هذا المقال غير مُتاح بالعربية• سيُعاد توجيهكم إلى الإنجليزية•إضغط للإغلاق•

Una plataforma para dar voz a millones a pastores

La iniciativa quiere llevar sus preocupaciones al diálogo mundial sobre políticas

27 de abril de 2015, Roma - Millones de pastores se beneficiarán de una nueva plataforma de conocimiento en Internet que le ayudará a hacer oír sus voces en los debates internacionales sobre políticas y a compartir valiosa información para fortalecer sus medios de subsistencia.
 
El Centro de Conocimientos sobre el Pastoreo  (Pastoralist Knowledge Hub) -lanzado hoy por la FAO, la Unión Europea, Alemania y otros socios- permitirá a los ganaderos nómadas estar en contacto, reunirse y discutir temas como la innovación agrícola o la regulación de las tierras y encontrar soluciones compartidas a los desafíos comunes.
 
"Los pastores son capaces de producir alimentos allí donde no se puede cultivar. Sin embargo, sus preocupaciones son apenas escuchadas por la comunidad internacional", señaló hoy Helena Semedo, Directora General Adjunta de la FAO. "Este centro es una plataforma importante para ayudarles a proyectar sus voces, compartir conocimientos, e influir en los debates sobre políticas”.
 
El Centro ofrece también una base de datos que se irá ampliando de investigación sobre el pastoreo, contactos de una red mundial de representantes de los pastores y foros de discusión para las redes pastoriles y las instituciones asociadas.
 
Incluye además un mecanismo que permite a las comunidades de pastores nominar y seleccionar representantes para foros mundiales, como el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial.
 
Para dar forma a la iniciativa hay previstas siete reuniones regionales con las redes de pastores hasta octubre de 2015.
 
Rico legado, desafíos diversos
 
Los varios cientos de millones de pastores que manejan los pastizales del mundo se basan en un rico legado de conocimientos y la movilidad tradicional para sobrevivir en los ambientes más hostiles del planeta.
 
Siguen siendo importantes productores de ganado, carne, leche, lana y pieles y en muchos países, producen más de la mitad del PIB agrícola.
 
Llevar el ganado a  los pastizales también aporta valiosos beneficios a los ecosistemas, incluyendo ayudar a reciclar las plantas para fertilizar el suelo y controlar el crecimiento de arbustos y malezas.
 
Los ejemplos de las sociedades pastoriles más conocidos incluyen los beduinos del norte de África y la Península Arábiga, los masai en África oriental, los navajo de América del Norte, los sherpa en Nepal, y el pueblo sami de Escandinavia.
 
A pesar de su importancia para la producción de alimentos y los ecosistemas, los pastores se han visto tradicionalmente marginados en la toma de decisiones sobre asuntos como la disminución de los pastizales y la interrupción de sus rutas de tránsito, que afectan negativamente a sus vidas y medios de subsistencia.
 
Han sido objeto de frecuentes intentos de alterar su estilo de vida nómada y, a menudo les resulta difícil acceder a los servicios sanitarios y a las escuelas
 
Además, los pastores están todavía poco representados en los procesos de toma de decisiones en instituciones de alto nivel -como las Naciones Unidas- y sus propios gobiernos nacionales.
 
Hacer oír sus voces en la escena mundial
 
El Centro reúne a instituciones asociadas como la Unión Africana, la Unión Europea, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el Banco Mundial y organizaciones no gubernamentales, así como a grupos pastoralistas de la sociedad civil.
 
Estas organizaciones pueden compartir su trabajo y recursos en materia de pastoreo y consultar activamente a las redes pastorales.
 
"El nuevo Centro tiene como objetivo reunir a todos los grupos y organizaciones para expresar sus preocupaciones sobre el pastoreo a la comunidad internacional", dijo Lalji Desai, Secretario General de la Alianza Mundial de los Pueblos Indígenas Nómadas.
 
El Ministerio de Agricultura y Alimentación de Alemania contribuye con 1,7 millones de dólares EEUU para el lanzamiento del Centro.
 

Foto: ©FAO/Giulio Napolitano
Una mujer recoge agua para sus camellos en Kenya