FAO.org

الصفحة الأولى > وسائل الإعلام > مقالات إخبارية
هذا المقال غير مُتاح بالعربية• سيُعاد توجيهكم إلى الإنجليزية•إضغط للإغلاق•

El fútbol profesional europeo lanza la alarma sobre el Sahel

Jornada de encuentros contra el hambre del 30 de marzo al 2 de abril

Foto: ©FAO/Giulio Napolitano
Es necesario actuar ahora

28 de marzo de 2012, Bruselas, Nyon, Roma - La campaña "El fútbol profesional contra el hambre" llega a cientos de estadios de fútbol europeos con el mensaje de que es necesario actuar ahora para evitar una catástrofe humanitaria en la región africana del Sahel, donde una crisis alimentaria y nutricional causada por la sequía, la pobreza crónica, los elevados precios de los alimentos, desplazamientos de población y los conflictos afecta a millones de personas.


Promovida por la Asociación de Ligas de Fútbol Profesional Europeas (ALFPE), la Comisión Europea y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) la tercera y hasta ahora mayor Jornada de partidos contra el hambre comienza el 30 de marzo para difundir este llamamiento a actuar con urgencia. En Dortmund, el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, asistirá al encuentro entre el Borussia Dortmund y el VfB Stuttgart.


Cuando finalice el último partido el 2 de abril, el mensaje y actividades de la campaña se habrán extendido por todo el continente, desde Glasgow a Viena y desde Málaga a Novosibirsk, contando con la participación de 300 clubes de fútbol profesional en 20 ligas de 16 países europeos, y llegando a millones de aficionados al fútbol.


"Debemos actuar ahora para ayudar a las personas a ayudarse a sí mismas", afirmó José Graziano da Silva, Director General de la FAO. "Al mismo tiempo, necesitamos aumentar la resiliencia de las comunidades locales para evitar que salgan de una crisis para entrar en otra, e impedir que las sequías conduzcan inevitablemente a la hambruna".


Megáfono


Se estima que casi 16 millones de personas, principalmente familias dedicadas a la agricultura y el pastoreo, están en riesgo. ECHO y la FAO están proporcionando dinero en efectivo, alimentos, insumos agrícolas y formación que salven la vida y medios de subsistencia a las personas que más lo necesitan, además de planificar intervenciones a más largo plazo para proteger y restablecer los medios de subsistencia de los agricultores y la población que vive del agropastoreo y el pastoreo, abordando las causas originarias de las crisis alimentarias recurrentes en el Sahel.


"El fútbol es el vehículo perfecto para poner de relieve la difícil situación de las personas en el Sahel", afirmó Kristalina Georgieva, Comisaria Europea de Cooperación Internacional, Ayuda Humanitaria y Respuesta a las Crisis. "Para responder adecuadamente a esta emergencia, los gobiernos, donantes y organismos de ayuda deben estar unidos. Juntos, podemos salvar vidas".

"El fútbol es el gran aglutinador del mundo", dijo Sir David Richards, presidente de la ALFPE. "Las ligas y los jugadores conocen el poder y la popularidad de nuestro deporte y estamos orgullosos de utilizarlos para contar historias que de otra manera no se compartirían. El fútbol profesional europeo está sirviendo de megáfono para este mensaje, de forma que la ayuda adecuada pueda llegar a las personas necesitadas lo antes posible".


El Embajador de buena voluntad de la FAO y estrella del fútbol español Raúl González Blanco afirmó: "Necesitamos apoyo público para crisis alimentarias como ésta. Nadie sabe mejor que los futbolistas lo importante que es tener a la afición a tu lado para ganar el partido".


Patrick Vieira, antigua estrella internacional del fútbol francés y Embajador de buena voluntad de la FAO, nació en Senegal, uno de los países afectados. "Tenemos una responsabilidad con aquéllos que están en peligro por causas ajenas a su voluntad", señaló. "El derecho a la alimentación es un derecho humano básico, y hoy en día nadie en el mundo debería pasar hambre".


Otra antigua figura internacional y embajador de la liga de fútbol profesional búlgara, Hristo Stoitchkov, visitó Burkina Faso el año pasado para ver de cerca el trabajo conjunto de la Comisión Europea y la FAO. Afirmó: "he presenciado en persona cómo su trabajo salva y cambia vidas. Ayudan a la gente a alimentarse por sí misma y a prepararse para el futuro. Es el tipo de ayuda correcta llegando a las personas adecuadas".


"Todos empequeñecemos cuando alguien, en cualquier parte del mundo, muere de hambre", señaló Roberto Carlos, astro brasileño y en la actualidad director deportivo del club Anzhi Makhachkala en la Premier League de Rusia. "Esto -añadió-es aún más trágico cuando sabemos que estas muertes son evitables. Unidos podemos salvar muchas vidas en el Sahel".


El ex portero de la selección nacional italiana y embajador de la campaña de la Serie A italiana Francesco Toldo destacó que "los habitantes de la región del Sahel puede pensar que el mundo se ha olvidado de ellos. Este fin de semana, el fútbol europeo se solidarizará con ellos. Sabrán que no están solos".


Por su parte, el internacional español y embajador de la campaña de la liga de fútbol profesional española, Roberto Soldado, afirmó: "juntos podemos evitar que esta crisis se convierta en una catástrofe a gran escala".


Felix Magath, ex futbolista y entrenador en activo en la Bundesliga alemana, indicó: "vamos a solicitar a nuestros aficionados que se unan a nosotros en la petición de ayuda urgente para el Sahel. Unidos en esta causa realmente podemos cambiar las cosas".


Otros embajadores futbolísticos de la campaña son Herbert Prohaska (nombrado por la Österreichische Fußball Bundesliga - Austria); Steffen Freund (DFL Deutsche Fußball Liga GmbH - Alemania); Vidar Riseth (Norsk Toppfotball - Noruega) y Jerzy Dudek (Liga de Fútbol Professional de Polonia).



ANTECEDENTES


La Jornada de encuentros contra el hambre es el evento más importante de la campaña  "El fútbol profesional contra el hambre", lanzada en 2008 por la ALFPE, asociación que representa a las 30 mayores ligas de fútbol profesionales y a casi 800 clubes en toda Europa, y la FAO, el organismos de las Naciones Unidas que lidera los esfuerzos internacionales para erradicar el hambre.


El año pasado, el Departamento de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea (ECHO, por sus siglas en inglés) -uno de los mayores donantes de ayuda humanitaria del mundo- se unió a la iniciativa. La campaña se centró en el trabajo desarrollado por ECHO y la FAO para restablecer la autosuficiencia de las personas afectadas por las catástrofes.


Las consecuencias más devastadoras de las emergencias son para las comunidades rurales, donde las personas dependen principalmente de la agricultura para su supervivencia. La FAO y ECHO ayudan a estas comunidades a reanudar las tareas agrícolas de forma que puedan alimentarse por sí mismas nuevamente. Además tienen como objetivo abordar las causas subyacentes de la vulnerabilidad para aumentar la resiliencia de las personas ante futuras crisis.