FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

Nueva alianza de la FAO e Islandia centrada en pesca y Crecimiento Azul

El plan de cooperación a tres años se centra en la implementación de las medidas del Estado Rector del Puerto, género, redes fantasma y sostenibilidad de los ecosistemas marinos

21 de marzo de 2019 – La FAO y el Gobierno de Islandia acordaron hoy trabajar más estrechamente para facilitar el diseño y la implementación de programas para apoyar la conservación a largo plazo de los ecosistemas marinos vivos y para liberar el potencial de los ecosistemas marinos del mundo. 

La alianza está dirigida a proporcionar apoyo técnico y financiera a distintas instituciones e iniciativas, incluido el Acuerdo de las Medidas del Estado Rector del Puerto y a reducir la cantidad de equipamiento de pesca descartado en los océanos de todo el mundo. Otras áreas de apoyo en virtud de este acuerdo son la recuperación de tierras, temas de género y actividades enmarcadas en el programa de “Crecimiento Azul” de la FAO.

El acuerdo llegará hasta 2022, Año Internacional de la Pesca Artesanal y la Acuicultura. 

"La pesca, la economía azul y los océanos saludables son áreas clave para Islandia y para nuestra estrategia de cooperación, así que vemos este acuerdo un buen modo de contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible,” dijo Mariae Erla Marelsdottir, Directora de Desarrollo del Ministerio de Asuntos Exteriores de Islandia, que firmó el memorando hoy.


“Nunca nos ha faltado el apoyo político de Islandia a la FAO y a la pesca, pero acogemos con satisfacción la escala y la formalización que este nuevo acuerdo supone”, afirmó Árni M. Mathiesen, Director General Adjunto de la FAO y responsable del departamento de Pesca y Acuicultura. 

La FAO tiene una larga historia de cooperación con Islandia, un país con una amplia zona económica exclusiva (ZEE), que abarca unos 754 000 kilómetros cuadrados en el Océano Atlántico Norte, además de intereses y experiencia considerable en asuntos de pesca que van desde asuntos políticos y normativos a cuestiones de marketing y de seguridad.

Según el nuevo acuerdo, Islandia proporcionará apoyo financiero así como asistencia técnica que cubrirá un amplio espectro y desplegará expertos para apoyar a la FAO en la identificación, preparación, implementación, evaluación y revisiones de proyectos, además de involucrarse en ejercicios de desarrollo de capacidades y casos de estudio.

Los beneficiarios de esta colaboración serán los millones de personas para quienes los océanos constituyen una fuente única de servicios ecosistemicos, biodiversidad, alimentación y medios de vida.

Acuerdos, ODS y océanos

La nueva asociación está abierta a nuevas prioridades, pero los asuntos primarios están relacionados con varios Objetivos de Desarrollo Sostenible, sobre todo el número 14, “Vida submarina”, además del 1 y 2, que urgen a la erradicación de la pobreza y el logro del Hambre Cero respectivamente. Geográficamente, los países menos desarrollados y los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo son los objetivos prioritarios.

Un área de trabajo conjunto prioritaria es la implementación del Acuerdo de las Medidas del Estado Rector del Puerto, cuyo objetivo es prevenir, desalentar y eliminar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada impidiendo a los buques que la realizan usar puertos para descargar su mercancía.

Iceland played an active role in negotiations leading up to the FAO-brokered agreement and was an early signatory. Around a third of the world’s countries are now Parties to the treaty, which entered into force in 2016. Islandia jugó un rol activo en las negociaciones que desembocaron en el acuerdo promovido por la FAO y fue uno de los primeros firmantes.

Islandia también está muy comprometida en su ayuda al trabajo de la FAO sobre “aparejos de pesca fantasma” como redes de pesca que se abandonan, pierden o desechan en el mar y que cada año suponen 640 000 toneladas de plástico adicionales a la enorme cantidad de plástico que flota en los océanos.


Islandia y la FAO también acordaron que el marco del acuerdo se centrará y fortalecerá el trabajo en Economía Azul, que pretende maximizar los beneficios sociales y económicos de las zonas costeras. La inversión en ese sentido se canalizará a través del Mecanismo flexible de apoyo a programas multiasociados de la FAO (FMM, por sus siglas en inglés) que impulsará el componente “Océanos y Crecimiento Azul” de este innovador y efectivo mecanismo de movilización de recursos.

Islandia ha usado la pesca como una estrategia clave en su propio desarrollo económico y ha logrado alcanzar la igualdad de género en el país, que será un tema central en su trabajo con la FAO en naciones en desarrollo, afirmó Marelsdottir.

Photo: ©Nikos Economopoulos/Magnum Phot
Un pescador repara sus redes de pesca en Túnez, donde la FAO apoya un proyecto de Crecimiento Azul.

Compartir esta página