Cómo aprovechar la producción agrícola local en favor de unas dietas saludables

Director General de la FAO: La innovación y el intercambio de experiencias entre regiones son esenciales para transformar los sistemas agroalimentarios

31 de marzo de 2021, Roma - Cómo aprovechar la producción agrícola local en todo el mundo en favor de unas dietas saludables a través de la transformación de los sistemas agroalimentarios fue el tema central de un acto de alto nivel organizado hoy por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y en el que participaron líderes y expertos.

En el marco de su Red regional sobre sistemas alimentarios atentos a la nutrición, la Oficina Regional de la FAO para el Cercano Oriente y África del Norte organizó el acto virtual especial junto con las Oficinas Regionales de la FAO para África y para Asia y el Pacífico.

La apertura del diálogo virtual corrió a cargo del Director General de la FAO, Sr. QU Dongyu, y reunió a líderes de África, Asia y el Cercano Oriente, así como a altos funcionarios de la FAO, con el objetivo de reforzar la colaboración interregional y compartir ideas sobre cómo aprovechar el potencial de los sistemas agroalimentarios.

En su discurso de apertura, el Director General destacó que la innovación y el intercambio de experiencias eran fundamentales para transformar los sistemas agroalimentarios y lograr que fueran más eficientes, inclusivos, resilientes y sostenibles.

Tras citar las amplias reformas estructurales que había emprendido en la FAO desde su nombramiento en 2019, el Sr. QU subrayó la importancia de "romper la compartimentación" para que las personas, las organizaciones y los países pudieran aprender unos de otros. "Tenemos que acumular más experiencia, y en concreto más experiencia interactiva", dijo. "Tenemos que fomentar en mayor medida la combinación y la heterogeneidad de experiencias, es la única manera de lograrlo. Se pueden leer más libros, pero también se necesita una mayor interacción".

Además de la innovación técnica, el Director General señaló que había varios requisitos importantes necesarios para impulsar la transformación. Aparte de la reforma estructural, aludió a la necesidad de la interacción social, el conocimiento combinado con la experiencia y la estabilidad para que las organizaciones y su personal pudieran evolucionar y crecer.

Hizo especial hincapié en la necesidad de mantener un intercambio dinámico de opiniones y experiencias, ya que la FAO buscaba eso mismo a través de sus empleados en todo el mundo. Basándose en su experiencia como genetista, el Director General indicó que la interacción con los demás, combinada con el conocimiento y la experiencia, era esencial para lograr un cambio real.

Las dietas deficientes son el principal factor que contribuye a la carga de morbilidad a escala mundial, y la excesiva dependencia de unos pocos cultivos básicos es una de las principales causas de la escasa diversidad de la alimentación y la malnutrición persistente. Aproximadamente 3 000 millones de personas en el mundo no pueden permitirse una dieta saludable, y más de 3 000 millones presentan una o más manifestaciones de carencias nutricionales.

El Sr. Mahmoud El Solh, miembro del Comité Directivo del Grupo de alto nivel de expertos en seguridad alimentaria y nutrición del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA), pronunció el discurso de apertura sobre "cómo aprovechar los beneficios de un sistema agroalimentario diversificado en favor de unas dietas saludables".

La degradación del medio ambiente y los efectos del cambio climático son algunos de los retos, señaló, para hacer frente al hambre y la pobreza en los países más pobres del mundo. El Sr. El Solh se refirió a la urgencia de aumentar la producción de alimentos en un 70 % para 2050 si el mundo había de colmar las deficiencias existentes.

La Excma. Sra. Mariam bint Mohammed Saeed Hareb Al Mheiri, Ministra de Estado para la Seguridad Alimentaria y del Agua de los Emiratos Árabes Unidos, pidió una mayor concienciación y educación para promover una alimentación sostenible y apoyar al mismo tiempo la producción local con tecnología e innovación.

La Ministra indicó que el Gobierno de los Emiratos Árabes Unidos estaba tratando de reducir la dependencia del país de las importaciones de alimentos y había acelerado los debates entre el mundo académico y los sectores público y privado para avanzar en la producción local de alimentos. Añadió que la FAO había desempeñado un papel destacado como organización asociada que asesora a los Emiratos Árabes Unidos en materia de datos e información.

El Sr. Aly Abousabaa, Director General del Centro internacional de investigación agrícola en las zonas secas (ICARDA), un instituto de investigación con sede en Beirut, dijo que la diversidad era la clave de la resiliencia e invitó a los participantes a considerar si existían las políticas adecuadas para aprovechar la tecnología y el desarrollo.

El Sr. Thanawat Tiensin, Presidente del CSA y Representante Permanente del Gobierno de Tailandia ante los Organismos de las Naciones Unidas con Sede en Roma, alentó a los participantes a remitirse a las directrices del CSA y a plasmarlas en medidas para transformar los sistemas agroalimentarios y obtener mejores resultados para todos.

La Científica Jefa de la FAO, Sra. Ismahane Elouafi, moderó una sesión sobre la función de la investigación y la ciencia. Se hizo eco del Director General al pedir que se adoptara un "enfoque holístico", tras señalar que la ciencia y la tecnología eran fundamentales para crear un mundo libre de pobreza, hambre y malnutrición.

Al moderar una sesión sobre políticas e inversión, el Economista Jefe de la FAO, Sr. Máximo Torero, recalcó la necesidad de adoptar un enfoque multisectorial en aras de lograr una nutrición saludable y puso de relieve la Iniciativa Mano de la mano, basada en hechos comprobados y dirigida y controlada por los países, que se había concebido para acelerar la transformación agrícola.

La FAO ha puesto en marcha recientemente un sitio web sobre las buenas prácticas de los países para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, a través del cual los Representantes de la FAO publican artículos sobre actividades exitosas.

Photo: ©FAO/Olivier Asselin
Originario de los Andes, el amaranto se cultiva en África, el Caribe, India y China.