Iniciativa sobre la subida de los precios de los alimentos
 

Sierra Leona

Antecedentes

Conforme se recupera Sierra Leona de un decenio traumático de conflicto civil que concluyó en 2002, el hambre y la malnutrición siguen representando una amenaza para una paz duradera. Este país del occidente de África es rico en recursos naturales, como los diamantes y el rutilo, un mineral del titanio; sin embargo, entre el 45% y el 75% de su población vive en la pobreza.

La agricultura está considerada la espina dorsal de la economía y proporciona el sustento a entre el 60% y el 70% de la fuerza de trabajo (unas 400 mil familias de agricultores). Casi todos los agricultores de Sierra Leona tienen herramientas y prácticas muy rudimentarias, menos del 5% de las familias tiene acceso a fertilizantes, insecticidas, herbicidas, tractores y equipo agrícola motorizado.

Una red carretera insuficiente en todo el país también impide la distribución de los insumos y, en consecuencia, ha habido limitadas mejoras tangibles en la producción agrícola. Además, el conflicto dejó muchos huérfanos, familias encabezadas por una sola persona y mano de obra agrícola discapacitada.

Los precios altos de los alimentos y la crisis financiera agudizan la inseguridad alimentaria

Sierra Leona requiere anualmente casi 500 mil toneladas de arroz molido, el alimento básico principal, para alimentar a su población. La producción interna cubre del 70% al 75%, y las importaciones zanjan la diferencia. El costo del arroz en Sierra Leona aumentó un 50% de enero a julio de 2008.

Si bien los precios internacionales han disminuido, los precios locales siguen siendo elevados y la desaceleración de la economía está creando nuevos desafíos para los más vulnerables. Muchos nacionales de Sierra Leona dependen de las remesas enviadas por sus parientes que trabajan en el extranjero para mitigar el impacto de los elevados precios de los alimentos y los combustibles, pero con la crisis económica, las remesas y las inversiones están disminuyendo.

Los más perjudicados son las familias de bajos ingresos que viven en las ciudades y en sus periferias. Los pequeños agricultores con déficit de alimentos también son vulnerables a la inseguridad alimentaria durante la difícil temporada de carestía, de junio a octubre de todos los años.

La consolidación del progreso que ha logrado Sierra Leona en los últimos años en materia de paz, seguridad nacional, recuperación económica y gobernanza depende de la seguridad alimentaria y el crecimiento económico.

Respuesta de la FAO

Mecanismo alimentario de la UE

En mayo de 2009 la FAO puso en marcha un proyecto por medio del Mecanismo alimentario de la UE con el fin de ayudar al Gobierno de Sierra Leona a incrementar la productividad de los agricultores y mejorar su acceso a servicios de apoyo agrícola (mercados de insumos, acondicionamiento postcosecha, servicios de extensión y asesoramiento técnico) y a los mercados rurales.

Se destinarán más de 10 millones de euros a dar apoyo a la formación de 105 centros agroempresariales, cuya propiedad y gestión incumbirá a organizaciones de agricultores ya existentes.

En promedio, cada centro dará a unos 400 pequeños agricultores servicios como microcréditos, venta de insumos, alquiler de equipo para ahorrar trabajo, almacenamiento de semillas y alimentos para evitar pérdidas postcosecha, así como transporte de las cosechas a los mercados. Estas actividades tienen como finalidad fortalecer la seguridad alimentaria de 42 000 familias.

El proyecto contribuye al Programa Nacional de Respuesta Agrícola (NARP) elaborado por el Ministerio de Agricultura, Bosques y Seguridad Alimentaria en estrecha colaboración con la FAO, el Programa Mundial de Alimentos, el Banco Africano de Desarrollo y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, en respuesta ante la crisis de los precios de los alimentos.

Las actividades del proyecto también están aprovechando los programas comunitarios en curso, del programa nacional de seguridad alimentaria "Operación alimentar al país".

El proyecto ejecutado por la FAO se aplicará en siete distritos en los que los proyectos del NARP no están suministrando todos los elementos necesarios para poner en marcha los centros agroempresariales. Los gerentes, tenderos y operadores del equipo también recibirán capacitación en sitios regionales, y se dará apoyo al Ministerio de Agricultura, Bosques y Seguridad Alimentaria en todo el país a fin de contribuir a dar asistencia y seguimiento a toda la red de 195 centros agroempresariales.

Otros proyectos de la FAO

El año pasado la FAO puso en marcha un proyecto del Programa de Cooperación Técnica (PCT) con un valor de 500 mil USD, en apoyo a la producción interna de alimentos, mediante la distribución de insumos agrícolas a 5 000 familias. Otro proyecto regional del PCT para países del África occidental, que incluye a Sierra Leona, ayuda a los gobiernos a fortalecer su capacidad institucional de protección contra la subida de los precios de los alimentos mediante seguimiento y análisis de la situación de la seguridad alimentaria.

Irish Aid, el Fondo de la OPEP para el Desarrollo Internacional y Cooperación Italiana donaron más de 4 millones de USD al NARP a través de un acuerdo de fondo fiduciario de la FAO.

 

Agriculture is regarded as the backbone of Sierra Leone's recovering economy.