FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

El derecho a una alimentación saludable debe ser un aspecto clave del Hambre Cero, según el Director General de la FAO

Graziano da Silva imparte una conferencia en la Facultad de Derecho de la Universidad de California

17 de febrero de 2019, Los Ángeles – El Derecho a la Alimentación requiere un nuevo enfoque que incluya el derecho a disfrutar de una dieta saludable, subrayó el Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, en una conferencia en la Facultad de Derecho de la UCLA.

“Necesitamos replantear nuestros sistemas alimentarios, de forma que nutran a las personas, y no solo las alimenten”, afirmó Graziano da Silva durante una conferencia el pasado viernes.

“Según nuestras últimas cifras –dijo-, la obesidad y el sobrepeso crecen más rápido que el hambre. Se trata de una epidemia. El derecho a contar con alimentos saludables debe ser un aspecto clave para alcanzar el Hambre Cero y para el propio Derecho a la Alimentación”.

Garantizar el derecho a una alimentación adecuada supone algo más que tener comida suficiente en la mesa, según el responsable de la FAO. Significa capacitar a las personas para que se alimenten a sí mismas y a sus familias con dignidad. Se trata de garantizar que todos los niños y niñas del mundo tengan acceso a las dietas saludables que necesitan para desarrollar todo su potencial.

En el curso de su intervención, Graziano da Silva explicó que a principios de la década de 2000, como estudiante de posdoctorado en la UC Santa Cruz (UCSC), pudo conocer algunas prácticas exitosas en California, como los bancos de alimentos y los circuitos locales de producción y consumo, que más tarde le ayudaron a perfilar el diseño del Programa Hambre Cero en Brasil.

Hilal Elver, Relatora Especial de la ONU sobre el Derecho a la Alimentación, y miembro del Centro Resnick para Leyes y Políticas Alimentarias de la Facultad de Derecho de la UCLA, destacó precisamente el programa Hambre Cero en su presentación de la conferencia.

“Hemos experimentado –dijo- diversas políticas alimentarias positivas que garantizan el derecho a la alimentación en todo el mundo, algo que fue particularmente evidente en América Latina. En Brasil, Graziano da Silva se convirtió en el primer ministro encargado de forma específica de la seguridad alimentaria, en el gobierno del Presidente Lula da Silva, quien se tomó el derecho a la alimentación y la seguridad alimentaria de la población brasileña como su primera prioridad”.

Según Elver, la administración brasileña, bajo la presidencia de Lula da Silva y con Graziano da Silva como ministro, sacó a 20 millones de ciudadanos de la pobreza extrema, y desde 2015 el país ya no figura en el Mapa del Hambre de la FAO.

El Derecho a la Alimentación y las dietas saludables

El Derecho a la Alimentación está incluido en la Declaración Universal de Derechos Humanos, aprobada por todos los países hace más de 70 años. También está garantizado en numerosas leyes internacionales y constituciones nacionales. Sin embargo, las cifras de malnutrición en el mundo muestran que mucha gente no tiene acceso regular a una alimentación saludable.

El número de personas subalimentadas en el mundo ha aumentado en los últimos tres años hasta alcanzar 821 millones. Más de 150 millones de niños menores de cinco años sufren de retraso en el crecimiento, 99 millones tienen un peso inferior al normal y 50 millones padecen emaciación. Al mismo tiempo, la obesidad aumenta rápidamente, con 672 millones de adultos obesos en todo el mundo en 2017. Los conflictos y el cambio climático son los principales factores que han impulsado el aumento de la malnutrición.

La Facultad de Derecho de la UCLA fue el escenario de la conferencia del Director General de la FAO, titulada “Una perspectiva mundial sobre la regulación y la promoción de la nutrición”.

Photo: ©FAO/Luis Tato
El Derecho a la Alimentación está incluido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, pero los datos sobre malnutrición muestran que mucha gente no tiene acceso regular a una dieta saludable.

Compartir esta página