FAO.org

الصفحة الأولى > وسائل الإعلام > مقالات إخبارية
هذا المقال غير مُتاح بالعربية• سيُعاد توجيهكم إلى الإنجليزية•إضغط للإغلاق•

La FAO, premiada por su labor en la lucha contra incendios forestales

Una ONG española concede al Departamento Forestal de la Agencia el “Batefuegos de Oro”

Foto: ©FAO/APAS
José Antonio Prado recibe el Premio Batefuegos de Oro en Madrid
25 de noviembre de 2010, Roma - El Departamento Forestal de la FAO ha recibido un importante premio español en reconocimiento a sus méritos en materia de protección forestal.  

Cada año, la ONG española Asociación para la Promoción de Actividades Socioculturales (APAS) concede el premio "El Batefuegos de Oro" a personas u organizaciones reconocidas por sus excepcionales méritos en la lucha contra los incendios forestales.

Este año, el jurado, constituido por prestigiosos especialistas de la Administración española, ONGs y la sociedad civil, eligió a la Dirección de Evaluación, Ordenación y Conservación Forestal para que recibiera el galardón en 2010. El premio se ha concedido bajo la categoría "Internacional", en reconocimiento a la ayuda a países en vías de desarrollo y, en particular, a la prevención y represión de incendios forestales.

"Es un gran honor para la FAO y un reconocimiento importante a nuestro trabajo en el área de control de incendios que ha demostrado en los últimos años que sistemas bien establecidos en el seno de la comunidad y control de sistemas integrados de prevención de incendios pueden proteger con efectividad la vida humana, los mecanismos de subsistencia y los recursos forestales y naturales", afirmó José Antonio Prado, Director de la División de Gestión Forestal de la FAO tras recibir el galardón en Madrid.

La FAO ha coordinado el desarrollo de las "Directrices de carácter voluntario para el manejo del fuego", con el objetivo de ayudar a los países a desarrollar un enfoque integral para afrontar el control de incendios, desde la prevención y la preparación previa a la supresión y la restauración.

Las Directrices de la FAO aconsejan a las autoridades y a otros grupos interesados que la lucha contra incendios sea una parte integral de una política coherente y equilibrada que se aplique no sólo a los bosques, sino también a otros usos del terreno.

Las Directrices se utilizan actualmente de una manera amplia en todo el mundo industrializado y en los países en desarrollo como base para preparar políticas de control de incendios, estrategias y prácticas.