FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

La FAO pide más ayuda internacional frente al aumento del número de refugiados en Uganda

Graziano da Silva visita los asentamientos de refugiados en el norte del país

Photo: ©FAO/Anita Tibasaaga
El Director General se reúne con refugiados en el norte de Uganda.

30 de agosto de 2017, Kampala -El Director General de la FAO, José Graziano da Silva, pidió hoy más fondos para dar una respuesta sostenible a la crisis de los refugiados en Uganda, tras concluir una visita a los asentamientos en el norte del país. 

Graziano da Silva reafirmó también el apoyo de la FAO al Gobierno de Uganda en su comprensiva política de asilo, en virtud de la cual se asignan tierras a los refugiados en las que encuentran refugio y que a la vez pueden cultivar. 

"El modelo de refugiados de Uganda -explicó- es un ejemplo para el mundo. Es vital que se movilicen fondos para apoyar este esfuerzo, de modo que las personas puedan proveerse de alimentos por sí mismos antes que depender solamente de la ayuda alimentaria, y para que los refugiados y sus comunidades de acogida tengan una oportunidad real de superar el hambre y la pobreza". 

"Uganda está ofreciendo no sólo alimentos y tierra, también esperanza", añadió. 

Uganda es el país de acogida de la crisis de refugiados de más rápido crecimiento en el mundo. Desde julio del año pasado, más de un millón de refugiados de Sudán del Sur han cruzado sus fronteras. Se trata sobre todo de mujeres y jóvenes de comunidades agrícolas o ganaderas. 

Graziano da Silva visitó dos asentamientos de refugiados, Agojo y Mungula 1, en el distrito de Adjumani, cerca de la frontera entre Uganda y Sudán del Sur. En Agojo, el responsable de la FAO ayudó a distribuir semillas de cultivos y hortalizas a más de un millar de familias de refugiados y de las comunidades de acogida. Esta ayuda mejorará la nutrición familiar y generará ingresos por la venta de los posibles excedentes. En Mungula 1, inauguró un proyecto de microrriego que proporcionará a las familias de refugiados y de acogida una fuente fiable de agua para sus cultivos y animales. 

Antes de recorrer los asentamientos, Graziano da Silva se reunió con el Primer Ministro de Uganda, Ruhakana Rugunda. 

"La gente no escoge voluntariamente convertirse en refugiados. Tenemos la responsabilidad de ayudar a nuestros hermanos dándoles esperanza, porque hoy son ellos, pero la situación podría cambiar mañana", aseguró Rugunda. 

Bajo un nuevo plan de respuesta, la FAO está intensificando sus esfuerzos para ofrecer asistencia para el sustento de los refugiados y las comunidades de acogida. El plan se centra en la alimentación y la producción ganadera, la nutrición, la protección del medio ambiente y el apoyo técnico al Gobierno ugandés. 

La visita del Director General se produce después de que el Secretario General de la ONU pidiera en junio a la comunidad de donantes reforzar su apoyo a los refugiados. Uganda requiere cerca de 2 000 millones de dólares EEUU anuales para el período 2017-2020 para atender las necesidades de los refugiados. Los donantes se han comprometido hasta ahora a entregar tan solo unos 358 millones de dólares. 

Compartir esta página