FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

Es necesario fortalecer el sistema mundial de seguridad alimentaria

El Director General de la FAO interviene en el Foro Mundial sobre Cereales en Rusia

Photo: ©FAO/...
La agricultura necesita un mayor porcentaje de la ayuda para el desarrollo

6 de junio de 2009, San Petersburgo - El Director General de la FAO, Jacques Diouf, pidió hoy el fortalecimiento del sistema planetario de gobernanza de la seguridad alimentaria mundial, junto al cambio de aquellos aspectos del sistema del comercio internacional que no han funcionado en la lucha contra la pobreza.

"Tenemos que construir un sistema para gobernar la seguridad alimentaria mundial que sea más coherente y eficaz, y corregir las políticas y el sistema internacional comercial que han llevado a un agravación del hambre y la pobreza", aseguró Diouf.

El responsable de la FAO realizó este llamamiento en la jornada inaugural del Foro Mundial sobre Cereales, que tiene lugar en San Petersburgo (Federación de Rusia), y en la que participan Ministros de Agricultura y representantes de más de 50 países.

El Presidente Ruso, Dmitry Anatolievitch Medvedev, asistió también a esta importante reunión de dos días para la seguridad alimentaria mundial y el mercado internacional de cereales. Su celebración parte de una propuesta realizada inicialmente por la Federación de Rusia en la Cumbre del G8 que tuvo lugar en Japón en julio de 2008.

Momento de actuar

"Lo importante hoy es darse cuenta que el momento de las palabras forma parte del pasado", subrayó Diouf en la reunión. "Ahora ha llegado el momento de actuar -añadió-. La crisis alimentaria nos ha enseñado que para eliminar el hambre tenemos que combatir sus raíces y no limitarnos tan solo a afrontar las consecuencias de los errores del pasado".

"El aumento de los precios alimentarios comenzó en 2006, se aceleró en 2007 y llegó al máximo en junio de 2008. Ello significa que en tan solo dos años el precio internacional de los alimentos básicos aumentó un 60 por ciento y el de los cereales se duplicó", indicó Diouf.

Añadió que "hay que destacar que el precio medio de los alimentos permanece aún un 17 por ciento más alto que en 2006, y el 24 por ciento por encima respecto a 2005. Además, la proporción de reservas/utilización de cereales en 2007/08 se situaba en el 20,2 por ciento, su nivel mínimo en los últimos 30 años.

115 millones más de hambrientos

El alza vertiginosa de los precios alimentarios causó que el número de víctimas del hambre aumentara en 115 millones de personas en el mundo, según la FAO.

"Los resultados iniciales de un estudio de la FAO indican que la crisis económica y financiera podría arrastrar a unos 100 millones de personas más hacia una situación de hambre crónica", alertó Diouf, recordando que 1 000 millones de seres humanos sufren hambre, el equivalente al 15 por ciento de la población mundial.

En el último mes había 31 países en situación de crisis alimentaria, necesitando ayuda de emergencia. Veinte de estos países se encuentran en África, nueve en Asia y Oriente Próximo y dos en Centroamérica y el Caribe. 

Necesario aumentar el porcentaje de la ayuda oficial al desarrollo para la agricultura

"Es inaceptable. ¿Cómo podemos explicar esta situación tan dramática a personas con raciocinio y buena fe en un mundo con abundancia de recursos internacionales, en el que miles de millones dólares EE.UU. se gastan para estimular la economía mundial?", se cuestiona el Sr. Diouf.

El Director General de la FAO pidió igualmente destinar un mayor porcentaje de la ayuda al desarrollo para incrementar la producción agrícola en los países en desarrollo, invirtiendo en infraestructuras rurales y garantizando el acceso a insumos modernos, asegurándose que los pequeños campesinos cuentan con la ayuda adecuada por parte de las instituciones.