FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

Los responsables de los organismos alimentarios de la ONU comienzan su visita a Etiopía

Más de 8,5 millones de personas necesitan ayuda alimentaria a causa de la sequía

Photo: FAO/IFAD/WFP/Petterik Wiggers
Los jefes de las tres agencies de las Naciones Unidas durante su visita a Etiopia.
1 de septiembre de 2017, Dolobat, Etiopía - Las prioridades de supervivencia resultan claras para Mohamed, propietario ganadero: "tengo que salvar a mis animales para poder sostenerme", dice sentado frente a su vivienda con techo de paja en Dolobat, aldea en la región etíope de Somali. Esta zona del sureste del país sufre por una sequía devastadora: las lluvias han escaseado por tercer año consecutivo, lo que ha provocado un incremento del hambre y disparado las tasas de malnutrición a niveles alarmantes.

La sequía ha matado a 70 de las cabras de Mohamed y seis vacas. Él y su familia dependen ahora de la ayuda alimentaria de emergencia, por lo que intentan desesperadamente mantener a sus vacas restantes con vida. "Todo está en la mano de Dios", asegura.

Otra aldeana, Sarah Ahmed, ha perdido a su vez 50 vacas y ovejas a causa de la sequía. La falta de agua significa además que ya no puede cultivar, por lo que está madre de siete hijos depende igualmente de la ayuda alimentaria para ella y su familia. Sarah también considera que sus animales son vitales para el bienestar de la familia: "si me asisten para cultivar forraje, puedo salvar mis animales".

La FAO ha sido proactiva en responder a las necesidades de las familias que viven de criar ganado. Hasta la fecha, la Organización ha prestado asistencia a casi medio millón de personas con piensos de emergencia, tratamientos para prevenir las enfermedades y actuaciones para reducir la cabaña ganadera. Ello implica comprar animales debilitados a un precio justo en el mercado, y luego destinar la carne a las familias más vulnerables amenazadas por la malnutrición.

Más de 8,5 millones de etíopes necesitan ayuda alimentaria en el segundo semestre de 2017. Pero la actual crisis de seguridad alimentaria y nutrición no puede resolverse solamente con actuaciones de emergencia. La solución a más largo plazo reside en crear resiliencia en las comunidades para que puedan resistir los choques y evitar verse arrastradas de nuevo a una situación de crisis.

Los responsables de los tres organismos de la ONU centrados en la alimentación, José Graziano da Silva, de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Gilbert F. Houngbo del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y David Beasley del Programa Mundial de Alimentos (PMA) están desde hoy en Etiopía para comprobar en persona la amplitud de la crisis, y analizar la mejor manera de fortalecer su apoyo al gobierno etíope, de manera que se puedan abordar las crecientes necesidades humanitarias e invertir para limitar el impacto de crisis futuras.

Puede seguir su visita en Twitter a través de @GrazianoDaSilva   @GHoungbo  y @WFPChief.    

Compartir esta página