“El Codex Alimentarius es una fuerza motriz para garantizar la inocuidad alimentaria y las normas comerciales durante la COVID-19”, dice el Director General de la FAO

El 43.º período de sesiones virtual del organismo internacional tiene previsto aprobar nuevas directrices y prácticas

24 de septiembre de 2020, Roma - El Director-General de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Sr. QU Dongyu, elogió hoy la labor de la Comisión del Codex Alimentarius en cuanto fuerza motriz para garantizar la inocuidad alimentaria y las normas comerciales internacionales, especialmente en medio de la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19).

El Director General inauguró el 43.º período de sesiones de la Comisión del Codex Alimentarius, el organismo de las Naciones Unidas creado por la FAO y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para proteger la salud de los consumidores y asegurar prácticas leales en el comercio internacional de alimentos.

"Especialmente en tiempos de COVID-19, el mundo necesita las normas internacionales del Codex que permiten que nuestros alimentos crucen las fronteras de forma segura'', recalcó el Sr. QU. "Lo último que necesitamos, en esta situación ya tan delicada, es que se produzca un brote de una enfermedad transmitida por los alimentos".

En este contexto, el Director General felicitó a la Comisión por su forma de afrontar la pandemia de la COVID-19, formulando orientaciones para los gobiernos, la industria alimentaria y los consumidores junto con expertos de la FAO y la OMS.

En su discurso, el Director General subrayó asimismo la importancia de trabajar junto con los Miembros, las organizaciones internacionales, la sociedad civil y el sector privado para fortalecer el Codex. Señaló que las normas y directrices del Codex deberían evolucionar constantemente a fin de ser más eficientes, eficaces y tangibles para los agricultores y consumidores, y brindar orientación útil para los gobiernos y la industria alimentaria.

También encomió el compromiso del Codex de realizar su trabajo sobre la base de la ciencia y de datos objetivos y alentó a la Comisión a "explorar el poder de la innovación y la tecnología digital para proseguir su importante labor", al tiempo que destacaba que las normas del Codex requerían un flujo constante de datos y otras informaciones en tiempo real.

"A medida que la pandemia evoluciona, debemos asegurarnos de que el comercio continúe fluyendo con facilidad para contribuir a la seguridad alimentaria y la nutrición a escala mundial", indicó el Sr. QU.

Como ejemplos de la reciente modernización de la FAO, el Director General citó la Iniciativa Mano de la mano de la Organización y la Plataforma Internacional para la Alimentación y la Agricultura Digitales propuesta -un foro inclusivo de múltiples partes interesadas para determinar y discutir los posibles riesgos y ventajas de la digitalización en los sectores alimentario y agrícola.

"La digitalización es un ámbito en el que la FAO va a la vanguardia, y estamos trabajando incesantemente con el fin de aprovechar el potencial de la tecnología moderna para todos aquellos que intervienen en la alimentación y la agricultura", señaló.

Además, el Director General reafirmó el compromiso de la FAO de intensificar la labor del Codex: "Una de mis primeras decisiones en la FAO fue asignar más fondos al Programa FAO/OMS de asesoramiento científico, que es la base de las normas del Codex. Esa labor es imprescindible y sin ella, el Codex se vería perjudicado. No podemos dejar que eso ocurra". El Sr. QU citó asimismo como ejemplo a su país de origen, China, para poner de relieve cómo "dar prioridad a las actividades del Codex a nivel local permite a los países crear sistemas nacionales y les da voz en la escena mundial".

El Director General de la OMS, Sr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, indicó asimismo la forma en que la pandemia había puesto de manifiesto los frágiles vínculos existentes entre la salud de los seres humanos, los animales y el planeta. Recalcó la importancia de colaborar con la FAO en la mejora del apoyo y las normas de inocuidad de los alimentos.

Antecedentes

Creada en 1963 por la FAO y la OMS, la Comisión del Codex Alimentarius está compuesta por 189 Miembros y 237 Observadores. Se reúne anualmente para aprobar normas de inocuidad y calidad de los alimentos y recomendaciones conexas.

El actual período de sesiones se celebra virtualmente, por vez primera, del 24 al 26 de septiembre de 2020 y los días 12 y 19 de octubre de este mismo año.

La reunión virtual incluirá decisiones sobre los Principios Generales de Higiene de los Alimentos, un código de prácticas sobre la gestión de los alimentos alergénicos y normas alimentarias para el ajo, el kiwi, los productos a base de yuca, la mezcla zaatar, la salsa de ají (chiles) y la kava. También se estudiarán directrices para facilitar la elaboración de leyes alimentarias armonizadas en África y otras sobre el uso y la reutilización inocuos del agua en la producción de alimentos.

Photo: ©FAO/
El Director General de la FAO QU Dongyu inaugura el 43.º período de sesiones de la Comisión del Codex Alimentarius.