FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

El Director General de FAO da la bienvenida a la nueva declaración internacional sobre los océanos y la pesca

Da Silva: la pesca y la acuicultura son vitales para derrotar totalmente al hambre

Foto: ©FAO/Giuseppe Bizzarri
La industria pesquera proporciona muchos empleos en todo el mundo
14 de agosto 2012, Yeosu, República de Corea/Roma - Al destacar el importante papel que juegan los ecosistemas marinos para alimentar al planeta, el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, dijo el fin de semana que la gestión responsable y sostenible de los océanos y las costas debe convertirse en "un prioridad mundial".

La declaración se produjo durante un debate de alto nivel en la Exposición Internacional 2012 en Yeosu, Corea del Sur. El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, el Primer Ministro de Corea Kim Hwang-sik y el Primer Ministro de Tuvalu, Willy Tevali, pronunciaron discursos antes del debate, en el que participaron la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, el Secretario General de la Organización Marítima Internacional, Koji Sekimizu y otros expertos, junto a Graziano da Silva.

La Expo, de tres meses de duración y cuyo tema ha sido "Por unos océanos y costas vivos", concluyó con el apoyo de los participantes a la Declaración de Yeosu, un documento normativo que tiene como objetivo promover la cooperación internacional y el intercambio de conocimientos con el fin de mejorar la administración del medio ambiente marino. Uno de los mensajes clave de la Declaración es la importancia de los recursos marinos dentro de una nueva economía verde. (Más información).

Los océanos proporcionan alimento e ingresos


En su discurso, el responsable de la FAO destacó el papel de los océanos en el suministro de alimento y sustento a millones de personas. "Los medios de subsistencia del 12 por ciento de la población mundial dependen directamente o indirectamente de la pesca y la acuicultura", dijo. "Se trata de una fuente primaria de proteína -añadió- para el 17 por ciento de los habitantes del planeta y para casi una cuarta parte de la población de los países de bajos ingresos con déficit de alimentos. Son vitales para el Desafío Hambre Cero lanzado por el Secretario General en la Conferencia de Rio+20".

Graziano da Silva destacó la necesidad de fortalecer la gobernanza de los océanos, que tiene que basarse en los principios consagrados en el Código de Conducta para la Pesca Responsable de la FAO, y las recomendaciones contenidas en los instrumentos asociados, así como la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

Añadió que el desarrollo de la pesca artesanal debe beneficiar a las comunidades que dependen de ella para su subsistencia, contribuyendo más a la reducción de la pobreza.