Iniciativa sobre la subida de los precios de los alimentos
 

Djibouti

Antecedentes

Djibouti es un país en extremo empobrecido, con pocos recursos, pero su ubicación lo ha convertido en un centro de expedición hacia otros países del Cuerno de África. El país además se declaró zona de libre comercio, en un intento de capitalizar su puerto principal, otro puerto de aguas profundas que está en construcción y una línea ferroviaria que llega a Addis Abeba.

Cerca de tres cuartas partes de la población del país viven en la capital, Djibouti. Sólo el 3% del territorio nacional son tierras agrícolas, y en el campo la mayoría de la población vive del pastoreo. Sin embargo, esta actividad se está volviendo precaria conforme en este país semiárido avanza el desierto y disminuyen las lluvias.

Los pastores nómadas y seminómadas han perdido hasta un 70% de sus rebaños en los últimos años de intensa sequía. Muchos están emigrando hacia las ciudades, ya sometidas a fuertes presiones.

Además, unos 30 000 refugiados, procedentes la mayoría de Somalia y Etiopía, están en el país y cuentan con pocos servicios de apoyo.

La irrigación es la única posibilidad

La agricultura sedentaria es posible con irrigación, así como en las zonas que circundan los oasis y los ríos estacionales, llamados wadis. Los productos agrícolas son: tomates, calabazas, otras hortalizas y pastos forrajeros. Se cultivan cereales y frutales, pero en poca cantidad por falta de agua.

El país depende del mundo exterior para satisfacer casi la totalidad de sus necesidades de alimentos y combustibles. Djibouti importa un 80% de sus necesidades de cereales y el 85% de la fruta y hortalizas.

Por falta de lluvia en el año pasado, se estima que 150 000 personas sufren hambre y hasta 100 000 de ellas necesitan ayuda alimentaria. Más del 80% de la población rural vive por debajo del umbral de pobreza.

Respuesta de la FAO

La FAO apoya al gobierno con un proyecto del Programa de Cooperación Técnica con un valor de 250 000 USD, que distribuye semillas de hortalizas y de piensos a 7 000 familias vulnerables de agricultores. El proyecto también está garantizando la distribución de azadones, rastrillos, botes para regar y sal para el ganado. También se suministran plaguicidas. Esto permitirá a los pastores fortalecer sus rebaños para que prosperen y puedan combatir las enfermedades.

Los países de la región del Cuerno de África, comprendido Djibouti, también se están beneficiando de un proyecto del PCT que da apoyo a los gobiernos para formular políticas de emergencia y de largo plazo en respuesta a la situación de la escalada de los precios de los alimentos. Esto incluye el seguimiento y la evaluación de proyectos nacionales y creación de capacidad afín.

La Comisión Europea está financiando una evaluación de las necesidades en el país para la formulación de estrategias de largo plazo orientadas a combatir los precios altos de los alimentos. También se están suministrando insumos agrícolas.

Por último, el Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia, de las Naciones Unidas, está proporcionando financiación por más de 250 000 USD para ayudar a 85 000 pastores en el campo y en las zonas periurbanas de alrededor de la capital. Se están suministrando semillas y aperos, así como vitaminas y vacunas para las familias que crían ganado. Además, a través de un programa de alimentos por trabajo, las familias ayudarán a construir cisternas subterráneas y otros sistemas de almacenamiento de agua para poner bajo riego otras tierras para cultivos alimentarios y forrajeros.

El proyecto de la OCAH también aprovecha los programas en curso de la FAO que están estableciendo un sistema de bombas solares para extraer los valiosos recursos hídricos subterráneos para irrigación.

La FAO tiene proyectos de desarrollo en marcha en Djibouti, dirigidos a aprovechar al máximo el acopio de agua y técnicas de almacenamiento, a fin de que los pastores puedan proseguir sus tradiciones y afrontar los nuevos retos que plantea el clima.

Pastoralists' way of life is under threat due to increasing dryness