Nuestro trabajo

Inversiones agrícolas más efectivas para la población rural

Las inversiones en agricultura y desarrollo rural se consideran efectivas cuando logran una seguridad alimentaria sostenible y reducen la pobreza. Ésa es precisamente nuestra misión.

El Centro de Inversiones colabora con países e instituciones, tanto públicas como privadas, para incrementar la eficacia y el flujo de las inversiones externas, nacionales y privadas en favor de la agricultura y el desarrollo rural. Nuestra misión es aportar los conocimientos de la FAO en cada paso del proceso de inversión. Prestamos ayuda a países en desarrollo y a países en transición para que realicen inversiones con una visión a largo plazo, creando sinergias entre los programas de inversión, definiendo y reforzando las capacidades nacionales y diseñando programas específicos de inversión y proyectos que generen los mayores beneficios posibles a nivel medioambiental, social y económico para las poblaciones rurales. Apoyamos la promoción del sector agrícola de estos países, no sólo con el desarrollo económico como objetivo, sino también apuntando a satisfacer las necesidades sanitarias y nutricionales de sus ciudadanos.

Nuestro trabajo se centra en el país receptor y conlleva la colaboración en el terreno con los beneficiarios de las inversiones en agricultura y desarrollo rural, además de con las contrapartes nacionales a nivel ministerial para la financiación de las instituciones, el sector privado, la comunidad de donantes y otras entidades de las Naciones Unidas.

 

Fase inicial

El trabajo inicial se centra en el desarrollo de las estrategias de inversión nacional en agricultura y desarrollo rural y sirve para formar los criterios y principios que establecen los parámetros y prioridades de todas las inversiones en agricultura y desarrollo rural. Esta fase favorece el aumento de la inversión en agricultura y desarrollo rural a través de la identificación de las oportunidades de inversión que pueden reportar mayores beneficios.

Fase de seguimiento

El trabajo ha superado la fase inicial una vez que entramos en un proyecto o programa de inversión específico. El objetivo del Centro de Inversiones es diseñar programas y proyectos que: se adecuen a las prioridades de inversión en agricultura y desarrollo rural de cada país; sean proyectos técnicamente sólidos y constituyan una de las mejores alternativas disponibles; capten el interés para los beneficiarios; sean viables desde el punto de vista operativo y de gestión; sean factibles económica y financieramente, además de sostenibles y respetuosos con el medioambiente.

La fase inicial incluye lo siguiente:

  • Análisis de mercado: Varios tipos de estudios centrados en un área específica de la agricultura, como por ejemplo los sistemas agrícolas, los servicios de apoyo, el uso de un recurso natural, los modos de vida rurales, etc., que permiten valorar las limitaciones y oportunidades del sector y los métodos para fortalecerlo cambiando las políticas e inversiones públicas.Exámenes del gasto público – Evalúan la cantidad y eficacia del gasto público de un país en materia agrícola y de desarrollo rural.
  • Análisis de políticas de inversión - Examinan cómo las políticas pueden tener una mayor contribución al aumento de la inversión pública y privada en agricultura y desarrollo rural, especialmente para pequeños productores agrícolas.
  • Contribución a los documentos de estrategia para la reducción de la pobreza (PRSPs en inglés) – Especifican cómo incorporar la agricultura y el desarrollo rural a los planes nacionales para la reducción de la pobreza.
  • Análisis de mercado - Estudios que consideran las contribuciones y limitaciones de todos los actores de la cadena de productos básicos para maximizar los resultados de toda la cadena.
  • Planificación y gestión de la política medioambiental – Analizan la relación simbiótica entre agricultura y medioambiente y cómo la gestión sostenible de ambos defiende los intereses nacionales.

 

La fase de seguimiento incluye lo siguiente:

  • El diseño y la preparación del programa y del proyecto – Todo el trabajo relacionado con trasladar un concepto general a una programa específico de inversión o a un proyecto cuya financiación pueda ser aprobada por un socio financiero.
  • Apoyo durante la aplicación – Controles llevados a cabo en varias etapas del ciclo de vida del programa o proyecto para evaluar los progresos y proporcionar el apoyo técnico necesario para mejorar la calidad y efectividad del programa o proyecto.
  • Planes de acción medioambiental – Inclusión de los aspectos medioambientales en el diseño de cada proyecto o programa de inversión.
  • La evaluación socioeconómica – Evaluación que considera la relación entre un programa o proyecto y los beneficiarios del mismo con el fin de maximizar los efectos positivos y minimizar los riesgos.
  • Fin del programa o proyecto de evaluación – Realización de un informe exhaustivo cubriendo todos los aspectos del programa / proyecto y el impacto obtenido.

Fortalecimiento de las capacidades

©FAO/Giulio Napolitano

El Centro de Inversiones se esfuerza por mejorar las capacidades de las organizaciones de los sectores público y privado para planificar, ejecutar y mejorar la sostenibilidad de sus propias operaciones de inversión en desarrollo agrícola y rural.
Esto se lleva a cabo especialmente trabajando con las contrapartes locales, a fin de transferir aptitudes a través de capacitación en el trabajo. Se promueven mejores prácticas, aprovechando las enseñanzas adquiridas en la experiencia internacional.
Las actividades oficiales de capacitación preparan sobre temas que van desde enfoques para todo el sector, armonización y alineación de la ayuda, y seguimiento y evaluación hasta análisis social e incorporación de las cuestiones de género en las inversiones, además de cuestiones técnicas específicas como el cambio climático o las cadenas de valor.
Mediante viajes de estudio se promueve la difusión de conocimientos entre países y se facilita el intercambio Sur-Sur.
Publicamos estudios, informes, documentos técnicos y directrices para incrementar la eficacia y la sostenibilidad de las futuras inversiones en agricultura y desarrollo rural. Creamos programas informáticos como  RuralInvest y Ex-ACT para ayudar a preparar y evaluar las inversiones. A través de talleres se capacita a las contrapartes para el uso de estos y otros instrumentos prácticos, como COSTAB.