FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

La producción de trigo de este año se acercará al récord

Sin embargo los precios de los alimentos aumentan por segundo mes consecutivo

Foto: ©FAO/Danfung Dennis
Trillando trigo en Afganistán

8 de marzo de 2012, Roma - La FAO pronosticó hoy que la producción mundial de trigo en 2012 será la segunda más alta hasta la fecha con 690 millones de toneladas, y también anunció que los precios internacionales de los alimentos subieron un uno por ciento en febrero, lo que supone la segunda subida en dos meses.

El informe trimestral de la FAO sobre Perspectivas de Cosechas y Situación Alimentaria, publicado hoy, prevé una cosecha de trigo de 10 millones de toneladas en 2012, un 1,4 por ciento por debajo de la cosecha récord de 2011, pero todavía muy por encima de la media de los últimos cinco años.

Aunque han aumentado las plantaciones en muchos países o se prevé que aumenten este año en respuesta a los continuos precios elevados, se espera que las zonas donde se alcanzaron máximos históricos el año pasado vuelvan a dar rendimientos normales, según la FAO. Pero aún es demasiado pronto para pronosticar la producción mundial de cereales en 2012.

Impacto del frío

El informe sobre la perspectiva de cosechas también apunta a un fortalecimiento de los precios internacionales de los cereales en las últimas semanas debido a la escasez actual de reservas de trigo y la preocupación sobre el impacto del clima frío en Europa y la Comunidad de Estados Independientes (CEI).

En cuanto a la situación a nivel regional, el informe afirma que la meteorología adversa en África occidental provocó una brusca caída en la producción de cereales y pastos en amplias zonas del Sahel. Esta circunstancia, unida a los altos precios de los alimentos y los conflictos civiles, ha dado lugar a una elevada inseguridad alimentaria y al aumento de la malnutrición en varios países, especialmente en Níger, Chad, Mauritania, Malí y Burkina Faso.

En Oriente próximo, la seguridad alimentaria se ha deteriorado en la República Árabe Siria y Yemen tras los conflictos civiles en ambos países. En Siria, alrededor de 1,4 millones de personas han pasado a ser población expuesta a la inseguridad alimentaria, mientras que en Yemen miles de familias se han visto obligadas a abandonar sus hogares.

En África oriental, a pesar de algunas mejoras, la situación alimentaria de los grupos vulnerables continúa siendo precaria, especialmente en las zonas de pastoreo afectadas por la pasada sequía. La situación de seguridad alimentaria en Sudán y Sudán del Sur es preocupante a consecuencia de las malas cosechas.

En África meridional, las perspectivas generales de las cosechas continúan siendo satisfactorias a pesar de los períodos de sequía y los ciclones en algunas zonas.

Progresos en India

En Asia oriental, las perspectivas para la cosecha de trigo de 2012 son en general favorables y se espera alcanzar el nivel récord del año pasado debido particularmente a las buenas cosechas en India.

En Centroamérica, el tiempo seco redujo las plantaciones de la cosecha secundaria de maíz de 2012 en México. En el resto de la región se esperan buenas cosechas de maíz, a pesar de las pérdidas recientes debido a las lluvias torrenciales durante la recién concluída temporada secundaria.

En Sudamérica, una prolongada sequía afectó a la cosecha de maíz de 2012 en Argentina y Brasil, pero todavía se prevén resultados por encima de la media debido al aumento de las plantaciones.

Se espera que la factura de las importaciones de cereales de los países de bajos ingresos y con déficit de alimentos (PBIDA) aumente hasta un nivel récord de 32 620 millones de dólares EEUU en 2012, ligeramente por encima de la estimación de 2010/11, debido principalmente a una disminución de la producción y a un aumento en las necesidades de importación de los principales países importadores.

Índice de precios de los alimentos

El índice de la FAO para los precios de los alimentos, publicado hoy de forma separada, subió un 1 por ciento (2,4 puntos) entre enero y febrero. El índice aumentó casi un dos por ciento en enero, lo que supone su primer incremento en seis meses.

La subida de febrero se debió fundamentalmente al aumento de los precios del azúcar, aceites y cereales, mientras que los precios de productos lácteos disminuyeron ligeramente después de un incremento acusado en enero. A su nivel actual, el índice está un 10 por ciento por debajo del máximo alcanzado en febrero de 2011.

El aumento de las importaciones debido a la mayor debilidad del dólar EEUU y la caída de los fletes también han caracterizado los mercados mundiales desde comienzos de 2012. Unido a las condiciones climáticas desfavorables en los principales países exportadores, este factor ha motivado un refuerzo de precios mundiales en las últimas semanas, afirmó la FAO en un informe que acompaña al índice de precios de los alimentos.

Precios de los cereales

El Índice de la FAO para los precios de los cereales tuvo un promedio de 227 puntos en febrero, con una subida del 2,2 por ciento (4,4 puntos) con respecto a enero. Los precios internacionales del trigo y el maíz aumentaron mientras que los del arroz disminuyeron en general.  

El Índice de la FAO para los precios de aceites y grasas registró otro aumento en febrero alcanzando los 239 puntos, un 2 por ciento (5 puntos) por encima del mes de enero. El escaso crecimiento de la producción mensual de aceite de palma, junto a la perspectiva de un equilibrio ajustado entre oferta y demanda del conjunto de los aceites vegetales fueron algunas de las razones de este incremento.

El Índice de la FAO para los precios de la carne tuvo un promedio de 175 puntos en febrero, apenas sin cambios con respecto al mes anterior. Los precios de la carne de cerdo aumentaron un 3,4 por ciento, sostenidos por un importante volumen de compras en Asia y los recientes brotes de enfermedades en la Federación de Rusia. Por el contrario, los precios de la carne de aves, bovino y ovino disminuyeron ligeramente.

El Índice de la FAO para los precios de productos lácteos alcanzó un promedio de 205 puntos en febrero, con una ligera reducción respecto a enero. Este descenso se debe fundamentalmente a la caída de los precios de la leche desnatada en polvo y la caseína. Sin embargo, los precios de la mantequilla, el queso y leche entera en polvo se mantuvieron relativamente estables.

El Índice de la FAO para los precios del azúcar subió a 342 puntos en febrero, un 2,4 por ciento (8 puntos) por encima del mes de enero, pero todavía un 18 por ciento (76 puntos) por debajo del mes de febrero del año pasado. El incremento en febrero ha estado principalmente motivado por las condiciones meteorológicas desfavorables en Brasil, el mayor productor y exportador mundial de azúcar.