FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

Más investigación científica para garantizar políticas que permitan acceder a una dieta saludable a toda la población

El Simposio sobre El futuro de la alimentación pone de relieve los esfuerzos conjuntos de la FAO con instituciones académicas

10 de junio de 2019, Roma – El Director General de la FAO, José Graziano da Silva, subrayó hoy el papel clave que desempeñan las instituciones académicas y de investigación para ayudar a los gobiernos a introducir reformas normativas destinadas a garantizar que todas las personas tengan acceso a dietas saludables y puedan tomar decisiones con conocimiento de causa sobre los alimentos nutritivos.

"Me gustaría recalcar una vez más que la FAO es una institución de conocimiento. No hacemos investigación, por lo que dependemos de ustedes - del sector académico-, ya que basamos nuestro trabajo en lo que hacen ustedes. Nos gustaría reforzar cada vez más nuestra alianza para hacer cosas juntos y para garantizar cooperación mutua", afirmó Graziano da Silva.

También resaltó la necesidad de aumentar la evidencia científica que informe las políticas y las acciones que emprenden los gobiernos para combatir la malnutrición en todas sus formas.

La intervención del responsable de la FAO tuvo lugar el primer día del simposio internacional sobre El futuro de la alimentación, que incluyó una mesa redonda con representantes del mundo académico, así como la firma por parte de la FAO de acuerdos de asociación con siete universidades e instituciones de investigación.

Entre ellas se encontraban la Universidad Americana de Beirut, la Universidad de California en Los Ángeles, el Future Food Institute, la Unión de Universidades Mediterráneas (UNIMED), la Universidad Johns Hopkins, la Universidad de Nottingham y la Universidad de Filipinas en Los Baños. Las nuevas alianzas prevén, entre otras actividades, la creación de programas conjuntos de investigación y estudios sobre temas como la inocuidad de los alimentos, el acceso a alimentos saludables y las enfermedades no transmisibles relacionadas con la dieta, que se derivan de la malnutrición.

Estas asociaciones fomentarán también el diálogo sobre políticas y mejorarán el intercambio de información y conocimientos en ámbitos como la seguridad alimentaria y la nutrición, la gestión sostenible de los recursos naturales y los programas de alimentación urbana.

Graziano da Silva señaló cómo las proyecciones estiman que el número de personas obesas en el mundo superará muy pronto al número de las que padecen hambre, que en la actualidad asciende a unos 821 millones. Existen varios factores subyacentes que impulsan la pandemia mundial de obesidad y carencia de micronutrientes, siendo uno de sus principales causas el elevado consumo de alimentos ultraprocesados, basados sobre todo en ingredientes artificiales y con un elevado nivel de grasas saturadas, azúcares refinados, sal y aditivos químicos.

Con la presencia de representantes de más de 20 países, la mesa redonda brindó la oportunidad de obtener una visión clarificadora del futuro de la alimentación desde una perspectiva académica mundial. Cabe mencionar las contribuciones de RUFORUM en África, el Instituto Internacional de Investigación sobre el Arroz, la Universidad y centro de investigación de Wageningen, la Universidad de Sao Paulo, el Centro Internacional de Agricultura Biosalina y la Universidad de California, en Los Ángeles, que presentaron los problemas de la seguridad alimentaria local en sus regiones. A continuación, tuvo lugar un debate abierto, en el que los participantes se centraron en el papel de los círculos académicos en la investigación, la solución de las lagunas de conocimientos y la determinación de las necesidades para el futuro de la alimentación.


Más información sobre el simposio

El Simposio sobre el futuro de la alimentación incluye mesas redondas sobre temas específicos: investigación, lagunas de conocimientos y necesidades de sistemas alimentarios sostenibles y dietas saludables; gobernanza de los sistemas alimentarios para dietas saludables; fomento de la confianza de los consumidores en los sistemas alimentarios; y lo que se necesita para su transformación. El programa completo se puede encontrar aquí.

 

Compartir esta página