FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

Aumentan las reservas mundiales de alimentos, pero el Sahel y Oriente Próximo continúan bajo la amenaza del hambre

La inseguridad alimentaria empeora en Siria y Yemen a causa de las revueltas, según la FAO

Photo: ©FAO/Sia Kambou
Un mercado en el Chad.
13 de junio de 2012, Roma - La previsión trimestral de la FAO sobre la producción agrícola y la seguridad alimentaria ofrece un panorama general positivo para la producción de cereales a nivel mundial, pero advierte que diversas regiones del mundo deberán hacer frente a las consecuencias de la escasez de lluvias, condiciones meteorológicas extremas, conflictos armados y el desplazamiento de la población.

El informe Perspectivas de Cosechas y Situación Alimentaria (en inglés) prevé un aumento récord del 3,2 por ciento en la producción mundial de cereales en 2012, alcanzando un total de cerca de 2 419 millones de toneladas, debido principalmente a la excelente cosecha de maíz en Estados Unidos. Los precios del trigo y los cereales secundarios se moderaron en mayo, sobre todo en la segunda mitad, influidos por las buenas perspectivas sobre los suministros.

A pesar de las tendencias mundiales positivas, los países de la región del Sahel siguen haciendo frente a graves desafíos a la seguridad alimentaria debido a los elevados precios de alimentos a nivel local y los conflictos civiles, alerta la FAO. La República Árabe Siria y Yemen también están entre los países que experimentan niveles en alza de inseguridad alimentaria.

"La situación en Yemen y Siria nos recuerda que existe un vínculo evidente entre la seguridad alimentaria y la paz. En este caso, la causa de la inseguridad alimentaria son los conflictos internos. Pero también ocurre a la inversa. En todo el mundo asistimos a una sucesión de crisis provocadas -en todo o en parte- por la falta de alimentos o los litigios por los recursos naturales, en especial la tierra y el agua", aseguró el Director General de la FAO, José Graziano da Silva.

El informe enumera también 35 países que necesitan ayuda alimentaria externa, incluyendo Afganistán, la República Popular Democrática de Corea, Haití, Irak y Malí. Del total, 28 países están en África.
"Esto sólo viene a demostrar, una vez más, que el hambre es hoy básicamente un problema de acceso a los alimentos: millones de familias pobres en todo el mundo carecen de los medios necesarios para producir sus propios alimentos o de empleos decentes e ingresos para comprar los que necesitan", añadió Graziano da Silva.

África y Oriente Próximo

África occidental sigue haciendo frente a "la creciente inseguridad alimentaria y desnutrición en varios países", debido a una fuerte caída en la producción de cereales y pastos en 2011, combinada con precios elevados de los alimentos a nivel local y los conflictos intestinos.

La intensificación del conflicto en Malí, el desplazamiento resultante de población hacia los países vecinos, y los brotes de langosta del desierto que se desplazan hacia el sur desde el norte de África se consideran amenazas adicionales para la producción agrícola del Sahel en 2012, especialmente en Níger, Malí y Chad, según la FAO.
En África oriental, la temporada principal de lluvias comenzó tarde, acortando el período de crecimiento de los cultivos. Por otra parte, las inundaciones afectaron a partes de Kenya, Somalia, la República Unida de Tanzania y Uganda, mientras que persisten graves condiciones de sequía en algunas partes de los distritos del noreste y costeros de Kenia.

En el norte de África, se espera que Marruecos experimente fuertes caídas en la producción tras las "erráticas e insuficientes" lluvias, mientras que el resto de la región se espera que obtenga cosechas superiores a la media.

Unas condiciones atmosféricas desfavorables en 2012, incluyendo períodos de sequía y ciclones, han resultado en disminuciones de la producción de cereales en partes del sur de África, mientras que los precios altos de los alimentos en Malawi empeoran la situación de inseguridad alimentaria.

En Oriente Próximo, el deterioro de la seguridad alimentaria es motivo de grave preocupación en la República Árabe Siria y Yemen como consecuencia de los disturbios civiles. Se calcula que 1 millón de personas necesitan ayuda humanitaria en Siria debido al impacto de la persistencia de los disturbios en las familias y los canales de distribución de alimentos en numerosos mercados.

En Yemen, se estima en unos 5 millones el número de personas en situación de inseguridad alimentaria grave y necesitados de ayuda alimentaria de emergencia, como resultado de los altos niveles de pobreza, los conflictos prolongados y los elevados precios de alimentos y combustibles.

Descenso de la producción en Ucrania

En la Comunidad de Estados Independientes (CEI) en Europa, la FAO pronostica un descenso del seis por ciento respecto al pasado año en la producción de cereales, que quedaría en 148 millones de toneladas. Este dato refleja principalmente los perspectivas desfavorables en Ucrania, donde las condiciones de climáticas adversas durante la temporada invernal está teniendo consecuencias en los cultivos de cereales. La producción de trigo se prevé en 14 millones de toneladas, casi un 40 por ciento por debajo de la buena cosecha del año pasado y muy por debajo de la media de los últimos cinco años.

El significativo descenso en Ucrania -un importante productor de alimentos en la región-, se espera que tenga un impacto en los suministros y los precios en los países vecinos.

En los países asiáticos de la CEI, la producción de trigo en Kazajstán -el mayor productor de cereales en la subregión-, se situó en 14,7 millones de toneladas, un tercio por debajo del nivel récord del año pasado.

Asia y América obtienen ganancias

El informe de la FAO pronostica un aumento récord del 3,2 por ciento en la producción mundial de cereales en 2012, cuyo total será de unos 2 419 millones de toneladas, debido principalmente a la excelente cosecha de maíz en Estados Unidos.

Se esperan cosechas récord y una mejora de la producción en gran parte de Asia, Norteamérica, Centroamérica y Sudamérica.

Las reservas mundiales de cereales para las campañas agrícolas que terminan en 2013 se pronostica sufran un aumento de 548 millones de toneladas, un 7 por ciento desde sus niveles de apertura y las más altas desde 2002. Esta previsión es del 4 por ciento (23,5 millones de toneladas) más alta respecto a la que se informó el mes pasado, debido en su totalidad a un aumento en la previsión para los inventarios de cereales secundarios a nivel mundial, que en la actualidad alcanzan 201 millones de de toneladas. Se trata un 20 por ciento por encima respecto al nivel mínimo de la temporada anterior, de 167 millones de toneladas.

Precios de los alimentos

Globalmente, el Índice de la FAO para los Precios de Alimentos de, que mide la evolución mensual de los precios internacionales de una canasta de alimentos básicos, se redujo en un 4 por ciento en mayo debido a los suministros en general favorables, la creciente incertidumbre económica a nivel mundial y el fortalecimiento del dólar EEUU.