El Fondo Verde para el Clima aprueba destinar 160 millones de dólares de los EE.UU. a proyectos de la FAO

Las nuevas donaciones incrementarán la resiliencia ante el cambio climático y combatirán la deforestación en Argentina, Guatemala y Sudán

13 de noviembre de 2020, Roma - La Junta Directiva del Fondo Verde para el Clima (FVC) ha aprobado financiar tres proyectos diseñados por la FAO en Argentina, Guatemala y Sudán por un valor total de 158,6 millones de USD, destinados a mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero, reforzar la resiliencia ante el cambio climático y combatir la deforestación.

El Director General de la FAO, QU Dongyu, subrayó la voluntad de la FAO de seguir colaborando estrechamente con el FVC en apoyo de la transformación del sistema alimentario sobre el terreno en beneficio de la sociedad, el medio ambiente, los agricultores y los consumidores en general. Participó, junto con Yannick Glemarec, Director Ejecutivo del FVC, en la ceremonia de firma del Acuerdo de actividad financiada aprobado para Argentina, por un total de 82 millones de USD.

El Sr. QU también reafirmó el compromiso de la FAO con el Acuerdo de París y la lucha mundial contra las consecuencias del cambio climático y subrayó la importancia de actuar con "proyectos concretos". En la 27.ª reunión de la Junta Directiva del FVC, celebrada del 11 al 13 de noviembre, se aprobaron tres proyectos con la FAO como entidad acreditada. La creciente cartera de proyectos de la FAO en el FVC incluye actualmente 13 proyectos por un valor de 793 millones de USD en fondos que ayudan a los países a hacer frente a la crisis climática, allanando el camino hacia un futuro más verde y más limpio.

Yannick Glemarec señaló que el FVC está centrado en obtener "resultados tangibles" y acelerar el proceso de aprobación para garantizar que la financiación se asigne lo más rápidamente posible a los países necesitados.

Por su parte, Leandro Gorgal, Director Nacional de Financiamiento con Organismos Internacionales de Crédito de Argentina, aseguró que la iniciativa de financiación representa un gran paso adelante para promover una mejor gestión y sostenibilidad de los bosques en Argentina y agradeció a la FAO y al FVC su apoyo.

Lucha contra la deforestación en Argentina

El proyecto liderado por la FAO para reducir la deforestación y la degradación forestal, por valor de 82 millones de USD y titulado "Pagos basados en resultados de REDD+ de Argentina para el periodo 2014-2016", ayudará a Argentina a avanzar hacia el desarrollo sostenible y los objetivos del Acuerdo de París. Esta nueva iniciativa -ejecutada de forma conjunta por la FAO y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Argentina- promoverá la gestión forestal territorial y la restauración de los bosques, el uso sostenible de la madera y los productos forestales no madereros y el mejoramiento de la prevención y la respuesta temprana a los incendios forestales.

Las actividades del proyecto sobre gestión y prevención de incendios son especialmente importantes y oportunas para Argentina, teniendo en cuenta el aumento de la frecuencia e intensidad de los incendios forestales en el presente año. El proyecto contribuirá también a la estrategia a largo plazo del país en materia de bajas emisiones.

Más concretamente, los fondos del FVC destinados a Argentina se utilizarán para elaborar e implementar 95 planes de gestión forestal comunitaria, 92 de gestión ganadera respetuosa con los bosques y seis planes estratégicos de prevención de incendios, así como para establecer siete cuencas forestales sostenibles para apoyar y atender a 7 000 familias de productores, comunidades locales e indígenas y trabajadores de la madera.

La recuperación posterior a la enfermedad por coronavirus (COVID-19) será un componente integral del proyecto, demostrando el papel de los bosques en "reconstruir mejor".

Proyecto RELIVE en Guatemala

El proyecto RELIVE en Guatemala, por valor de 66,6 millones de USD, ayudará a los agricultores vulnerables del Corredor Seco a adaptarse a los efectos del cambio climático mediante prácticas agrícolas y de gestión de los recursos hídricos resilientes al clima.

Los pequeños agricultores aprenderán a utilizar sistemas mejorados de información climática, variedades de cultivos mejoradas y técnicas eficientes de gestión del suelo y el agua. El proyecto prestará asistencia técnica directa a 116 000 pequeños agricultores -muchos de ellos pertenecientes a los grupos étnicos indígenas achi, quechi, mopan y chorti, incluidas 46 000 mujeres- en cinco departamentos del país; también beneficiará indirectamente a otras 583 000 personas.

RELIVE tiene un presupuesto total de 66,7 millones de USD, de los cuales el FVC aportará 29,8 millones de USD. Los 36,84 millones de USD restantes serán financiados por el Gobierno de Guatemala y la Agencia de Cooperación Internacional de Corea, KOICA. El proyecto RELIVE, apoyado por la FAO, será implementado por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), el Instituto Nacional de Bosques (INAB) y la Agencia de Cooperación Alemana (GIZ).

Mitigación del cambio climático y adaptación al mismo en el cinturón de la goma arábiga del Sudán

El proyecto Gomas para la adaptación y mitigación del cambio climático (GAMS, por sus siglas en inglés) en Sudán es la primera propuesta de financiación del FVC aprobada en lo que la FAO define como la región del Cercano Oriente y África del Norte. Su objetivo es mejorar la resiliencia de los pequeños agricultores rurales al cambio climático en los estados de Kordofán del Norte, del Oeste y del Sur, mediante la agroforestería de la goma arábiga resiliente al clima y la restauración de los pastizales.

Más concretamente, el proyecto apoyará la restauración de 75 000 ha de sistemas agroforestales dedicados a la goma arábiga de pequeños campesinos y 50 000 ha de tierras degradadas, mejorando al mismo tiempo las cadenas de valor de la goma de los pequeños agricultores.

Al ofrecer una plataforma sólida para el programa marco de la Gran Muralla Verde, el proyecto aprovechará la considerable experiencia del Sudán en la producción de goma arábiga, que puede ampliarse en otros países y adaptarse a diferentes contextos nacionales. El proyecto será implementado conjuntamente por la FAO y la Corporación Nacional Forestal (FNC) del país, en colaboración con el Consejo Superior de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Labor de la FAO en materia de cambio climático

El apoyo a los esfuerzos de los países para mitigar los efectos del cambio climático y adaptarse al mismo es una piedra angular de la labor de la FAO. La FAO cree que la transición hacia sistemas alimentarios sostenibles y de bajas emisiones puede lograrse mediante enfoques, prácticas y técnicas climáticamente inteligentes que preserven el medio ambiente y la biodiversidad y, al mismo tiempo, ayuden a reforzar la resiliencia de millones de agricultores familiares pobres.

Mediante su labor con el FVC, la FAO busca aumentar las inversiones en agricultura que ofrecen beneficios socioeconómicos y ambientales que apoyarán a los países a medida que se recuperan de la pandemia de la COVID-19 y relanzan sus economías siguiendo modelos de desarrollo de bajas emisiones y resilientes al clima.

Photo: ©FAO/
El proyecto RELIVE en Guatemala, por valor de 66,6 millones de USD, ayudará a los agricultores vulnerables del Corredor Seco a adaptarse a los efectos del cambio climático mediante prácticas agrícolas y de gestión de los recursos hídricos resilientes al clima.