zonas rurales y dependen de la agricultura para subsistir. Por consiguiente, el aumento de la productividad agrícola sigue siendo crucial para reducir la pobreza.

En la actualidad, los esfuerzos del Centro de Inversiones en nombre de India están principalmente centrados en la planificación y gestión de los recursos hídricos mediante el desarrollo de un proyecto nacional para la promoción del uso sostenible y efectivo del Sistema de información hidrológica de India por parte de los sectores público y privado. El Centro de Inversiones también está ayudando a tres estados a reformar y reestructurar su gestión de los sectores hídricos: Rajasthan, Madhya Pradesh y Tamil Nadu. En Rajasthan, cuna del Gran desierto indio (Thar) y la cordillera Aravalli, esto implica hacer hincapié en el desarrollo y gestión sostenible de los recursos hídricos subterráneos y de superficie. En Madhya Pradesh, la atención se centra en mejorar la productividad de los recursos hídricos en la cuenca de cuatro ríos abarcando múltiples sectores: riego y drenaje, control de inundaciones, industria, agua potable, etc. El objetivo es establecer un sistema de información integrado para la agricultura de riego. En el estado de Tamil Nadu situado en la costa sureste del país, se está realizando un notable esfuerzo para modernizar los sistemas de riego que cubren más de 600 000 hectáreas en 63 subcuencas, además de mejorar la cooperación entre múltiples organismos dedicados al riego. Otros proyectos adicionales en Karnataka y Andhra Pradesh están permitiendo a los grupos de usuarios asumir la responsabilidad de la construcción de un depósito de agua.

El Centro de Inversiones también está contribuyendo a la reducción de la pobreza a través de un proyecto nacional para reforzar la orientación del mercado y la modernización del sector agrícola de India. Estamos apoyando los esfuerzos para permitir que las comunidades tribales dependientes de los bosques en Andhra Pradesh puedan gestionar mejor sus recursos forestales. En Assam, el estado más al noreste de India, estamos colaborando con los esfuerzos para estimular el crecimiento de la economía agrícola aumentando el rendimiento de las cosechas, la pesca y los productos ganaderos. Una iniciativa en Madhya pretende ayudar a los pobres a crear sus propias organizaciones con una base comunitaria (grupos de autoayuda, comités para el desarrollo de las aldeas, colectivos de productores, etc), para poder movilizar el conjunto de sus recursos y reforzar la capacidad y las operaciones comerciales.

Reforzar las capacidades de las comunidades tribales en Madhya Pradesh, Bihar y Orissa a través de una autogestión sostenible de sus recursos naturales mejorará los ingresos de las familias tribales, especialmente de la mujeres. En la densamente poblada Uttar Pradesh, los niveles de sales solubles en el suelo impiden el crecimiento de las plantas. Un proyecto en esta zona tiene como objetivo invertir de forma sostenible la tendencia a la degradación de la tierra consiguiendo una mejora de la productividad agrícola en una zona de 130 000 hectáreas.

El Centro de Inversiones también colaboró en un proyecto para mejorar la gestión sostenible de los recursos marinos de la Bahía de Bengala, cuya responsabilidad se reparte entre ocho países costeros, incluida India.

Programas y proyectos en curso
3,8 mil millones de USD.
3,1 mil millones de USD en préstamos, créditos o donaciones del Banco Mundial, FIDA, PMA y otros donantes bilaterales (Noruega, Suecia y el Reino Unido)

©FAO/Hoang Dinh NamViet Nam
Desde mediados de la década de los 90 se ha reducido a la mitad el nivel de pobreza en Vietnam. Teniendo en cuenta que el 70 por ciento de la población vietnamita depende de la agricultura para subsistir, el desarrollo agrícola ha sido un factor fundamental de este éxito.

Nuestro trabajo en el país incluye el diseño de estrategias para situaciones de emergencia y esfuerzos para continuar con la reducción de la pobreza. Por ejemplo, Vietnam fue el país más gravemente afectado por la gripe aviar. El Centro de Inversiones, junto con los colegas de la Dirección de Producción y Sanidad Animal de la FAO, está participando en la aplicación de un proyecto para propulsar la recuperación del sector de las aves de corral del país y hacer frente al brote de enfermedades. Vietnam es un país expuesto a desastres naturales, especialmente a inundaciones y tormentas, que suelen poner en peligro sus recursos agrícolas. El Centro de Inversiones está supervisando los esfuerzos para ayudar a Vietnam a fortalecer su sistema de prevención, preparación, mitigación y recuperación ante desastres naturales. Para sacar al resto de la población de la pobreza, el Gobierno se está centrando en las comunas más pobres de las regiones montañosas más remotas, donde residen la mayoría de grupos étnicos minoritarios de Vietnam. Gracias a un programa que el Centro de Inversiones contribuyó a desarrollar, Vietnam pretende mejorar la producción agrícola y las actividades de generación de ingresos en estos entornos. El Centro de Inversiones está ahora evaluando ese programa para preparar la implementación de las siguientes fases. También hemos estado apoyando un esfuerzo, que empezó hace cuatro años y está concluyendo ahora, para mejorar la competitividad de los pequeños productores agrícolas en ocho provincias centrales. Este proyecto se centra en la modernización de la tecnología agrícola y la creación de asociaciones determinadas por la demanda con los siguientes objetivos: mejorar la cadena de valor y crear redes; proporcionar la infraestructura pública esencial y gestionar de forma efectiva el conjunto del proyecto.

Programas y proyectos en curso
Un total de mil millones de USD de inversiones,
de los cuales 659 mil millones de USD en forma de préstamos, créditos o donaciones del Banco Mundial, FIDA y donantes bilaterales del FMAM (Finlandia, Alemania, Japón, Luxemburgo y Países Bajos, entre otros.)

Europa y Asia central

Tayikistán
Tayikistán tiene la mayor tasa de pobreza de todos los países de la Comunidad de Estados Independientes (CEI). Se considera que casi dos tercios de los 7 millones de habitantes del país son pobres o viven con menos de 2,15 USD al día, y el 76 por ciento vive en zonas rurales. Este país es un importador neto de alimentos y combustible y es particularmente vulnerable a la subida de los precios de los alimentos.

El apoyo a los esfuerzos de Tayikistán para aumentar la seguridad alimentaria y reducir la pobreza es uno de los objetivos primordiales de las actividades que lleva a cabo en la actualidad el Centro de Inversiones. El Centro de Inversiones proporcionó asistencia para la identificación, diseño y evaluación de los programas de inversión en seguridad alimentaria, los cuales han propiciado el desarrollo de una estrategia nacional de seguridad alimentaria hasta el 2015. El Centro de Inversiones ha contribuido a la preparación de un programa para reducir la pobreza entre los productores de algodón en las áreas con bajos ingresos de Tayikistán mediante la eliminación de la deuda, la mejora del entorno normativo y el aumento de la producción de algodón y de la rentabilidad. Además hemos contribuido a diseñar el financiamiento para la adquisición de semillas, que permitirá la realización de pagos inmediatos a los cultivadores de algodón.

El Centro de Inversiones también están supervisando proyectos orientados a mejorar la gestión de recursos hídricos en el valle de Fergana y organizando otras actividades de rehabilitación de las infraestructuras de riego con miras a movilizar recursos financieros adicionales.
 
El Centro de Inversiones ha contribuido a reforzar la capacidad nacional de respuesta y preparación ante la gripe aviar gracias a una mejor coordinación entre los diversos ministerios y organismos donantes. El trabajo realizado ha reforzado los esfuerzos para proporcionar apoyo a las agroempresas y al sector financiero privado en Tayikistán, a la vez que a la Reconstrucción de la gestión empresarial (TurnAround Management) y al Programa de servicios de asesoramiento empresarial mediante el fomento de las actividades empresariales y el refuerzo del sector de servicios financieros de Tayikistán.

El Centro de Inversiones ayuda a los agricultores de las montañas del Pamir a afrontar el cambio climático y mejorar su modo de vida mediante la cría de cabras de cachemira, la gestión sostenible de los pastizales y el desarrollo de la cadena de valor y los vínculos con el mercado de la cachemira.

En la actualidad se están llevando a cabo estudios informativos como base para un programa que aproveche el potencial agrícola de la cuenca superior del Amu Darya (confluencia de los ríos Panj y Vakhsh), situada en el punto de encuentro entre siete países, incluido Tayikistán. De este modo se intercambiará información a través de Internet y se mejorará el ganado de cabras de cachemira, además de la producción, comercialización y rentabilidad de los productos de cachemira asegurando así la protección del ecosistema alpino.

Programas y proyectos en curso
95 millones de USD,
de los cuales 86 millones en préstamos, créditos o donaciones del Banco Mundial, BERD, FIDA y FMAM.

América Latina y el Caribe

Argentina
Gracias a un periodo de crecimiento bastante constante, la economía argentina se ha recuperado de la devastadora crisis económica de 2001-2002. Además del turismo y el sector de los servicios, la agricultura ha desempeñado un papel fundamental en este periodo de crecimiento, ayudando a reducir la pobreza y el desempleo en el país.

La Pampa, la vasta y fértil región conocida como el granero de Argentina, produce la mayoría de cereales, soja y carne del país. Sin embargo, el resto de las regiones cuentan con condiciones naturales menos favorables. El escaso desarrollo de la infraestructura y el acceso limitado a los servicios productivos han obstaculizado las actividades agrícolas en estas regiones, que albergan muchas comunidades de pequeños agricultores. En 1996, el Gobierno de Argentina puso en marcha una iniciativa para fomentar los servicios de apoyo a la agricultura y los proyectos de inversión para promocionar la competitividad agrícola de estas regiones.

La iniciativa, conocida como PROSAP, colaboró con la implementación de 36 subproyectos de infraestructura rural, salud animal y vegetal, servicios no relacionados con las infraestructura la capacidad de las provincias de planificar y llevar a cabo actividades de desarrollo agrícola. El Centro de Inversiones ha estado supervisando todas las fases de esta iniciativa desde la década de los 90. En la actualidad se hace hincapié en impulsar la producción y las ventas de los pequeños y medianos agricultores mediante la prestación de asistencia técnica, estrategias de capacitación e inversiones directas, que contribuirán a mejorar a largo plazo la productividad agrícola, la competitividad y el acceso a los mercados.

El Centro de Inversiones está colaborando con el Gobierno de Argentina para asegurar que las actividades de desarrollo sean sostenibles desde el punto de vista medioambiental. Con este fin, el Centro de Inversiones ha ayudado a preparar un proyecto para la gestión sostenible de los recursos naturales, prestando especial atención a los bosques nativos y a la biodiversidad, las plantaciones forestales sostenibles, las zonas protegidas y los corredores de conservación. El Centro de Inversiones también ha contribuido a la preparación de un proyecto para el desarrollo de los pequeños agricultores.

Programas y proyectos en curso
913 millones de USD,
de los cuales 658 millones en préstamos, créditos o donaciones del Banco Mundial, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID)


©FAO/Alberto ContiBrasil

Brasil está progresando en la lucha contra el hambre. La FAO estima que se encuentra en el buen camino para conseguir en 2015 el primer Objetivo de Desarrollo del Milenio y la meta de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación. Sus inversiones en agricultura han tenido una gran relevancia, en especial el programa Hambre Cero (Fome Zero), iniciado en 2003 y preparado con la colaboración del Centro de Inversiones.

Muchos de los proyectos actuales se centran en la reducción de la pobreza unida a una mayor eficiencia de la gestión sostenible de los recursos naturales. En el sur y el sureste de Brasil, el Centro de Inversiones ha prestado su ayuda para la preparación y supervisión de proyectos con el fin de aumentar la competitividad de las familias de agricultores y para afrontar los problemas relacionados con las prácticas agrícolas no sostenibles, las cadenas de valor y de suministro poco sólidas y la degradación de los recursos naturales.

En el Amazonas, el Centro de Inversiones está secundando los esfuerzos para impulsar la gestión pesquera y forestal sostenible que permita generar ingresos. Hemos contribuido a diseñar el informe de final de proyecto del Programa de áreas protegidas de la región amazónica (ARPA en inglés), la mayor iniciativa conjunta de la historia para la conservación de los bosques tropicales. El Centro apoya los esfuerzos de conservación y respeto de la biodiversidad tanto en los ecosistemas terrestres (bosques del Amazonas y del Atlántico) como en los acuáticos (Amazonas). Estamos comenzando un estudio de las estrategias para fomentar la cooperación entre instituciones de investigación y desarrollo de los sistemas de uso de tierras que consigan invertir y prevenir la degradación de los recursos naturales en toda la región amazónica. Estamos proporcionando orientación para el análisis de los efectos de una iniciativa para comprender mejor cómo las actividades forestales, agroforestales y agrícolas mejoran el modo de vida de las comunidades amazónicas de siete países. En la región del noreste caracterizada por su propensión a la sequía, el Centro de Inversiones está colaborando en la supervisión de un proyecto para la gestión de los recursos hídricos, que está optimizando el almacenamiento, uso y suministro de agua en esta área semiárida.

Programas y proyectos en curso
325 millones de USD,
de los cuales 196 millones en préstamos, créditos o donaciones del Banco Mundial y el FMAM.

©FAO/Antonello ProtoPerú
La agricultura, la pesca, las minas y la industria son los principales motores de la economía peruana. El crecimiento económico estable de los últimos años ha permitido a Perú realizar considerables progresos en la reducción de la pobreza.

En los últimos años, el Gobierno de Perú está centrando su atención y sus recursos en potenciar la competitividad de los sectores agrícola y pesquero y en desarrollar la productividad económica de las tierras altas andinas. Además de estas áreas, el Centro de Inversiones también está colaborando en la ordenación sostenible de las cuencas hidrográficas, recursos hídricos, sistemas de riego y recursos forestales, desarrollo de las zonas rurales y reducción de la pobreza y garantía de la seguridad alimentaria.

Perú está expuesto a catástrofes naturales como inundaciones, corrimientos de tierras, sequías y terremotos. En 2007, un fuerte temblor de tierra devastó parte del país causando graves pérdidas personales, desplazamientos masivos de población y daños a las infraestructuras. La provincia costera de Ica fue la más gravemente afectada. El Centro de Inversiones ha elaborado un proyecto de rehabilitación para ayudar a reanudar las actividades agrícolas y pesqueras en la zonas afectadas por el terremoto. El proyecto abarca las provincia de Ica, Cañete, Castrovirreyna, Chincha Huaytará, Lucanas, Pisco y Yauyos.

La mayoría de la agricultura comercial de Perú se concentra en las zonas costeras y depende en gran medida del riego. El Centro de Inversiones está apoyando los aspectos técnicos y medioambientales del proyecto de riego cuyo objetivo es impulsar la productividad agrícola, mejorar los sistemas de riego y la eficiencia del uso de los recursos hídricos. Mientras la mayoría de las actividades se centran en las zonas de la costa, el Centro de Inversiones también ha preparado un proyecto de riego para las tierras altas peruanas. El Centro de Inversiones ha colaborado en el desarrollo de un proyecto para fomentar el uso eficiente, equitativo y sostenible del agua y de otros recursos naturales en las 10 principales cuencas costeras. Además, sostenemos un proyecto financiado por el FMAM para la adaptación al cambio climático de las zonas de regadío.

El Centro de Inversiones también colabora en otro proyecto proporcionando apoyo técnico y financiero a las empresas rurales de las tierras altas de Perú. Este proyecto se basa en la creación de asociaciones productivas entre el sector público y el privado. Del mismo modo, el Centro de Inversiones ha prestado su asistencia a otro programa para aumentar la competitividad y la innovación del sector agrícola peruano.

Programas y proyectos en curso
112 millones de USD,
de los cuales 70 millones en préstamos, créditos y donaciones del Banco Mundial/ Fondo para el Desarrollo Internacional, FIDA, FMAM y otros donantes bilaterales (Finlandia, Alemania, Países Bajos y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo).

África del norte y Cercano Oriente

©FAO/Djibril SyMarruecos
Marruecos ha experimentado un crecimiento económico bastante constante en los últimos años, el cual ha contribuido a reducir las tasas de pobreza. Sin embargo, la economía agrícola es vulnerable a las adversidades climáticas, en especial a la sequía, y las presiones ejercidas sobre los recursos naturales del país siguen siendo motivo de preocupación. Se estima que un 40 por ciento de la población del país depende de la agricultura para subsistir.

La creciente escasez de agua es uno de los principales retos para el país. En respuesta a esta escasez, el Centro de Inversiones está ofreciendo su asistencia en un proyecto de desarrollo del riego a gran escala en la cuenca del Oum Er Rbia con el objetivo de fomentar el riego localizado, además de apoyar otros proyectos similares en otras tres cuencas hidrográficas del país.

La mayoría de los cultivos marroquíes son de secano. El Centro de Inversiones está supervisando la aplicación de un proyecto integrador de desarrollo de la agricultura de secano a nivel nacional. Los objetivos del proyecto son el aumento de los ingresos familiares y del acceso a servicios básicos e infraestructuras, la promoción del desarrollo sostenible y el refuerzo de la capacidad de las comunidades rurales para hacer frente a la sequía.

El Centro de Inversiones está contribuyendo a identificar tres programas como parte de su asistencia al nuevo Plan Maroc Vert o Plan Marruecos Verde del Gobierno con una estrategia agrícola de desarrollo para los próximos 10 años.

El Centro de Inversiones también está participando en el desarrollo de un proyecto para mejorar la gestión y preservar la biodiversidad. Apoyamos la iniciativa nacional de desarrollo humano del Rey de Marruecos para la eliminación de la pobreza y la desigualdad en el país mediante la garantía de un mejor acceso a las infraestructuras básicas y a los servicios sociales del país, el fomento de las actividades generadoras de ingresos y la promoción de la asistencia a las personas más necesitadas. El Centro de Inversiones ha ayudado a la preparación del componente de gestión medioambiental de esta iniciativa.

Programas y proyectos en curso
297 millones de USD,
de los cuales 239 millones en préstamos, créditos o donaciones del Banco Mundial, FIDA, FMAM y PNUD, entre otros.

 

África subsahariana

©FAO/Jeannette Van AckerMalí
Gracias al periodo de crecimiento económico de los últimos años, Malí ha avanzado modestamente en sus esfuerzos para reducir la pobreza. Aún así, sigue siendo uno de las países más pobres del mundo. La economía de Malí, basada principalmente en el oro, el algodón y la cría de ganado, es especialmente vulnerable a las adversidades climáticas y a la volatilidad del mercado.

Las actividades de inversión se han centrado en torno a cuatros áreas principales: estrategias de inversión y reforma del sector; competitividad agrícola y seguridad alimentaira; infraestructura rural; y microfinanciamiento. Además de facilitar la formulación de una estrategia agrícola y de desarrollo rural y una estrategia de donaciones, el Centro de Inversiones también ha participado en el análisis de la pobreza y el impacto social de las reformas del sector algodonero del país. Malí es uno de los mayores productores de algodón de África subsahariana y gran parte de los pequeños agricultores del país viven del cultivo del algodón, lo que provocó que el país se viese profundamente afectado por el acusado descenso del precio internacional del algodón en 2003. El Centro de Inversiones está apoyando los esfuerzos para diversificar y fortalecer la competitividad de toda la cadena de valor agrícola, la cual integra la producción de algodón además de la producción ganadera y pesquera.

El Centro de Inversiones está contribuyendo a: reforzar la seguridad alimentaria de las unidades familiares vulnerables en la región central de Mopti y en la región oriental de Gao; potenciar la ganadería en la región de South Kayesa en el suroeste del país; apoyar los servicios agrícolas las organizaciones de agricultores, haciendo hincapié en la cría de ganado, en la investigación agrícola y en el modernización de los servicios públicos; y aumentar la productividad en general, prestando especial atención en la producción de arroz, al desarrollo institucional y a la financiación rural. En colaboración con el Banco Africano de Desarrollo, el Centro de Inversiones ha participado en una misión para evaluar las necesidades de reducir las pérdidas postcosecha.

El Centro de Inversiones ha preparado un programa para garantizar la seguridad alimentaria y modernizar y mejorar la competitividad de los sectores agrícolas en Malí, Senegal, Guinea ecuatorial, Liberia y Sierra Leona. El programa se propone favorecer a las organizaciones de agricultores, proporcionar un mejor acceso al mercado y potenciar la coordinación, evaluación y cooperación. El componente de Malí está diseñado para aumentar los ingresos de las familias vulnerables de la región Dogon Plateau mediante la ampliación de las actividades de riego de los cultivos familiares.

El Centro de Inversiones también trabaja para mejorar la infraestructura rural de Malí, incluyendo los sistemas de riego y el desarrollo de la microfinanciación rural.

Programas y proyectos en curso
273 millones de USD,
de los cuales 238 millones en préstamos, créditos o donaciones del Banco Mundial, el Fondo Africano de Desarrollo y el Banco Africano de Desarrollo, FIDA, FMAM, FNUDC, PNUD, el Banco de Desarrollo del África Occidental y donantes bilaterales (Programa de cooperación del Gobierno de Italia)