FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

Evo Morales, nombrado Embajador Especial de la FAO para el Año Internacional de la Quinua

El Director General de la FAO, José Graziano da Silva, destaca la riqueza de la quinua, considerada el ‘súper alimento’ del continente sudamericano

Photo: ©FAO/Giulio Napolitano
El Presidente de Bolivia, Evo Morales, y el Director General de la FAO, José Graziano da Silva

Roma, 11 de junio 2012 - El Presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma, ha sido nombrado Embajador Especial de la FAO para el Año Internacional de la Quinua que Naciones Unidas celebrará en 2013. La ceremonia ha tenido lugar durante la apertura del Consejo de la FAO celebrado hoy en Roma durante la cual Evo Morales también ha mantenido un encuentro bilateral con el Director General, José Graziano da Silva, y ha asistido a una sesión especial centrada en la quinua, también conocida como el "súper alimento" del continente sudamericano.

‘Ante el desafío de alimentar a la población del planeta en un contexto de cambio climático, la quinua aparece como una alternativa para aquellos países que sufren de inseguridad alimentaria', ha destacado en su intervención el Director General de la FAO, José Graziano da Silva.

Tras su nombramiento, Evo Morales ha agradecido en nombre del pueblo boliviano y de los países andinos la designación por parte de Naciones Unidas del 2013 como Año Internacional de la Quinua, ‘un momento histórico' según el presidente boliviano.  ‘Después de tantos años Naciones Unidas reconoce este cereal como uno de los alimentos más importantes para la vida. Este reconocimiento no sólo ensalza el valor nutritivo de la quinua como alimento natural sino también el conocimiento y las prácticas tradicionales de los pueblos indígenas que, en armonía con la naturaleza, han mantenido, controlado y preservado la quinua en su estado natural como alimento para las generaciones actuales y venideras'.  

‘La quinua es legado ancestral que se produce hace más de 7.000 años y se presenta como una alternativa digna ante la actual crisis alimentaria: permite lograr buenas cosechas y es muy resistente a las heladas', ha afirmado Morales mientras recordaba episodios de su niñez como pequeño productor de quinua en Orinoca, su lugar de origen.  

Entre las propiedades de este cereal, Morales ha destacado la reducción de la anemia y el colesterol y su idoneidad para el mantenimiento de una dieta equilibrada al estar compuesta ‘en un alto porcentaje  de ácidos grasos no saturados'. ‘Antes, por desconocimiento de sus propiedades, la quinua era considerada la comida de los indios. Poco a poco se va superando esta creencia y es cotizada por selectos consumidores en Estados Unidos y en Asia. Gracias por esta designación. A partir de ahora trabajaremos juntos compartiendo nuestras experiencias por los pueblos del mundo', ha concluido Morales.

Durante su intervención en la ceremonia, Graziano da Silva ha recordado que el esfuerzo que la FAO realiza para potenciar la quinua es parte de una amplia línea de trabajo desarrollada para recuperar cultivos tradicionales u olvidados como medio para combatir el hambre y promover una alimentación sana.

La quinua es el único alimento vegetal que posee todos los aminoácidos esenciales, oligoelementos y vitaminas y tiene, además, una extraordinaria capacidad para adaptarse. La quinua puede ser cultivada en zonas con humedades relativas entre el 40% y el 88%, desde el nivel del mar hasta los cuatro mil metros de altitud y es capaz de soportar temperaturas que oscilen entre los -8 °C y los 38° C.

‘Su riqueza no reside sólo en los granos de sus coloridas panojas -ha explicado Graziano da Silva - sino también en el conocimiento acumulado por los pueblos andinos, lo que ha permitido preservar sus diversas variedades, mejorar su rendimiento y desarrollar una gastronomía en torno a la quinua'.

La Asamblea General de las Naciones Unidas ha declarado, por iniciativa del gobierno boliviano, el 2013 como Año Internacional de la Quinua, bajo el slogan "un futuro sembrado hace miles de años". Se trata de un cultivo similar a un cereal, muy nutritivo y con un elevado contenido de proteínas y micronutrientes. La quinua tuvo una enorme importancia nutricional para las civilizaciones andinas precolombinas, ocupando el segundo lugar tras la papa. El Año Internacional de la Quinua pretende atraer la atención mundial sobre el papel de este cultivo en apoyo de la seguridad alimentaria, la nutrición y la erradicación de la pobreza.   

Tras su nombramiento como Embajador Especial para el Año Internacional de la Quinua, Evo Morales se convierte en un nuevo integrante del Programa de los Embajadores de Buena Voluntad de la FAO, que tiene como objetivo reconocer la importancia del papel desempeñado por diversas personas en la promoción de la seguridad alimentaria.