El Director General de la FAO presenta al Consejo su programa para la innovación

Los Estados miembros se reúnen para aprobar planes que respondan mejor a las necesidades de la población vulnerable

2 de diciembre de 2019, Roma - El Director General de la FAO, Qu Dongyu, se comprometió hoy a impulsar la transparencia en toda la Organización y propuso nuevas estructuras institucionales para lograr resultados más concretos en dos ámbitos clave: la innovación y las necesidades de la población vulnerable de los pequeños Estados insulares en desarrollo (PEID), los países menos adelantados y los países en desarrollo sin litoral.

En su discurso de apertura del Consejo de la FAO, el órgano de gobierno de la Organización, Qu señaló que estaba "comprometido a mejorar nuestra forma de trabajar a través de una mayor inclusión, eficiencia y responsabilidad, fortaleciendo así a la Organización para que sirva a los países miembros y trabaje a favor de los consumidores y los agricultores".

Se refirió a sus compromisos de la campaña electoral, que incluían la necesidad para la FAO de centrarse en: la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza; las carencias de la agricultura tropical; una mayor atención a la agricultura en las zonas áridas; la promoción de la agricultura digital y el desarrollo rural digital; y el impulso a medidas para mejorar el medio ambiente agrícola con miras al desarrollo sostenible, y añadió que "todas las acciones, iniciativas y medidas adoptadas hasta la fecha, así como las propuestas que se presentan hoy, se basan en estos objetivos fundamentales".

"Juntos, erradicaremos el hambre y mejoraremos los medios de subsistencia de la población con una mejor producción, mejor nutrición, un mejor medio ambiente y una vida mejor", declaró Qu a los representantes de los Estados Miembros de la FAO. "El éxito de la FAO -añadió- significa sistemas alimentarios sostenibles, prosperidad para los agricultores y un planeta sano para las generaciones futuras".

El Director General informó a los miembros del Consejo sobre cómo ha tratado de orientar a la FAO desde que asumió sus funciones el pasado 1 de agosto, comenzando con la Iniciativa Mano a mano, basada en evidencias y liderada y en manos de los países para acelerar la transformación agrícola y el desarrollo rural sostenible a fin de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en particular la erradicación de la pobreza, el hambre y todas las formas de malnutrición.

Qu explicó que este proyecto-que ha presentado hasta la fecha en unas 150 reuniones bilaterales con funcionarios gubernamentales, el sector privado, la sociedad civil y el mundo académico-, se alinea con la reforma en curso del Sistema de las Naciones Unidas para el desarrollo. La iniciativa está "creando una base técnica, al ofrecer una gama completa de herramientas para que la ONU logre hacer lo que necesita ser hecho".

Cambios en la FAO

Implementar esta iniciativa será también un "motor para el cambio interno" en la FAO. "Su implementación exitosa -indicó- requerirá romper compartimentos estancos y el aumento de la eficiencia. Será una herramienta para centrar y afinar el trabajo actual de la FAO, a fin de que sea más tangible y esté más orientado a los resultados a nivel de los países".

El responsable de la FAO reiteró su compromiso para promover la rendición de cuentas y la transparencia a todos los niveles, señalando que la FAO acaba de renovar su página web para poner rápidamente a disposición del público más información sobre los programas, reuniones y proyectos específicos: "¡El poder de la gente es el verdadero poder! Cualquiera puede ver lo que hace la FAO".

Su discurso tuvo por objeto galvanizar el apoyo de los Estados Miembros a los ajustes propuestos al Programa de trabajo y presupuesto de la FAO. Entre los cambios previstos -todos ellos dentro de un presupuesto ordinario nominal- figura la creación de una nueva Oficina de Innovación, que, según el Director General, reforzaría -en lugar de erosionar- la capacidad de los principales departamentos técnicos de la FAO. También se crearía una oficina especial para los PEID, los países menos adelantados y los países en desarrollo sin litoral a fin de asegurar que se atiendan las necesidades especiales de estos países y poblaciones vulnerables y a la vez, liberar a los departamentos técnicos para que se centren en tareas técnicas específicas en lugar de en procesos de coordinación, divulgación y supervisión.

Además de sus tareas reglamentarias, el Consejo de la FAO, en su 163.º período de sesiones, organiza numerosos actos paralelos centrados en el Año Internacional de la Sanidad Vegetal 2020, la Acción Mundial de la FAO para la Lucha contra el gusano cogollero del maíz, el Día Mundial del Suelo y el debate de un grupo de expertos sobre la innovación en materia de nutrición personalizada.

Photo: ©FAO/Giuseppe Carotenuto
El Director General de la FAO, Qu Dongyu, pronuncia el discurso inaugural del Consejo de la FAO.

Compartir esta página