FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

El Director General de la FAO inaugura en Valencia el Centro Mundial para la Alimentación Urbana Sostenible (CEMAS)

Graziano da Silva: “Ya hay más personas obesas que hambrientas en el mundo"

22 de julio de 2019, Valencia (España) – El Director General de la FAO, José Graziano da Silva, urgió hoy a las ciudades de todo el mundo a redoblar esfuerzos en la promoción de dietas y sistemas alimentarios urbanos más saludables y más sostenibles para hacer frente a los crecientes niveles de sobrepeso y obesidad.

“Ya hay más personas obesas que hambrientas en el mundo. La gente cada vez come peor, y el motivo fundamental es que los sistemas alimentarios actuales fomentan el consumo de alimentos ultra procesados, altos en sal, azúcar, grasas saturadas e ingredientes artificiales”, señaló, advirtiendo de la “pandemia” de obesidad que azota a los cinco continentes.

Este tipo de comida es más económica, más accesible y más fácil de preparar que la comida fresca, particularmente para la población de los suburbios y de las zonas rurales.

En general, afirmó, cuando los recursos son escasos, la gente elige alimentos menos costosos, que suelen ser “muy calóricos pero muy poco nutritivos”. 

El Director General de la FAO destacó que los alimentos procesados también se comercializan más fácilmente en los mercados internacionales: “Esto afecta de forma particularmente grave a la población de países que deben importar la mayor parte de la comida, como en el caso de los pequeños estados insulares en desarrollo (PEID) y de algunos países en África”, señaló. “Por eso existen tasas de obesidad tan elevadas en las islas del Caribe y del Pacífico, donde el promedio alcanza el 60 y el 70 por ciento, respectivamente”.

Graziano da Silva hizo estas declaraciones en la inauguración del Centro Mundial para la Alimentación Urbana Sostenible (CEMAS), presidida por Su Majestad la Reina Letizia, Embajadora Especial de la FAO para la Nutrición. En el evento participaron también el Presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y el Alcalde de Valencia, Joan Ribó.

El CEMAS es una iniciativa del Ayuntamiento de Valencia, con apoyo técnico de la FAO, para potenciar, asesorar, gestionar y coordinar las acciones de ciudades de todo el mundo en la gestión e intercambio de conocimiento sobre sistemas alimentarios locales sostenibles.

El nuevo centro también también realizará actividades de divulgación y sensibilización pública sobre cuestiones vinculadas con la alimentación, la nutrición, la lucha contra el hambre, el cambio climático y los sistemas alimentarios.

“El consenso médico no deja lugar a dudas”, advirtió el Director General de la FAO: la obesidad es un factor de riesgo para el desarrollo de muchas enfermedades no transmisibles, como las enfermedades del corazón, los infartos, la diabetes e, incluso, algunos tipos de cáncer.

Promover los circuitos locales de producción y consumo

Graziano da Silva urgió a una “transformación urgente” de los sistemas alimentarios para lograr que ofrezcan alimentos saludables y nutritivos para todos, preservando al mismo tiempo los recursos naturales y la biodiversidad.

“Hay que integrar todas las actuaciones y crear circuitos locales de producción y consumo. Hay muchas cuestiones que condicionan esa producción local, como las leyes, la investigación y los centros académicos, y hay que incidir en todo. La transformación debe ser integral”, añadió.

Las ciudades, afirmó Graziano da Silva, tienen un papel fundamental: “Para combatir la obesidad hay muchas medidas eficaces, pero lo fundamental es que los alimentos frescos y saludables estén disponibles para el consumo de los ciudadanos”.

El Director General de la FAO recordó que las administraciones locales “pueden y deben promover los mercados de proximidad” para que la opción más saludable – los alimentos frescos- sea también la opción “más accesible para los consumidores”.

En un momento de rápida urbanización, señaló, las ciudades se están convirtiendo en agentes de cambio cada vez más importantes, también en lo que se refiere a las políticas y medidas destinadas a proporcionar acceso a una alimentación saludable.

Relación entre producción local y buena nutrición 

“Sabemos que hay una estrecha relación entre la producción local de los agricultores familiares y una buena nutrición”, señaló el Director General de la FAO. “No es casualidad que ahora mismo se estén desarrollando al mismo tiempo la Década de la Agricultura Familiar de la ONU y el Decenio de Acción sobre la Nutrición.
Por eso, afirmó, es importante ofrecer a los agricultores familiares un mejor acceso a los servicios, infraestructuras y mercados.

“También debemos crear las condiciones para que los habitantes de las ciudades consuman más alimentos más frescos y nutritivos, basados en cadenas alimentarias cortas - así como en la agricultura urbana y periurbana”. 

El hambre sigue subiendo

El Director General se refirió a los datos del último informe sobre El Estado de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en el Mundo 2019, que advierte que más de 820 millones de personas continúan padeciendo hambre en el mundo.

“Espero que en los próximos años podamos hacer más avances, porque el objetivo Hambre Cero sigue siendo posible. Podemos hacerlo”, afirmó.

Photo: ©Ayuntamiento de Valencia
Izado de la bandera de la ONU durante la inauguración del CEMAS. En la imagen, de izq. a dcha: Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana; Joan Ribó, alcalde de Valencia; S.M. la Reina Letizia, Embajadora Especial de la FAO para la Nutrición; José Graziano da Silva, Director General de la FAO, y Alfonso Dastis, Embajador de España en Italia y ante la FAO.

Compartir esta página