Declaración de QU Dongyu, Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura

Con ocasión de la concesión del Premio Nobel de la Paz al Programa Mundial de Alimentos

Es con gran placer y orgullo que transmito mis felicitaciones a todos mis colegas del Programa Mundial de Alimentos por la concesión al Programa del Premio Nobel de la Paz.

Se trata de un reconocimiento sumamente merecido de los incansables esfuerzos desplegados por generaciones de trabajadores humanitarios en todo el mundo para derrotar al hambre.

Asimismo, hace que la mirada de la comunidad internacional se dirija a los millones de personas que sufren inseguridad alimentaria o corren el riesgo de sufrirla.

Este premio es un nuevo envite que sitúa la cuestión de la seguridad alimentaria en primer plano y subraya la importancia de la solidaridad internacional y la cooperación multilateral.

Redoblemos nuestros esfuerzos de colaboración bajo la enseña de las Naciones Unidas con el Programa Mundial de Alimentos, establecido originalmente en 1961 como órgano auxiliar de la FAO para la asistencia alimentaria, y con todos los actores clave.

El galardón llega mientras nos preparamos para la conmemoración, dentro de una semana tan solo, del 75.º aniversario de la FAO y el Día Mundial de la Alimentación, que marcará el inicio de una nueva era.

Este galardón nos insufla energía y vigor renovados para trabajar codo a codo a fin de acabar con el hambre y construir un mundo mejor.

Photo: ©FAO/Albert Gonzalez Farran
Distribución de kits de pesca y semillas en Sudán del Sur.