FAO.org

الصفحة الأولى > وسائل الإعلام > مقالات إخبارية
هذا المقال غير مُتاح بالعربية• سيُعاد توجيهكم إلى الإنجليزية•إضغط للإغلاق•

La cosecha en la RPD de Corea aumenta por tercer año, pero persiste la malnutrición crónica

La FAO y el PMA publican un nuevo informe de evaluación.

Foto: ©Jenny Hill
Cosecha de maíz en la RPD de Corea

28 de noviembre de 2013, Pyongyang/Roma – Una evaluación a nivel nacional realizada por dos organismos de la ONU señala un incremento de la producción de alimentos básicos en la República Popular Democrática de Corea (RPDC), por tercer año consecutivo.


El informe, sin embargo, indica que aunque las tasas de malnutrición infantil han disminuido de manera constante en los últimos 10 años, las tasas de retraso del crecimiento causado por la desnutrición durante los primeros mil días de la vida del niño se mantienen altas y las deficiencias de micronutrientes son motivo de especial preocupación.

La Misión conjunta de evaluación de los cultivos y la seguridad alimentaria a la RPDC llevada a cabo la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), visitó las nueve provincias agrícolas del país a finales de septiembre y principios de octubre, coincidiendo con la principal cosecha anual de cereales.

La producción total de alimentos en 2013 se calcula en alrededor de 5,03 millones de toneladas (incluido el arroz elaborado), lo que supone un aumento de cerca del 5 por ciento respecto al año anterior. A pesar de la mejor cosecha, la situación de la seguridad alimentaria sigue siendo insatisfactoria, con el 84 por ciento de los hogares con un consumo al límite o insuficiente de alimentos.

La misión observó enormes desafíos logísticos para el sistema de distribución público de alimentos y expresó su preocupación acerca de la oportunidad y la coherencia de las distribuciones. Se cree que los mercados y mecanismos informales de trueque y otras formas de intercambio tienen cada vez más importancia para el acceso a los alimentos de las familias, especialmente en las zonas urbanas.

"A pesar de la mejora continua en la producción agrícola, el sistema alimentario en la RPDC sigue siendo muy vulnerable a las crisis y existen graves carencias, sobre todo en la producción de alimentos ricos en proteínas", advirtió Kisan Gunjal, economista de la FAO y uno de los jefes de la misión. "En interés de un mayor consumo de proteínas y para invertir la tendencia a la baja de la producción de soja, debería incrementarse el precio que se paga a los agricultores que la cultivan", añadió Gunjal.

Desde 1998, el PMA -en colaboración con el gobierno norcoreano- produce mezclas alimentarias enriquecidas y galletas nutritivas para niños y mujeres embarazadas o lactantes. El PMA ha recomendado un cambio hacia un nuevo producto, una mezcla de arroz, soja y leche para los niños en las guarderías con el fin de reducir el retraso del crecimiento y la emaciación (peso bajo para la estatura).

"Mejorar la variedad y calidad de los alimentos suministrados por el sistema institucional infantil es esencial para mejorar la nutrición de los niños", aseguró el Director del PMA en el país asiático, Dierk Stegen. "Queremos producir la  mezcla de arroz, soja y leche, pero sólo podemos hacerlo si recibimos suficiente apoyo de los donantes", añadió.

Situación general de los cultivos

A pesar de una ligera reducción de la superficie plantada, se calcula que la producción total agrícola en 2013/14 aumentará debido a condiciones meteorológicas en general favorables, que han permitido a una cosecha de arroz más abundante.

La producción total de las cooperativas agrícolas, parcelas en pendiente y huertos familiares evaluada por la misión incluye la cosecha de la principal temporada agrícola de 2013 y la previsión de los cultivos tempranos para 2014. Las fuertes lluvias poco habituales caídas con antelación en julio y principios de agosto pusieron en riesgo las cosechas de maíz y soja, pero tuvieron poco efecto sobre el arroz.

El informe estima las necesidades de importación de cereales en 340 000 toneladas para el año comercial 2013/14 (noviembre/octubre). Suponiendo que se alcance la meta oficial de importar 300 000 toneladas de cereales, quedaría un déficit por cubrir de 40 000 toneladas para la campaña comercial en curso.

Si bien este déficit alimentario es el más bajo en muchos años, necesita ser cubierto, ya sea a través de compras adicionales por parte del gobierno y/o el apoyo internacional para evitar un aumento de la subalimentación durante el año en curso.

Recomendaciones

Para mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición, el informe recomienda el apoyo nacional e internacional para prácticas de agricultura sostenible, mejores precios e incentivos de mercado para los agricultores, y la mejora de la mecanización agrícola.

En nutrición, se recomienda que los esfuerzos se centren en la mejora de la diversidad de la dieta y prácticas de alimentación para niños pequeños y mujeres a través de estrategias como los cambios de conducta, la reforma del mercado y el fomento de la ganadería y la producción piscícola, el refuerzo del tratamiento de la malnutrición aguda grave y moderada, y una mejor higiene y prácticas de saneamiento.