La Conferencia Regional de la FAO para Asia y el Pacífico examina las respuestas y la labor de recuperación en relación con la COVID-19 y el hambre

La conferencia virtual tiene lugar entre el 1 y el 4 de septiembre

01/09/2020, Bangkok/Timbu - La enfermedad por coronavirus (COVID-19) sigue suponiendo una amenaza para la población y los medios de vida en muchos países de la región de Asia y el Pacífico y ha provocado retrocesos en la lucha para poner fin al hambre y la malnutrición. En este contexto, el 35.º período de sesiones de la Conferencia Regional de la FAO para Asia y el Pacífico (#APRC35), organizado de forma virtual por el Gobierno del Reino de Bhután, ha comenzado hoy con la participación de representantes de 46 países, quienes han examinado la situación actual de la seguridad alimentaria en la región haciendo especial hincapié en las repercusiones relacionadas con la propagación del coronavirus y sus efectos en los sistemas alimentarios de toda la región.

Se espera que participen en la Conferencia más de 400 delegados, entre ellos representantes del sector privado, la sociedad civil, el mundo académico y expertos técnicos en los sectores alimentario y agrícola. Todas las sesiones de la Conferencia podrán seguirse en directo a través de la retransmisión por Internet. El calendario se puede consultar aquí y el programa anotado está disponible aquí.

Luchar contra dos pandemias exige nuevas ideas y medidas

En la región de Asia y el Pacífico vive más de la mitad de las personas subalimentadas del mundo y, debido a los efectos de la COVID-19, el número de personas que padecen hambre en el Asia meridional podría aumentar en casi un tercio y alcanzar los 330 millones en 2030, el plazo del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) establecido por la comunidad mundial para eliminar el hambre y la malnutrición en todas sus formas.

Desde el Afganistán y la República Islámica del Irán en el oeste, a través de la poblada región del Asia meridional y oriental y hasta las lejanas islas del Pacífico, se necesitarán nuevas formas y enfoques para combatir estas dos pandemias: la COVID-19 y el hambre. El cambio climático es otro factor agravante que amenaza los esfuerzos para aumentar la resiliencia de nuestros sistemas alimentarios.

"Debemos aceptar lo que tenemos ante nosotros y reconocer que el mundo y nuestra región han cambiado. Debemos encontrar nuevas formas de avanzar y garantizar una seguridad alimentaria sostenible frente a estas dos pandemias, así como prepararnos para las amenazas que pueden evolucionar y que evolucionarán en el futuro", dijo Jong-Jin Kim, Representante Regional de la FAO para Asia y el Pacífico. "Esta Conferencia virtual reúne a las personas y las ideas para trazar un verdadero curso de acción en beneficio de todos".

En la Conferencia se pondrá de relieve el Programa integral de respuesta y recuperación de la COVID-19, recientemente emprendido por la FAO, que tiene por objeto dar una respuesta mundial flexible y coordinada para velar por el acceso de todos a alimentos nutritivos. El Programa incluye la movilización de todo tipo de recursos y asociaciones a nivel nacional, regional y mundial. El objetivo principal es mitigar los efectos inmediatos de la pandemia de la COVID-19 y, al mismo tiempo, reforzar la resiliencia a largo plazo de los sistemas alimentarios y los medios de vida.

En la Conferencia también se examinarán nuevos canales de comercialización (como el comercio electrónico) y nuevas tecnologías (incluidas mejores instalaciones de almacenamiento) que ayudarán a reducir las pérdidas de alimentos, ya que son fundamentales para garantizar el flujo de alimentos nutritivos y generar mayores ingresos para quienes trabajan en los sectores de la alimentación y la agricultura.

Es igualmente importante permitir que los pequeños productores y los agricultores familiares -que producen la mayor parte de los alimentos que consumimos- sean más dinámicos, emprendedores y competitivos mediante la innovación continua. Los pequeños productores necesitarán un acceso mucho mayor a recursos financieros, tecnología e innovación.

Aunar las fuerzas de todos los agentes será crucial para lograr esos beneficios y la FAO está aplicando la Iniciativa Mano de la mano a tal efecto. La Conferencia celebrará una sesión especial para examinar los progresos realizados en la región gracias a esta Iniciativa.

La Conferencia (#APRC35) continuará hasta el viernes, 4 de septiembre.

Photo: ©Veejay Villafranca/NOOR for FAO
Plantación de arroz en Filipinas.