FAO.org

الصفحة الأولى > وسائل الإعلام > مقالات إخبارية
هذا المقال غير مُتاح بالعربية• سيُعاد توجيهكم إلى الإنجليزية•إضغط للإغلاق•

Nueva estrategia de seguridad alimentaria y nutricional para los países lusófonos

El responsable de la FAO interviene en una cumbre de los países de habla portuguesa en Maputo

Foto: ©FAO
Graziano da Silva (segundo a la izquierda) se dirige a los miembros del Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional en Maputo.

20 de julio de 2012, Maputo - Los países lusófonos han encontrado el enfoque adecuado para abordar el problema del hambre: mediante un esfuerzo combinado de los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado, afirmó hoy el Director General de FAO, José Graziano da Silva, al intervenir en la Conferencia de Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP).

Graziano da Silva elogió la adopción en bloque de la Estrategia Regional de la CPLP para la Seguridad Alimentaria y Nutricional y la creación de un Consejo de Seguridad Alimentaria y Nutrición, refiriéndose a estos eventos como "importantes marcos institucionales para alcanzar la meta de un mundo sin hambre".

"Estoy convencido de que la estrategia que han creado contribuirá al fortalecimiento de los planes nacionales y regionales de seguridad alimentaria y nutricional y podría convertirse en un ejemplo para otros países y organizaciones regionales", dijo Graziano da Silva.

"El establecimiento de un consejo que incluye representantes de la sociedad civil y el sector privado le da más legitimidad y apoyo a los esfuerzos del gobierno dirigidos a combatir el hambre y promover la seguridad alimentaria", añadió.

El responsable de la FAO también dijo a los países africanos que la lucha contra el hambre requiere un mayor compromiso entre ellos.

Se refirió a la creación de un Fondo Africano para la Seguridad Alimentaria, aprobado por la Conferencia Regional de la FAO para África en abril, que será financiado por los africanos para los africanos.

"Esta es una propuesta que permitirá a los países africanos que cuentan con mejores condiciones económicas y financieras apoyar a sus vecinos en la ejecución de los programas regionales de seguridad alimentaria, evitando así que el impacto de las crisis de inseguridad alimentaria -que son resultado de las sequías, por ejemplo - se extienda por toda la región en el forma de la migración incontrolada, que podría llegar a desestabilizar a todos los países de ese área", explicó Graziano da Silva.

La FAO desarrolla actualmente proyectos en países de la CPLP por un total de unos 200 millones de dólares EEUU. "Parece una cantidad importante, pero representa menos de un dólar por cada persona de la CPLP. Podemos hacer mucho más con el apoyo de la Comunidad", añadió el Director General de la FAO.

La comunidad de habla portuguesa está compuesta por Angola, Brasil, Cabo Verde, Guinea-Bissau, Mozambique, Portugal, Santo Tomé y Príncipe y Timor-Leste, con una población total de más de 240 millones de personas