FAO.org

الصفحة الأولى > وسائل الإعلام > مقالات إخبارية
هذا المقال غير مُتاح بالعربية• سيُعاد توجيهكم إلى الإنجليزية•إضغط للإغلاق•

Un proyecto de la FAO ayuda a Tanzania a controlar las reservas de carbono

La evaluación del carbono en el suelo es clave para reducir las emisiones

Foto: ©FAO/Simon Maina
Guardabosques toman muestras de suelo en Megeni Kitasha, en el distrito de Rombo en Moshi, Tanzania

16 de mayo de 2012, Roma - La FAO está ayudando a científicos y responsables políticos en Tanzania a evaluar cuánto carbono se almacena en los bosques y suelos forestales, lo que les permitirá reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los suelos forestales contienen grandes reservas de carbono. La deforestación, la degradación de los bosques o los cambios en la gestión forestal pueden liberar el carbono del suelo a la atmósfera, contribuyendo así al cambio climático. Por estos motivos, resulta importante disponer de estimaciones fiables de las reservas de carbono en el suelo y su variación.

El proyecto de reconocimiento edafológico de la FAO para Tanzania se ha presentado hoy en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que tiene lugar en Bonn, Alemania.

"El reconocimiento edafológico del bosque, el primero de este tipo en Tanzania, fue diseñado para proporcionar estimaciones objetivas de las reservas de carbono en el suelo en el país", señaló Anssi Pekkarinen, Oficial Forestal de la FAO. "También -añadió- ayudará a los expertos a continuar desarrollando una metodología para evaluar los cambios en las existencias de carbono. El proyecto permitirá al gobierno tomar decisiones fundamentadas que se traducirán en un aumento de las reservas de carbono".

Método de modelización


Dirigido por el gobierno de Tanzania y la FAO y financiado por Tanzania y Finlandia, el proyecto de 5,6 millones de dólares EEUU involucra a 16 equipos de campo que han estado trabajando durante dos años, recopilando sobre el terreno datos de 3.400 lugares en Tanzania. En el 25 por ciento de estos lugares se toman muestras del suelo.

Las muestras de suelo están siendo analizadas por los científicos tanzanos en un laboratorio local. Los resultados esta toma de muestras se utilizarán en modelos informáticos que permiten a los científicos estimar los cambios en las reservas de carbono en el suelo a lo largo del tiempo. La modelización dinámica es un método menos costoso y laborioso para controlar los cambios en las existencias de carbono en el suelo que el reconocimiento edafológico que debe realizarse repetidamente cada 5-10 años.

"Existe una gran variedad de modelos de carbono en el suelo disponibles que actualmente se utilizan para controlar el carbono en el suelo y elaborar informes de gases invernadero en Europa, Estados Unidos, Canadá y Japón. Los datos del reconocimiento edafológico de Tanzania permiten probar y calibrar los modelos dinámicos de carbono en el suelo, que también pueden utilizarse para el control del mismo en los países en desarrollo", afirmó Raisa Mäkipää, científico del Instituto Finlandés de Investigación Forestal que participa en el proyecto.

Beneficios de aumentar las reservas de carbono


Más de un tercio de la superficie de Tanzania es forestal, pero cada año se están perdiendo casi un uno por ciento de los bosques del país.

Se estima que la deforestación y la degradación de los bosques en los países en desarrollo representan casi el 20 por ciento de las emisiones mundiales de carbono. Por ello la ONU está haciendo un llamamiento a los países para tomar medidas de acuerdo a su iniciativa de Reducción de Emisiones debidas a la Deforestación y la Degradación de los bosques en los países en desarrollo (REDD).

"Esperamos que el proyecto sirva como ejemplo para otros países en desarrollo y les anime a aplicar métodos similares para controlar sus reservas de carbono", señaló Pekkarinen.

Si estos sistemas de control demuestran un incremento en las reservas de carbono, permitirán a los países beneficiarse de la iniciativa de REDD.