FAO.org

الصفحة الأولى > وسائل الإعلام > مقالات إخبارية
هذا المقال غير مُتاح بالعربية• سيُعاد توجيهكم إلى الإنجليزية•إضغط للإغلاق•

Puntualización por el Director General de la FAO

Jacques Diouf responde a un artículo aparecido en el diario francés "Le Monde"

Foto: ©FAO/Simone Casetta
El Director-General de la FAO, Jacques Diouf
27 enero 2011, Roma/Paris  - En la edición de el diario "Le Monde" del 25 de enero de 2011, un artículo titulado "Sarkozy quiere regular los mercados agrícolas", se menciona: "El proyecto sería establecer bajo la égida de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la transparencia sobre las cosechas, el consumo, o incluso las reservas. Pero por ahora, gigantes como India y China rechazan rechazan suministrar información tan estratégica".

El artículo recoge también las siguientes declaraciones, atribuidas a un colaborador del Presidente de la República: "Cuando Rusia bloquea sus exportaciones, la FAO se reúne quince días más tarde a nivel de funcionarios". La realidad es la siguiente:

1. Desde el inicio del alza de precios alimentarios, la FAO ha tenido como principal objetivo calmar a los mercados. Así, ya en julio de 2010, el Director General de la FAO ofreció una entrevista al Financial Times para indicar que el nivel de reservas y el nivel de precios del petróleo no se correspondían, en ese momento, con la situación vivida durante la última crisis de 2007-2008, por lo que se imponía la prudencia.

2. La FAO entró en ese momento en contacto con los diferentes países exportadores, con la intención de evitar un fenómeno de contagio tras las restricciones a la exportación de trigo anunciadas por Rusia. Y lo consiguió, excepto en el caso de Ucrania, país en el que al menos logró retrasar la decisión durante varios meses.

3. El 9 de agosto de 2010, el Director General de la FAO envió una carta a los Jefes de Estado y de Gobierno de los países del G20, al igual que a los presidentes y dirigentes en ejercicio de las siguientes organizaciones: la Unión Africana, la Comunidad de países lusófonos, la Organización de Estados americanos, la Commonwealth, el Banco Central Europeo, la Organización Internacional de la Francofonía y la Comisión Europea. En esta carta, alertaba sobre los riesgos del agravamiento de la situación y de una posible crisis alimentaria si no se tomaban las medidas apropiadas, entre ellas el fin de las restricciones a la exportación. La FAO mostró su disponibilidad para cooperar en este sentido con los países e instituciones involucrados.

4. El 8 de septiembre de 2010, el Director General de la FAO intervino en la BBC con el objetivo de calmar una vez más a los mercados.

5. El 24 de septiembre de 2010, la FAO organizó una reunión conjunta extraordinaria de los Grupos intergubernamentales sobre los cereales y el arroz, en la que participaron representantes de los países miembros y en muchos casos sus embajadores ante la FAO, con el fin de intercambiar información sobre la oferta y la demanda y debatir los factores que les afectan. Con ocasión de esta reunión se elaboró un informe.

6. Del 11 al 16 de octubre de 2010, el Comité sobre seguridad alimentaria mundial se reunió en la FAO con la participación de representantes de los gobiernos de los países miembros, organismos internacionales, la sociedad civil y el sector privado. Participaron trece ministros, entres ellos el ministro francés de Agricultura.

7. Finalmente, conviene recordar que la FAO publica regularmente información sobre las reservas, el ratio reservas/utilización, la producción, consumo y el comercio de los principales productos básicos agrícolas (trigo, arroz, semillas oleaginosas, carne, leche, etc), al igual que sobre la evolución del índice de los precios de los alimentos. Al hacer referencia a las reservas, conviene precisar que tan solo cuatro países -Estados Unidos, Canadá, Australia e India- ofrecen de forma regular la información solicitada, lo que no facilita la transparencia deseada por el actual Presidente del G20, Nicolas Sarkozy.