FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

El Fondo Verde para el Clima apoya un ambicioso proyecto de la FAO para reforzar la resiliencia frente al cambio climático en Pakistán

La iniciativa, de más de 47 millones de dólares EEUU, beneficiará a 1,3 millones de personas

7 de julio de 2019, Songdo, República de Corea - La Junta del Fondo Verde para el Clima (FVC), acordó hoy financiar un proyecto de la FAO destinado a transformar la cuenca del río Indo en Pakistán mediante la mejora de la agricultura y la gestión hídrica, con el fin de hacer que esta vital región productora de alimentos sea más resiliente ante el cambio climático.

El FVC ha asignado a la FAO casi 35 millones de dólares EEUU para este proyecto, mientras que los gobiernos provinciales de Punjab y Sindh se han comprometido a cofinanciar la iniciativa con otros 12,7 millones de dólares EEUU, que serán gestionados por la FAO.

Tras aplaudir la decisión del FVC, Maria Helena Semedo, Subdirectora General de la FAO para Clima y Recursos Naturales, aseguró que: “nos encontramos en un momento clave que exige medidas valientes frente al cambio climático, que puedan impulsar soluciones concretas para ayudar a reforzar la resiliencia. La aprobación de este proyecto -el primero dirigido por la FAO que el FVC desarrolla en Asia- es un importante paso adelante para ampliar el apoyo de la FAO a los países para responder al cambio climático, en asociación con el FVC”.

El cambio climático amenaza una fuente vital de seguridad alimentaria y medios de vida

En la cuenca del río Indo, la agricultura da empleo a casi el 26 por ciento de la mano de obra de Pakistán y se concentra más del 90 por ciento de la producción agrícola del país. Sin embargo, las sequías prolongadas y las inundaciones han afectado a millones de personas en los últimos años. Se espera que estos fenómenos meteorológicos extremos se hagan más frecuentes y graves en el país como consecuencia del cambio climático. A medida que las temperaturas sigan aumentando y los patrones de lluvias continúen cambiando, el agua será cada vez más escasa y difícil de utilizar para los campesinos, poniendo en peligro la seguridad alimentaria y los medios de subsistencia de los agricultores de la cuenca del Indo, así como la seguridad alimentaria general en Pakistán.

“Este nuevo proyecto de la FAO, gracias al apoyo del Fondo Verde para el Clima y del Gobierno, ayudará a que Pakistán y su agricultura en la cuenca del Indo pasen de una situación actual de elevada vulnerabilidad a un modelo alternativo, en el que la mejora de la información, la gestión hídrica y las prácticas agrícolas aumentarán notablemente la resiliencia al cambio climático”, aseguró Mina Dowlatchahi, Representante de la FAO en Pakistán. “Se trata de un compromiso importante –añadió- y esperamos trabajar con el gobierno y otros socios para beneficiar de forma directa a unos 1,3 millones de habitantes de zonas rurales, e indirectamente a millones más”.

Una empresa de gran magnitud que requiere un compromiso serio

La cuenca del Indo -hogar de más de 90 millones de personas y el mayor sistema de riego contiguo del mundo- cubre unos 18 millones de hectáreas. La agricultura consume cerca del 90 por ciento de todos los suministros de agua dulce disponibles en Pakistán y, en el contexto de las cambiantes condiciones climáticas, el vínculo entre el agua y la agricultura es de gran importancia para Pakistán como país.
 
“La esencia de este proyecto consiste en acciones coordinadas para poner en común datos, información y conocimientos, mediante el uso de la tecnología y la institucionalización de procesos rutinarios para difundir esta información entre las autoridades encargadas de la gestión de la agricultura y el agua, a los agentes de extensión y, en última instancia, a los agricultores”, aseguró Taka Hagiwara, Jefe de Servicio para Asia y el Pacífico del Centro de Inversiones de la FAO y responsable del equipo técnico del proyecto. “El conocimiento, junto con un mejor acceso al crédito, permitirá a los agricultores adoptar buenas prácticas probadas, como la agricultura resiliente al clima y la gestión del agua a nivel de las explotaciones”, añadió.

Además de trabajar en estrecha colaboración con los organismos gubernamentales provinciales, el proyecto cooperará también con socios y proveedores locales de servicios agrarios (por ejemplo, proveedores de insumos, jóvenes técnicos agrícolas) para poder comprender y responder a la dinámica cambiante del mercado que implica la transformación de la agricultura de la cuenca del Indo para hacerla resiliente frente al cambio climático.

Las principales instituciones financieras internacionales, -como el Banco Mundial y otros socios-, han manifestado ya gran interés en invertir en sistemas y capacidades apoyados por proyectos en otros distritos y provincias, una vez que se hayan aplicado con éxito en el marco del proyecto.

La aprobación de este proyecto -el primero liderado por la FAO del FVC en Asia - es un importante paso adelante en el apoyo más amplio de la FAO a los países para responder al cambio climático, en asociación con el FVC. Otros dos proyectos dirigidos por la FAO han sido ya aprobados en Paraguay y El Salvador. La FAO apoya también de forma activa a los países para que mejoren su planificación y capacidades en materia de inversiones relacionadas con el cambio climático como socios en la implementación, en el marco del Programa de preparación del FVC. En los próximos años, la FAO espera seguir ampliando su apoyo y posicionarse como un socio clave del FVC que apoye estratégicamente la transformación del sector agrícola.

Photo: ©FAO/Farooq Naeem
Agricultores trabajando en un arrozal en la cuenca del río Indo de Pakistán, donde se espera que las sequías e inundaciones prolongadas se vuelvan más frecuentes y severas como resultado del cambio climático.

Compartir esta página