Las legumbres protagonizan una alianza emblemática

La FAO y la Confederación Mundial de Legumbres acuerdan impulsar la producción y el consumo de estos nutritivos cultivos

10 de diciembre de 2019, Roma - La FAO y la Confederación Mundial de Legumbres (Global Pulse Confederation - GPC) acordaron crear hoy una asociación de tres años para promover cultivos como las lentejas, frijoles secos, guisantes secos y garbanzos, y reivindicar su elevado valor nutritivo.

El acuerdo "ofrece un marco para que la FAO y la GPC demuestren su liderazgo en el desarrollo del sector del mundial de las legumbres", aseguró Cindy Brown, Presidenta de la Junta de la Confederación Mundial de Legumbres, que cuenta con 24 asociaciones nacionales y 600 miembros del sector privado.

Para la FAO, estrechar lazos permitirá aprovechar la fructífera colaboración durante el Año Internacional de las Legumbres, celebrado en 2016, en el que la GPC se convirtió en el principal donante. La nueva alianza tiene por objeto avanzar desde las actividades de promoción a las acciones sobre el terreno, incluido un programa piloto en Burkina Faso y diseñar formas de aprovechar las cadenas de valor para productos como el caupí y el bambara.

"La forma en que se producen, elaboran, distribuyen y consumen los alimentos será clave para cumplir un número importante de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), así como para generar niveles adecuados de empleo e ingresos en las comunidades rurales", aseguró Daniel Gustafson, Director General Adjunto de la FAO para Programas.

"Las legumbres son herramientas poderosas que pueden ayudarnos a abordar los cambios climáticos del siglo XXI. Estos cultivos alimentarios representan una fuente vital de ingresos para los pequeños agricultores y, al mismo tiempo, son un elemento clave de los sistemas agrícolas sostenibles que se necesitan para producir suficientes alimentos saludables y nutritivos para mantener a la creciente población mundial", señaló Brown.

Actividades previstas

La FAO y la GPC trabajarán juntas para aumentar la visibilidad del Día Mundial de las Legumbres -10 de febrero- en todo el mundo, y la GPC utilizará sus redes para fomentar la participación del sector privado.

También cooperarán para identificar al menos tres oportunidades de inversión en que participen como mínimo un millar de pequeños agricultores en cada una, y presentarán el plan a posibles inversores. Para apoyar esta iniciativa, la FAO llevará a cabo un análisis de la cadena de valor utilizando su iniciativa AgrInvest en los países seleccionados, mientras que la GPC analizará las oportunidades encontradas y propondrá planes de negocio a inversores y donantes.

El enfoque de AgrInvest aprovecha la experiencia de la FAO para reducir el riesgo de las oportunidades de inversión del sector privado en los sistemas agroalimentarios y las cadenas de valor de los países en desarrollo -donde se llevan a cabo cerca de las tres cuartas partes de las actividades agrícolas de valor añadido del mundo-. Esto se logra mediante evaluaciones e investigaciones y facilitando el diálogo sobre políticas entre los sectores público y privado.

La actual asociación apoyará directamente la nueva Iniciativa Mano a mano de la FAO. Hace tres meses, la GPC se comprometió a apoyar esta Iniciativa Mano a mano en Burkina Faso, donde la FAO explora oportunidades financiables donde el papel de la mujer sea significativo-, en una de las primeras contribuciones al nuevo enfoque de desarrollo promovido por el Director General de la FAO, Qu Dongyu.

Más datos sobre las legumbres

Las legumbres son un tipo de leguminosas que se cosechan para obtener la semilla seca, e incluyen lentejas, garbanzos, frijoles secos, caupíes y otras especies. Tienen un bajo contenido en grasa y sodio y están libres de colesterol y gluten, a la vez que rebosan de fibra, folato, potasio y proteínas vegetales y hierro. Por eso son muy apreciadas por su valor nutritivo y ha aumentado su uso en productos derivados, como fideos para pasta.

Las legumbres -como la mayoría de las leguminosas-, son capaces de fijar el nitrógeno atmosférico en el suelo -lo que ayuda a optimizar el uso de fertilizantes y mejora la salud del suelo-, y hace que sean de especial interés en una era en la que el cambio climático plantea graves amenazas para la seguridad alimentaria y los medios de subsistencia.

La asociación entre la FAO y la GPC tiene por objeto responder a la necesidad apremiante de cerrar la enorme brecha entre los rendimientos potenciales y reales, que sufren muchos pequeños agricultores.

El volumen de las exportaciones de legumbres se ha multiplicado casi por siete desde 1971, lo que indica la existencia de grandes oportunidades comerciales y de ingresos rurales si los agricultores pueden tener acceso a los mercados, según el informe "La economía mundial de las legumbres", (The Global Economy of Pulses), publicado por la FAO a principios de este año. Asia meridional y África subsahariana suponen en conjunto cerca de la mitad de la producción mundial. A nivel global, se consumen unos 21 gramos de legumbres por persona al día, con niveles mucho más altos en América Latina, Asia meridional y África subsahariana, contrastados por niveles muy bajos en el resto de Asia, Europa y Oceanía.

Photo: ©FAO/PierPaolo Cito
Las legumbres son un tipo de leguminosas que se cosechan para obtener la semilla seca, e incluyen lentejas, garbanzos, frijoles secos, caupíes y otras especies.