Iniciativa sobre la subida de los precios de los alimentos
 

Eritrea

Antecedentes

En 1993 Eritrea salió de una guerra de independencia que duró más de tres decenios, pero en los años siguientes el país entró en conflicto de nuevo con Yemen y después con Etiopía, que antes la gobernaba. Con la independencia de Eritrea, Etiopía se quedó sin litorales, por lo cual las fronteras y los aranceles se convirtieron en fuente de fricciones.

El conflicto armado estalló de nuevo en 1998 y terminó en 2000, con decenas de miles de bajas. Se instaló una fuerza internacional de las Naciones Unidas para mantener la paz a lo largo de las zonas fronterizas, pero a fines de julio de 2008 terminó la operación de pacificación por falta de apoyo para su mandato por parte de Eritrea.

Conflicto persistente

Eritrea tiene un gran número de personas desplazadas en el interior del país, expulsadas de Etiopía o fugitivas de sus zonas de origen en las delicadas zonas fronterizas. Algunas de las tierras fronterizas también son las más fértiles del país, pero gran parte de ellas están minadas.

Tierras sin cultivar y rebaños con hambre

Si bien Eritrea ha podido ampliar relativamente el cultivo de sorgo, un producto básico, el país importa el 88% de los cereales que consume. Especialmente las tierras altas tienen suficiente humedad para producir cebada, trigo, mijo y frijoles, así como oleaginosas como el sésamo, una de las fuentes principales de ingresos por exportación.

Menos del 5% de las tierras son agrícolas, y de esta superficie, poca dispone de irrigación. Pero en las tierras con riego se producen fruta y hortalizas, incluso en las temporadas secas.

Sin embargo, los cultivos y los rebaños, por igual, se han visto diezmados por decenios de guerra y desplazamiento, y las sequías recientes son más intensas. De todas formas, un 80% de la población vive de la agricultura y hace una contribución considerable al PIB.

Precios a más del doble

Los precios de la harina de trigo en Asmara, la capital, en mayo de 2008 se habían duplicado en un año, mientras que en el mismo período el maíz mostró un aumento todavía mayor, del 145%. Hasta dos millones de personas podrían pasar hambre debido al alza de los precios.

Respuesta de la FAO

La FAO está ayudando al gobierno con un proyecto del Programa de Cooperación Técnica, por un valor de 500 000 USD, mediante el suministro de papa semilla (cortes) a 1 400 familias vulnerables de agricultores en Eritrea. Las papas se producirán con irrigación a partir de noviembre, después de que se hayan recogido las cosechas de cereales de la temporada principal de lluvias. Las papas se dan bien en el país y aumentará el consumo de tubérculos.

Creación de capacidad

Un proyecto regional del PCT está dando fondos para colaborar en la selección de los beneficiarios más vulnerables para proyectos, acelerar con la mayor eficacia la distribución de insumos agrícolas, y en seguimiento y evaluación de los programas que se llevan a cabo en respuesta a la crisis de los precios altos de los alimentos. Este proyecto del PCT también dará apoyo a la creación de capacidad de las instituciones regionales para colaborar en estas tareas.

La Comisión Europea también está proporcionando fondos para hacer evaluaciones interinstitucionales rápidas, también en Eritrea, a fin de ponderar los efectos y las posibles respuestas a los precios altos de los alimentos y el incremento de la inseguridad alimentaria relacionada con los precios.

Aprovechar diferentes fuentes de alimentos y estaciones

El Fondo Central de las Naciones Unidas para la Acción en Casos de Emergencia también está aportando alrededor de 800 000 USD no sólo para la distribución de semillas (y cortes de papa), fertilizantes y aperos agrícolas, sino también para hacer una evaluación de la sequía y proporcionar material inicial para avicultura.

Los más débiles de la sociedad

Este programa con apoyo de la OCAH beneficiará a 26 000 personas vulnerables, que incluyen a personas que vuelven de la guerra, familias a cargo de mujeres y personas afectadas por el VIH/SIDA.

A view of the Eritrean highlands