El Director General de la FAO inaugura el Día Internacional de las Montañas

Los jóvenes tienen un papel protagonista en reclamar apoyo para ecosistemas frágiles amenazados por el hambre y los riesgos climáticos

11 de diciembre de 2019, Madrid - La juventud está guiando la agenda climática mundial y puede ayudar en todos los frentes, incluyendo el apoyo a los ecosistemas montañosos, aseguró hoy el Director General de la FAO, QU Dongyu, en su discurso de apertura del Día Internacional de las Montañas.

"Las montañas son importantes para la juventud, y para nuestro futuro", señaló en un evento de alto nivel organizado por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático durante la cumbre climática de la COP25.

"Hoy en día, siempre miramos hacia adelante, pero olvidamos mirar hacia atrás, hacia dónde venimos. Nuestros ecosistemas de montaña, y sus beneficios para el planeta, están amenazados", advirtió el Director General. Según un reciente informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, el calentamiento global está provocando el retroceso de los glaciares, mientras que la deforestación, la degradación, la minería y la agricultura insostenible suponen también otras amenazas.

La FAO, principal organismo coordinador del Día Internacional de las Montañas, ha organizado además un concurso de fotografía y de recetas de cocina con alimentos de montaña para la celebración de este año, que gira en torno al tema "Las montañas son importantes para los jóvenes".

Las montañas cubren casi 27 por ciento de la superficie del planeta y albergan a más de 1 100 millones de personas. En 2017, 346 millones de ellas padecían de inseguridad alimentaria en las zonas rurales montañosas de los países en desarrollo, un aumento del 12 por ciento desde 2012 a nivel mundial, y casi del doble en África.

Las montañas proveen también una gran parte del agua dulce del mundo y fueron las zonas donde se originaron cultivos como el maíz, papas, cebada, sorgo, tomates y manzanas, seis de las 20 especies de plantas que hoy suministran el 80 por ciento de los alimentos del planeta.

Apuntar alto con los jóvenes

La participación de los jóvenes ha dado resultados, como demuestran las actividades de la Alianza para las Montañas, de la que la FAO es miembro fundador. Por ejemplo, la asociación ayudó a promover el etiquetado especial de los frijoles Jumla -que llevan el nombre de un distrito de Nepal- para aumentar los ingresos locales y permitir que las jóvenes de las familias campesinas sigan estudiando.

La posibilidad de acceder a la educación y la formación, el empleo y el acceso a la tecnología y los servicios puede garantizar un futuro mejor para los jóvenes de las montañas. Cuando se trata de tecnologías digitales, un ejemplo pionero es el de los estudiantes de Japón y Kirguistán, que utilizan Skype para intercambiar conocimientos técnicos sobre el procesado de frutas y la gestión de huertos. En particular para una variedad local de espino amarillo que se cultiva en las montañas, una fruta rica en vitaminas y con un gran número de usos medicinales.

Cada año, el Día Internacional de las Montañas genera un gran interés en todo el mundo y representa una oportunidad importante para centrarse en mejorar y acortar las cadenas de valor de los productos de los que depende la subsistencia de las poblaciones de montaña.

Photo: ©FAO/Karen Minasyan
Monte Ararat en Armenia.

Compartir esta página