Iniciativa sobre la subida de los precios de los alimentos
 

África y el Cercano Oriente

Si bien los precios internacionales de los cereales han disminuido desde mayo –mes en que llegaron a niveles sin precedentes–, especialmente los del arroz, el trigo y el maíz, en los países más vulnerables los precios de los alimentos siguen siendo prohibitivos.

En 2008 la producción mundial de cereales no tuvo precedentes. En respuesta al alza de los precios de los alimentos los países ricos pudieron aumentar la producción un 10% fortaleciendo de inmediato los mecanismos de producción.

Casi en todos los países vulnerables los precios de los alimentos siguen altos

En cambio, los países en desarrollo registraron menos del 1% de aumento de la producción de cereales, porque muchos de ellos no pueden permitirse los insumos necesarios para producir más y, por lo tanto, beneficiarse de los precios más altos. Nada más el precio de los fertilizantes se triplicó en un año.

En los países de bajos ingresos y con déficit de alimentos, que dependen de las importaciones para satisfacer sus necesidades de alimentos, la situación es especialmente grave. Los alimentos importados siguen estando fuera del alcance e incluso los precios de los alimentos producidos localmente se dispararon por la presión recibida, no obstante que la producción local ha podido aumentar.

En Madagascar el precio del arroz local en agosto de 2008 había subido un 39% en un año. Y el arroz importado es todavía más caro.

En Mozambique, para el mes de agosto se había duplicado el precio del arroz, y en Etiopía el precio del maíz se triplicó con creces: en julio de 2008 había aumentado en un año un 176%.

La mayor parte de los proyectos están en África

La FAO está dando apoyo a 39 países con financiación propia de su Programa de Cooperación Técnica (PCT) además de financiación extrapresupuestaria, mediante el suministro de insumos como semillas y fertilizantes, para impulsar la producción agrícola.

De 113 proyectos del Programa de Cooperación Técnica (así como de asistencia técnica), 53 proyectos se llevan a cabo en África. Cuatro PCT regionales darán apoyo a organizaciones regionales. Los donantes bilaterales también han contribuido a 17 proyectos de fondos fiduciarios.

El total del presupuesto asignado a actividades de la FAO en África asciende a unos 44 millones de USD. En la región se han llevado a cabo 22 misiones de evaluación interinstitucionales.

Forjar alianzas contra la crisis de los precios

La FAO unió fuerzas desde el principio con la Nueva Alianza para el Desarrollo de África (NEPAD), de la Unión Africana, y con otros asociados a fin de afrontar los desafíos planteados por el aumento de los precios de los alimentos con un enfoque regional coordinado.

En mayo de 2008 la FAO y la NEPAD convocaron un taller en Johannesburgo, Sudáfrica, en el cual los gobiernos de los países y los asociados en el desarrollo comenzaron a establecer sus estrategias nacionales y regionales. Dieciséis países africanos que sufren graves repercusiones consolidaron planes para afrontar la escalada de los precios de los alimentos y sus gobiernos actualmente los están llevando a cabo.

En el Cercano Oriente la FAO colabora con el Consejo de Cooperación del Golfo y el Banco Islámico de Desarrollo.

Iniciativa regional para el arroz

En junio, la FAO y el Centro Africano del Arroz (WARDA), con sede en Benin, celebró un taller para estudiar cómo incrementar sustancialmente la producción de arroz de la región del África occidental, con el fin de ayudar a los agricultores a beneficiarse de los precios altos e independizar a estos países de las importaciones internacionales de este cereal. La FAO sigue forjando nuevas alianzas con otros centros de investigación que pertenecen al Grupo Consultivo sobre Investigación Agrícola Internacional, como el WARDA.

La FAO también está asociada con el Centro Internacional para la Fertilidad del Suelo y el Desarrollo Agrícola (IFDC) en este proyecto y en otros análogos desde entonces.

Mujer que criba el arroz para separar el grano de la paja
Mujer que criba el arroz para separar el grano de la paja
People in the Near East must carefully manage and rehabilitate fragile ecosystems