FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

La producción mundial de cereales alcanzará un récord histórico en 2013

Siria, África central y una parte de África occidental sufren una grave inseguridad alimentaria

Foto: ©FAO/Oliver Thuillier
Recolección de trigo

11 de julio de 2013, Roma – Las previsiones indican que la producción mundial total de cereales aumentará un 7 por ciento en 2013 en comparación con el año pasado, ayudando a reponer los inventarios mundiales y haciendo aumentar las esperanzas de mercados más estables en 2013/14, según la última edición del informe trimestral de la FAO Perspectivas de cosechas y situación alimentaria.

Este aumento podría elevar la producción mundial de cereales hasta 2 479 millones de toneladas, alcanzando así un nuevo récord.

La FAO sitúa ahora la producción mundial de trigo en 2013 en 704 millones de toneladas, con un aumento del 6,8 por ciento, lo que supone recuperar con creces la disminución del año anterior y el nivel más alto de la historia.

La producción mundial de cereales secundarios en 2013 se calcula por su parte en alrededor de 1 275 millones de toneladas, con un fuerte ascenso (9,7 por ciento) respecto a 2012.

La previsión para la producción mundial de arroz en 2013 indica un aumento del 1,9 por ciento, para llegar a los 500 millones de toneladas (en equivalente de arroz elaborado), aunque se trata de una estimación todavía muy provisional.

Previsión de importaciones y precios de cereales

Se estima que las importaciones de cereales de los países de bajos ingresos con déficit de alimentos (PBIDA) en 2013/14 aumentarán en un 5 por ciento respecto a 2012/13, para satisfacer la creciente demanda. Egipto, Indonesia y Nigeria, importarán en particular grandes cantidades.

Los precios internacionales del trigo se redujeron ligeramente en junio con el inicio de la temporada de recolección de 2013 en el hemisferio norte. Por el contrario, los precios del maíz aumentaron, apoyados por la continua escasez de suministros. Los precios de exportación de arroz fueron en general estables.

Inseguridad alimentaria

El informe de la FAO se centra en los acontecimientos que afectan a la situación de la seguridad alimentaria de los países en desarrollo. En su repaso a los puntos críticos de inseguridad alimentaria, destaca los siguientes países:

En Siria, la producción de trigo de 2013 se redujo en forma significativa por debajo de la media debido a la escalada del conflicto civil y la interrupción de las actividades agrícolas. El sector ganadero se ha visto también muy afectado. Se calcula que cerca de 4 millones de personas se enfrentan a una situación de grave inseguridad alimentaria.

En Egipto, los disturbios sociales y el descenso de las reservas de divisas han creado preocupación sobre la seguridad alimentaria.

En África central prevalecen graves condiciones de inseguridad alimentaria debido a la escalada de conflicto que afecta a alrededor de 8,4 millones de personas en la República Centroafricana y la República Democrática del Congo.

En África occidental, la situación alimentaria es en general favorable en la mayoría de las zonas del Sahel tras una cosecha de cereales en 2012 superior a la media. Sin embargo, un gran número de personas siguen aún afectadas por los conflictos y los efectos persistentes de la crisis alimentaria de 2011/12.

En África oriental, a pesar de que la seguridad alimentaria de los hogares ha mejorado en la mayoría de los países, persisten una grave preocupación por los conflictos en Somalia, Sudán y Sudán del Sur, con 1 millón, 4,3 millones y 1,2 millones de personas padeciendo inseguridad alimentaria, respectivamente.

En Madagascar, se espera que los daños causados ​​por la plaga de langostas y un ciclón lleven a un descenso de la producción agrícola en 2013, provocando un aumento del hambre, en especial en las regiones del sur y el oeste del país.

En la República Popular Democrática de Corea, a pesar una mejor cosecha de cereales en la temporada principal de 2012 y una producción casi normal de la cosecha en curso de la temporada temprana de 2013, persiste la inseguridad alimentaria crónica. Se estima que unos 2,8 millones de personas vulnerables requerirán ayuda alimentaria hasta la próxima cosecha en octubre.

En total, hay 34 países que necesitan ayuda alimentaria externa, de los cuales 27 se encuentran en África.