FAO.org

الصفحة الأولى > وسائل الإعلام > مقالات إخبارية
هذا المقال غير مُتاح بالعربية• سيُعاد توجيهكم إلى الإنجليزية•إضغط للإغلاق•

Stoichkov en Burkina Faso: “combatir juntos el hambre”

El fútbol europeo apoya a la UE y la FAO en la lucha contra el hambre

Foto: ©FAO/Ahmed Ouoba
Aliviar la situación apremiante de cerca de mil millones de personas que sufren hambre.

16 de marzo de 2011, Roma - La estrella búlgara del fútbol Hristo Stoichkov ha intervenido a favor de los esfuerzos de la Unión Europea y la FAO para reconstruir los medios de vida de las personas afectadas por la crisis alimentaria que sufrió el Sahel en 2010, en el curso de un viaje a Burkina Faso.

Acompañado de una delegación de la Asociación Europea de Ligas de Fútbol Profesional (EPFL, por sus siglas en inglés) liderada por su Presidente, Sir David Richards, el que fuera Futbolista europeo del año, visitó durante dos días diversos proyectos financiados por la FAO en Burkina Faso que han ayudado a miles familias -golpeadas por la sequía y las lluvias torrenciales-, a reanudar sus tareas agrícolas.

Habiendo conocido de primera mano la crisis del Sahel en 2010, que afectó especialmente a la población rural que depende de la agricultura para sobrevivir, Stoichkov señaló: "es vital lograr que la gente afectada por el desastre pueda volver a alimentarse de nuevo".

Comparando su etapa en el dream team del FC Barcelona en la década de 1990 -uno de los períodos de mayor éxito del equipo español- con su actividad presente con la EPFL en apoyo de la UE y la FAO en la lucha contra el hambre, aseguró :"un buen equipo triunfa. Juntos podemos derrotar al hambre".

El hambre es inaceptable

"El fútbol europeo está asumiendo la responsabilidad que acompaña a su papel cada vez más prominente en la sociedad", aseguró Sir David Richards, que preside también la Premier League inglesa. "Queremos contribuir -añadió- a aliviar la situación apremiante de cerca de mil millones de personas que se van a la cama con hambre cada día".

La EPFL, que representa a las 30 mayores ligas de fútbol profesional de Europa y a casi 950 equipos, se unió a la FAO en 2008 lanzando la campaña "El fútbol profesional contra el hambre". De forma reciente dieron la bienvenida al mayor donante de ayuda humanitaria del mundo, la Unión Europea (UE), como nuevo socio para aumentar la concienciación entre los ciudadanos europeos sobre el nivel inaceptable de hambre en el mundo.

La Comisaria europea de Cooperación Internacional, Ayuda Humanitaria y Respuesta a las Crisis, Kristalina Georgieva, aseguró: "necesitamos hacer más y tenemos que actuar de prisa si queremos evitar que adultos y niños mueran de inanición". "En tiempos de crisis económica -añadió- y de un número creciente de catástrofes, una buena coordinación entre los diferentes actores humanitarios no sólo es necesaria, sino indispensable. Se trata incluso de la forma mejor -y más barata- de cumplir el compromiso que han asumido los líderes mundiales de acabar con el hambre".

Ayudar a que la gente pueda alimentarse

Cuando ocurre un desastre, la UE trabaja junto con la FAO para que las comunidades rurales puedan volver a cultivar, de forma que sean capaces de alimentarse de nuevo. En la actualidad, la FAO opera 27 proyectos de emergencia en África, Asia, Europa, Oriente Medio y Latinoamérica, con financiación de la UE y un presupuesto total de 37 millones de euros.

En Burkina Faso, la FAO recibió cerca de 1,8 millones de euros de la UE, que utilizó para suministrar ganado y piensos, así como en apoyar los huertos urbanos y programas de formación, llegando a 80 000 personas.

"Para garantizar un apoyo continuado a la gente necesitada, es crucial comunicar qué se está haciendo para ayudarles", señaló Annika Söder, Directora General Adjunta de la FAO para Comunicación y Relaciones Externas. "El fútbol nos permite informar a una amplia audiencia europea sobre los programas humanitarios", añadió.

Mientras tanto, en Ouagadougou, la capital de Burkina Faso, Hristo Stoichkov disfrutaba jugando al fútbol con un grupo de escolares. "El fútbol da esperanza -dijo-. Cuando era niño, yo también pasaba hambre. Mientras estás jugando, no piensas en ello".