Iniciativa sobre la subida de los precios de los alimentos
 

Nicaragua

Antecedentes

Nicaragua es en extremo vulnerable a las catástrofes naturales, como los huracanes, los deslaves, los sismos y las erupciones volcánicas, que repercuten seriamente en los medios de vida y la producción agrícola.

Además, los años de dictadura y la guerra civil del decenio de 1980 condujeron al estancamiento y después a la reducción de la producción agrícola. El huracán Mitch de 1998 y el huracán Félix de 2007 han mantenido al país firmemente arraigado en la pobreza. Nicaragua sigue siendo uno de los países más pobres del Continente Americano.

Un 17% de la población vive en la pobreza extrema, y un 76% de estas personas pobres viven en las zonas rurales y sus medios de subsistencia dependen de la agricultura. Estos sectores de la población siguen siendo muy vulnerables a los desastres naturales. La inseguridad alimentaria es elevada, en particular en zonas como las Regiones Autónomas Atlántico Norte y Atlántico Sur (RAAN y RAAS).

Respuesta de la FAO

La FAO está apoyando al Gobierno de Nicaragua a través de un proyecto del Programa de Cooperación Técnica, suministrando frijol rojo, semillas de maíz y fertilizantes a más de 5 700 de las familias de agricultores más vulnerables. Estarán disponibles para la siembra del maíz, en octubre, y de frijol, en noviembre.

Todos los agricultores que recibirán apoyo viven en las regiones autónomas RAAN y RAAS que, situadas en la costa del Golfo, han sufrido enormemente por los grandes huracanes del mismo.

La FAO también está finalizando propuestas para restablecer los sistemas de semillas e incrementar así las cosechas utilizando semillas de alta calidad.

© FAO
Nicaragua's agriculture sector is particularly vunerable to natural disasters