FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

La FAO aplaude la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el hambre y los conflictos

Según Graziano da Silva, se subraya así la necesidad de proteger los sistemas agrícolas y alimentarios locales en zonas de conflicto

24 de mayo de 2018, Roma – El Director General de la FAO, José Graziano da Silva, aplaudió hoy una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre el hambre y los conflictos, por subrayar el papel fundamental de salvaguardar la producción alimentaria y los medios de vida rurales, incluso en condiciones de violencia extrema e inestabilidad.
 
“Acogemos con gran satisfacción esta iniciativa sin precedentes del Consejo de Seguridad de reconocer explícitamente el impacto de los conflictos armados en el hambre, debido al frecuente desplazamiento de gran número de personas desde las tierras cultivables, áreas de pastoreo y zonas de pesca, así como por la destrucción de reservas de alimentos y activos agrícolas y la interrupción de los mercados alimentarios”, explicó Graziano da Silva.
 
La Resolución, cuya denominación oficial es la número 2417 (2018), fue adoptada por unanimidad.
 
Los datos más recientes indican que, tras casi una década de descensos, el número de víctimas del hambre en el mundo ha comenzado a aumentar, con 815 millones de subalimentados crónicos en 2016. En 2017, unos 124 millones de personas requirieron ayuda alimentaria y para sus medios de subsistencia para evitar el riesgo de caer en una situación de hambruna, en comparación con 108 millones en 2016.
 
“Los conflictos son la causa principal de esta reversión”, señaló el responsable de la FAO, quien recordó que cerca del 60 por ciento de personas que padecen hambre viven en países afectados por conflictos.
 
“Mediante esta Resolución -añadió- el Consejo de Seguridad lanza un mensaje claro a todas las partes en un conflicto armado: deben proteger a los civiles, incluidos sus medios para producir o acceder a los alimentos, como son granjas, mercados, sistemas hídricos y medios de transporte”. “También se llama a las partes del conflicto para que no amenacen la supervivencia de la población civil al privarla de cultivos, ganado y otros activos de gran importancia”, aseguró.
 
“Los sistemas agrícolas y alimentarios se ven gravemente afectados por los conflictos y la inestabilidad, pero siguen siendo sumamente resilientes. Sin embargo, cuando se pierden estos sistemas, es casi imposible reconstruirlos”, advirtió el Director General de la FAO.
 
Por ello subrayó que “la FAO, junto con sus socios, incluidos otros organismos de las Naciones Unidas, trabaja para proporcionar seguridad alimentaria y apoyo a los medios de subsistencia en situaciones de conflicto. Estas intervenciones, incluida la gestión de los recursos naturales y la protección social, contribuyen al mantenimiento de la paz”.
 
Desde 2016, la FAO, junto con el Programa Mundial de Alimentos (PMA), presenta regularmente informes bianuales al Consejo de Seguridad de la ONU sobre la seguridad alimentaria en los países que supervisa oficialmente.

Photo: ©FAO/Albert Gonzalez Farran
En Sudán del Sur, desolado por el conflicto, la FAO ha distribuido kits de pesca a las comunidades locales.

Compartir esta página