FAO.org

Inicio > FAO y la migración

Migración

La migración es el movimiento de personas, o dentro de un propio país o fuera de sus fronteras. Incluye todo tipo de movimientos, independientemente de las motivaciones, de duración y de naturaleza voluntaria o involuntaria. Abarca los migrantes económicos, los desplazados internos, los refugiados y los solicitantes de asilo, los repatriados y las personas que se desplazan para otros fines, entre ellos la educación y la reunificación familiar. El trabajo de la FAO se centra en la migración rural; desde, hacia y entre las zonas rurales.

La FAO y la migración

La migración, sus diferentes motivaciones y el impacto que genera, deben ser abordados en el mismo esfuerzo por conseguir un mundo libre de hambre y pobreza. Con su misión de poner fin a la inseguridad alimentaria y la malnutrición, erradicar la pobreza y promover la gestión sostenible de los recursos naturales, la FAO ocupa un lugar estratégico para ayudar a los países a afrontar las dimensiones de la migración en las áreas rurales, las implicaciones para estas poblaciones y su impacto en el futuro de la agricultura y los sistemas alimentarios.

Junto con sus asociados, la FAO está ampliando su foco de trabajo para fortalecer la contribución positiva de los migrantes a la reducción de la pobreza, la mejora de la seguridad alimentaria y la nutrición, y la resiliencia de los hogares rurales.

En 2017, hubo 258 millones de migrantes internacionales.
Se estima que hay 1 000 millones de migrantes internos en los países en desarrollo.
En 2017, hubo 68,5 millones de personas desplazadas por la fuerza en todo el mundo.
El 85% de los refugiados son acogidos por países en desarrollo.
Las mujeres representan casi la mitad de todos los migrantes internacionales.
1/3 de todos los migrantes internacionales tienen entre 15 y 34 años.
Las remesas internacionales se estiman en 613 000 millones de USD; alrededor del 40% son enviadas a zonas rurales.
En 2016, los desastres naturales relacionados con el clima y el agua fueron responsables del desplazamiento de 23,5 millones de personas.

La migración, la agricultura y el desarrollo rural

  • La migración debería ser una opción, no una necesidad. La cooperación internacional debería crear las condiciones que permitan a las comunidades vivir en paz y en sus tierras de origen.
  • Los factores causantes de la migración incluyen: conflictos, crisis naturales y provocadas por el hombre, pobreza rural, inseguridad alimentaria, desigualdad, desempleo, falta de protección social y agotamiento de los recursos naturales debido a la degradación ambiental y el cambio climático. Promover el desarrollo rural y las oportunidades en la agricultura puede ayudar a abordar estos problemas.
  • Invertir en el desarrollo rural sostenible, la adaptación al cambio climático y la capacidad de resiliencia de los medios de vida en las áreas rurales es una parte importante de la respuesta global al desafío de la migración actual.
  • Las políticas coherentes entre migración, agricultura y desarrollo rural son esenciales para garantizar una migración segura, ordenada y regular.
  • Facilitar la inversión de remesas, movilizar a los migrantes y la diáspora, y facilitar la transferencia de conocimientos y habilidades son elementos clave para aprovechar las oportunidades asociadas con la migración.
  • Al trabajar con gobiernos, agencias de la ONU, el sector privado, la sociedad civil, las asociaciones de la diáspora y las comunidades locales, la FAO está aprovechando el potencial de la migración para mejorar la seguridad alimentaria y reducir la pobreza.

Destacados

La respuesta de la FAO

La FAO desempeña un papel activo a la hora de abordar la migración. Al compilar estadísticas y datos sobre la migración rural y sus causas, la Organización pretende cerrar la brecha de conocimiento al respecto y contribuir a la creación de políticas basadas en la evidencia, programas e inversiones. Mediante la sensibilización sobre el papel fundamental que desempeña la migración en la agricultura y el desarrollo rural, la FAO ayuda a dar forma a los nuevos programas mundiales, regionales y nacionales sobre migración. La FAO también trabaja con las partes interesadas para fortalecer sus capacidades y proveer oportunidades de medios de vida viables en la agricultura y las zonas rurales.

La Organización además protege el derecho a la alimentación de todas las personas en movimiento, al tiempo que fomenta su integración en las nuevas comunidades y el fortalecimiento de la resiliencia social y económica de las comunidades de acogida.

Trabajando con sus asociados y utilizando los medios de vida agrícolas resilientes como un instrumento clave, la FAO desempeña un papel importante en:

  1. Abordar los factores adversos que obligan a las personas a moverse e impulsar alternativas en las áreas rurales.
  2. Facilitar la movilidad rural y garantizar que las personas puedan desplazarse con regularidad y seguridad entre las zonas rurales y urbanas, así como a través de las fronteras internacionales.
  3. Reforzar la contribución positiva de los migrantes y las personas desplazadas para las comunidades agrícolas y rurales.
  4. Promover medios de vida resilientes y agrícolas para los migrantes y las comunidades de acogida.

Compartir esta página