FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

Impulso internacional para mejorar la inocuidad alimentaria

La Conferencia Internacional sobre inocuidad alimentaria comienza con un llamamiento a una mayor cooperación mundial

12 de febrero de 2019, Addis Abeba – Es necesaria una mayor cooperación internacional para evitar que los alimentos insalubres perjudiquen la salud y frenen el progreso hacia el desarrollo sostenible, dijeron hoy los líderes mundiales en la sesión inaugural de la Primera Conferencia Internacional sobre inocuidad alimentaria en Addis Abeba, organizada por la Unión Africana (UA), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Un segundo evento, el Foro Internacional sobre Inocuidad de los Alimentos y Comercio -centrado en los vínculos entre la inocuidad alimentaria y el comercio- se celebrará en Ginebra (23 al 24 de abril), organizado por la OMC. Se espera que ambas reuniones galvanicen apoyos y lleven a tomar medidas en áreas clave que son estratégicas para el futuro de la inocuidad alimentaria.

Los alimentos contaminados con bacterias, virus, parásitos, toxinas o sustancias químicas hacen que más de 600 millones de personas enfermen y 420 000 mueran cada año en el mundo. Las enfermedades vinculadas a la inocuidad alimentaria sobrecargan los sistemas sanitarios y perjudican a las economías, el comercio y el turismo. El impacto de los alimentos nocivos cuesta a las economías de ingresos bajos y medianos alrededor de 95 000 millones de dólares EEUU anuales en pérdida de productividad.

Debido a estas amenazas, la inocuidad de los alimentos debe ser un objetivo primordial en cada etapa de la cadena alimentaria, desde la producción hasta la recolección, el procesado, almacenamiento, distribución, preparación y consumo, subrayaron los participantes de la conferencia.

“La alianza entre la Unión Africana y las Naciones Unidas ha sido prolongada y estratégica", afirmó el presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat. "Esta conferencia sobre inocuidad alimentaria –dijo- es una demostración de esta asociación. Sin alimentos inocuos, no es posible lograr la seguridad alimentaria”.

“No existe seguridad alimentaria sin inocuidad alimentaria”, reiteró por su parte el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, en su discurso. “Esta conferencia es una gran oportunidad –añadió- para que la comunidad internacional refuerce sus compromisos políticos y se involucre en medidas clave. Salvaguardar nuestros alimentos es una responsabilidad compartida. Todos debemos desempeñar nuestro papel. Hay que trabajar juntos para apoyar la inocuidad alimentaria en las agendas de las políticas nacionales e internacionales”.

“Los alimentos deben ser una fuente de nutrición y disfrute, no una causa de enfermedad o muerte”, afirmó a su vez Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS. “Los alimentos insalubres –añadió- son responsables de cientos de miles de muertes cada año, pero no han recibido la atención política que merecen. Garantizar que las personas tengan acceso a alimentos inocuos requiere una inversión sostenida en regulaciones más estrictas, laboratorios, vigilancia y seguimiento. En nuestro mundo globalizado, la inocuidad alimentaria es un problema de todos”.

“La inocuidad de los alimentos es un elemento central de la salud pública y será crucial para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030”, explicó el Director General de la OMC, Roberto Azevedo. “El comercio –añadió- es una fuerza importante para sacar a la gente de la pobreza... cuando nos volvamos a reunir en Ginebra en abril, consideraremos estas cuestiones con mayor profundidad”.

Unos 130 países participan en la conferencia de dos días, incluidos ministros de Agricultura, Sanidad y Comercio. También hay prominentes expertos científicos y representantes de organismos asociados, los consumidores, productores de alimentos, organizaciones de la sociedad civil y del sector privado.
El objetivo de la reunión es identificar acciones clave que garanticen la disponibilidad y el acceso a alimentos inocuos ahora y en el futuro. Ello requerirá un compromiso reforzado al más alto nivel político para apoyar la inocuidad alimentaria en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Cambiar los sistemas alimentarios

Los avances tecnológicos, la digitalización, los nuevos alimentos y métodos de procesado brindan gran cantidad de oportunidades para mejorar a la vez la inocuidad alimentaria y la nutrición, los medios de vida y el comercio. Al mismo tiempo, el cambio climático y la globalización de la producción de alimentos -junto con una creciente población mundial y una mayor urbanización-, plantean nuevos desafíos para la inocuidad alimentaria. Los sistemas alimentarios se están volviendo aún más complejos e interconectados, difuminando las líneas de responsabilidad regulatoria. Las soluciones a estos potenciales problemas requieren una acción internacional intersectorial y concertada.

Colaboración reforzada

Un tema central de la conferencia es que los sistemas de inocuidad de los alimentos deben adaptarse a la manera en que éstos se producen y consumen. Ello requiere inversiones sostenidas y enfoques multisectoriales coordinados para poder tener legislación regulatoria, capacidad de laboratorio y programas adecuados de vigilancia de enfermedades y monitoreo de alimentos, todo los cual debe contar con el apoyo de tecnologías de la comunicación, información compartida, capacitación y educación.

Photo: ©FAO
La inocuidad debe ser un objetivo primordial en todas las etapas de la cadena alimentaria, desde la producción hasta la recolección, el procesado, almacenamiento, distribución, preparación y consumo

Compartir esta página