Iniciativa sobre la subida de los precios de los alimentos
 

Benin

Antecedentes

La pobreza prevalece en Benin. Aunque la economía ha estado creciendo a una tasa aceptable, esto ha beneficiado sobre todo al sector de los servicios, mientras sigue luchando la población dedicada a la agricultura de subsistencia. Este tipo de agricultura sigue siendo la principal forma de sustento y de obtener ingresos ingresos de en torno a la mitad de la población.

La producción tradicional de algodón se ha beneficiado recientemente del alza de los precios, pero los niveles de éstos son inestables y siguen estando bajos básicamente. Las ganancias de este cultivo comercial dependen también en gran parte del comercio con Nigeria, que en ocasiones limita las importaciones de algodón.

Benin también importa la mayor parte de su energía de Nigeria, pero el suministro también se interrumpe con frecuencia.

Benin produce maíz, sorgo, mijo, arroz, yuca, batatas y frijol, así como aceite de palma, anacardos y cacahuetes como cultivos comerciales. Pero gran parte de la producción se consume localmente, así como la producción pesquera y pecuaria. De modo que Benin sigue siendo un importador neto de productos alimentarios.

El gobierno pudo mitigar temporalmente el impacto del aumento de los precios de los alimentos y la energía eliminando los aranceles y estableciendo subsidios y otros controles de los precios. Pero los precios de las importaciones de alimentos y combustibles siguen subiendo. De acuerdo al Banco Mundial, los costos conjuntos de las importaciones de trigo, arroz, maíz y fertilizantes se duplicaron, de unos 120 millones de USD en 2007 a alrededor de 328 millones en abril de 2008. 

Respuesta de la FAO

La FAO está dando apoyo al Gobierno de Benin mediante un proyecto del Programa de Cooperación Técnica de 500 000 USD, que garantiza el suministro de semillas de hortalizas y fertilizantes para la temporada de siembra de octubre-noviembre. El proyecto ayuda a 5 000 de las familias más vulnerables de agricultores, en especial las que más han sufrido los efectos de las inundaciones de 2007‑2008. Las cosechas sufrieron daños y los sistemas de irrigación en pequeña escala quedaron muy destruidos.

Benin también participa en un proyecto regional del PCT que consiste en fortalecer los mecanismos de seguimiento de los precios y las tendencias del suministro de alimentos en toda la subregión. El PCT regional, por un valor de 500 000 USD, apoya la creación de capacidad en la principal institución regional, la Comunidad Económica de Estados de los Estados del África Occidental (CEDEAO).

Vigilancia de la información e intercambio de datos

Un mejor intercambio de datos permitirá a los gobiernos armonizar sus medidas normativas tomadas en respuesta a la escalada de los precios de los alimentos. El proyecto también se propone trabajar para crear una zona agrícola común.

A través de la Iniciativa relativa al aumento de los precios de los alimentos, en agosto se llevó a cabo en Benin una misión interinstitucional de evaluación, con participación del Banco Mundial, el Programa Mundial de Alimentos, el gobierno del país y los asociados bilaterales para el desarrollo. Las principales necesidades señalados son:

  • dar mayor acceso a los agricultores pobres a semillas mejoradas y fertilizantes, limitado actualmente no sólo por los precios sino también por deficiencias de comercialización y distribución
  • restablecer y extender las tierras agrícolas bajo regadío y reparar los canales de irrigación y sistemas de drenaje abandonados
  • vacunar el ganado contra enfermedades mortales que todos los años causan grandes pérdidas en los rebaños y las aves de corral
  • aprovechar los programas en curso del gobierno y los asociados para el desarrollo a fin de identificar a las familias más vulnerables y darles apoyo mediante redes de protección social (intervenciones de ayuda alimentaria y nutrición), y redes de protección a través de la producción (acceso a instrumentos y suministros agrícolas)
  • incrementar la financiación de los donantes en apoyo al restablecimiento a largo plazo de la agricultura en Benin.
La semilla es sólo el comienzo